fbpx
28 °C Asunción, PY
23 de enero de 2022

Opinión

Sequía y contagios, malas noticias para un año electoral

En más de tres décadas de democracia, nuestro país no ha logrado generar resortes institucionales sólidos como para blindar a la economía de un año electoral. A esto se suman sucesos inesperados como una sequía que afecta al campo y una nueva ola de contagios que vuelve a generar incertidumbre. Son malas noticias y algún día habrá que dejar de depender de la suerte.

Pandemia y post-pandemia: Reflexión sobre las lecciones aprendidas

Haciendo un balance de estos casi dos años de pandemia, me surgieron dos preguntas para reflexionar: ¿Qué nos dejó la pandemia como lección aprendida? y ¿Qué Paraguay queremos en el mediano plazo?

La ciencia como necesidad básica

La pandemia ya nos mostró cómo el conocimiento y la preparación nos llevan a solucionar los problemas más temprano o más tarde, según cuánto hemos invertido en ciencia e innovación.

Sin embargo, varios sectores deben ahora levantar sus voces en defensa de los recursos del FEEI, en un país donde los fondos destinados a la investigación son absolutamente insuficientes.

Las manos atadas ante la inflación

La población paraguaya enfrenta un periodo de intensa suba de precios, mientras los ingresos de las familias aún no logran recomponerse al 100% tras el impacto de la pandemia de COVID-19.

Luego de la pérdida de vidas a causa de la enfermedad y el sufrimiento de varios sectores económicos, este deterioro del poder adquisitivo empaña el tan anhelado proceso de recuperación.

La primavera de una juventud para la que el estudio todavía es un sueño: ¿Hacia dónde vamos como país?

Desde hace varios años se repite en diversos ámbitos el orgullo que representa haber logrado la estabilidad macroeconómica de manera sostenida. Pero, ¿alcanza con eso?

Resulta difícil pensar en un Paraguay pujante a 20 años, cuando solo la mitad de los jóvenes accede a una institución educativa formal.

Las ansias de recuperación económica y la eterna inseguridad en Paraguay

Cuando los diversos sectores parecen por fin levantar cabeza, tras los difíciles últimos dos años que nos tocó soportar, la inseguridad física e institucional nuevamente ensombrece los ánimos de quienes solo quieren volver a trabajar.

Los ataques en la zona norte del país y la incertidumbre sobre la resolución del proyecto de ley de fletes son frentes que deben ser atendidos con urgencia, para generar tranquilidad en la población y recuperar la confianza.

La vergonzosa informalidad

Las precarias condiciones de trabajo son un mal que todavía afecta a más de la mitad de la población ocupada en Paraguay. Esta problemática se incrementó con la pandemia, pero también marcó una fuerte presencia en años de bondad económica y en sectores que se consideran motores del crecimiento. Un flagelo social que necesita una urgente atención.

La falta de creatividad en las campañas electorales y la pérdida de puntos en la era COVID

La pandemia obligó a reconfigurar la forma en que trabajamos, nos relacionamos con nuestro entorno y planificamos el futuro, pero el mensaje parece no haber llegado a los precandidatos a los cargos electorales para las próximas municipales.

Las mismas fórmulas de siempre en las campañas, además de aportar poco o nada al análisis de las propuestas, se convierten en riesgo de contagio en la actual emergencia sanitaria y despiertan el repudio de una ciudadanía que lucha por sobrellevar tan difícil situación.

Más allá del reciclaje

El 17 de mayo se conmemoró el Día Mundial del Reciclaje y con motivo de tan importante fecha, el gerente de Comunicaciones de Tetra Pak para el Cono Sur de América, Gerardo Imbarack, reflexiona sobre las prácticas que deben tener en cuenta las empresas para ser cada vez más sostenibles.

“Ojalá nos equivoquemos”

Las perspectivas económicas de Paraguay se vienen deteriorando a medida que empeora la situación sanitaria. El cierre de cada entrevista con analistas locales tiene en común el deseo de que no se cumplan las expectativas de que el 2021 finalmente no será el año de recuperación que estábamos esperando. Pocas veces sentimos estas ganas de no acertar, pero todo indica que los mejores días todavía tardarán en llegar.