fbpx
21 °C Asunción, PY
5 de junio de 2023

La economía de Ecuador creció 2,9 % en 2022 y baja proyección de 2023 a 2,6 %

Quito, 31 mar (EFE).- La economía ecuatoriana creció un 2,9 % en 2022 hasta alcanzar su producto interior bruto 115.049 millones de dólares, según las cuentas nacionales presentadas este viernes el Banco Central de Ecuador (BCE), que redujo sus previsiones de crecimiento para 2023, de 3,1 % a 2,6 %.

La tasa del 2,9 % de aumento del PIB estuvo por encima de la última proyección de 2,7 %, presentada por el BCE en septiembre.

La institución bancaria destacó en un comunicado que estos resultados se dieron «a pesar de las pérdidas ocasionadas por las paralizaciones en junio», lideradas por el movimiento indígena en una movilización durante 18 días contra la carestía de la vida y la política económica del Gobierno del presidente Guillermo Lasso.

La economía ecuatoriana fue impulsada principalmente por el dinamismo del consumo de los Hogares, con un crecimiento del 4,6 %, seguido del gasto del Gobierno, con 4,5 %; y de las exportaciones e inversión, con 2,5 %.

El crecimiento de las exportaciones se vio impulsado por el petróleo, el camarón elaborado, minerales metálicos y no metálicos y aceites crudos, entre otros productos.

Entre los sectores con mayor crecimiento se encuentran el de alojamiento y servicios de comida (12,2 %), la acuicultura y pesca de camarón (11,8 %), correo y comunicaciones (10,7 %), suministro de electricidad y agua (6,7 %) y enseñanza y servicios sociales y de salud (5,8 %).

Sin embargo, el Banco Central de Ecuador redujo las previsiones de crecimiento para 2023 del 3,1 % al 2,6 %, debido a la desaceleración de las exportaciones petroleras.

Desde inicio de año, el precio del barril de petróleo está por debajo de lo proyectado por el Gobierno en los presupuestos generales, en los que estimó un valor promedio de 65 dólares.

Esta proyección de crecimiento para 2023 se vería impulsada por la recuperación de la inversión y el dinamismo del consumo de los hogares.

Así, el BCE prevé que la inversión crezca el próximo año en 3,4 %, el consumo de los hogares en 3,2 %, las importaciones en 3,1 %, las exportaciones en 2,5 % y el gasto de Gobierno en 0,5 %.