fbpx
26 °C Asunción, PY
21 de abril de 2024

“Estamos viendo una explosión de empresas que se están instalando en el país”

El ministro del MIC, Javier Giménez, resaltó las ventajas competitivas de Paraguay, como los impuestos bajos, los cuales generan un aumento en la instalación de empresas, especialmente en sectores como la maquila, e incentiva la llegada de inversiones en general.

Por otra parte, enfatizó en la importancia de cumplir con los requisitos de la ley 1115 para las exportaciones a la Unión Europea, resaltando que, aunque pueda resultar complicado, es necesario para acceder a ese mercado exigente pero lucrativo.

El sector industrial del Paraguay se encuentra sumamente optimista respecto al año 2024, y esto se fundamenta en el notable interés que los inversionistas extranjeros han mostrado hacia el país. 

Además, es crucial tener en cuenta que Paraguay está en vías de alcanzar el codiciado grado de inversión, lo que lo coloca en una posición de crecimiento sin precedentes en la región.

En este contexto, el Ministro de Industria y Comercio, Javier Giménez, subrayó la importancia de estas fortalezas que ofrece Paraguay. Sin embargo, también reconoció la existencia de desafíos por enfrentar, especialmente en lo que concierne al ámbito de la seguridad jurídica.

Por otro lado, destacó que se está trabajando para los incentivos a la inversión, así como de impulso a la industria del biodiésel. Estos temas, según Giménez, son cruciales para mantener y fortalecer el atractivo de Paraguay como destino de inversión y para asegurar un crecimiento sostenible y próspero en el futuro cercano.

El titular del MIC, dió esta entrevista tras una reunión mantenida con los miembros de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), y también, con los integrantes de la Unión Industrial Paraguaya (UIP). 

  • Luego de reunirse con empresarios del sector privado, específicamente con la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), ¿cuáles fueron las propuestas que le hicieron llegar al Ministerio al que representa?

Una reunión de trabajo muy linda, informativa, con varias empresas referentes de la economía paraguaya, escuchando también reclamos, los cuales fueron muy válidos y que hacen a la construcción de lo que todos queremos. 

Se mencionó mucho, pero que no cae dentro del ámbito exclusivo del ministerio, pero que tiene que ver con la gestión del gobierno, es la seguridad jurídica que salta lamentablemente, y en algunas cuestiones que tenemos que ir mejorando. 

Sin embargo, es importante mencionar que el Paraguay tiene estabilidad macroeconómica, un crecimiento que es envidiable para los países de la región, recursos inagotables, pero sí tiene tareas para ir mejorando y una de ellas es esa. 

  • ¿Cuáles son las acciones que van a tomar para dar respuestas a esos reclamos?

Aquí están representadas varias empresas de las mejores que hay en Paraguay y las preocupaciones manifestadas se resuelven de esa forma, es decir, reconociendo el problema y tomando medidas de gestión para alcanzar esa solución. 

  • ¿Cómo van a plantear el tema de los incentivos para la atracción de inversión extranjera?

Paraguay ya tiene leyes de atracción de inversiones muy importantes, que están, como por ejemplo, tiene la ley 60/90, tiene la ley de maquila, tiene numerosas leyes que le hacen que sea atractivo. 

De hecho, los impuestos ya son bajos en el Paraguay, con costos muy competitivos. Por eso estamos viendo una explosión de empresas que se están instalando, como el rubro de maquila.

Entonces, eso se va a mantener, el gobierno se va a mantener con sus impuestos bajos y su política de incentivo a esa atracción de inversiones. 

  • Con relación a las exportaciones o negociaciones con la Unión Europea (UE), ¿qué se puede mencionar tras su reunión con representantes de la Unión Industrial Paraguaya?  

En este caso, en particular hablé en el seno de la Unión de Industrial Paraguay (UIP), se hizo un recuento de todo lo que había ocurrido con dos temas que son separados. Uno es el tratado de libre comercio con la Unión Europea, que ahora está parado por decisión principalmente de los países de la Unión Europea, y la reglamentación 1115, que es algo que vienen trabajando el Ministerio de Industria y Comercio con el Ministerio de Agricultura, Cancillería y el Mades. 

En cuanto al sector Industrial y el sector productivo, creo que coinciden en que el Paraguay tiene que mirar hacia afuera, tiene que tener vocación exportadora. La 1115, la ley que rige la exportación de productos de todo el mundo, no solamente de Paraguay, a la Unión Europea, es una ley que te puede gustar o no. 

En el caso particular nuestro, y creo que del mundo, a nadie le gusta, a nadie le gusta cumplir requisitos que tienen que ver con las exportaciones, pero es algo que está ahí. 

Entonces el Paraguay tiene que buscar los mecanismos para lograr cumplir esos requisitos para poder llegar a ese mercado que es el más exigente, pero el que mejor paga al mismo tiempo. 

Entonces se está construyendo ese consenso para que trabajemos todos juntos en crear estos sistemas de trazabilidad, por ejemplo que exige la ley 1115 para poder acceder a ese mercado. 

Pero nadie está a favor de la reglamentación 1115, es una ley de la Unión Europea que te da una serie de requisitos que tenés que llenar para poder exportar. Si me preguntas a mí o a cualquiera en el Paraguay, por supuesto, yo quiero exportar sin llenar ningún requisito. 

Es como que te diga, yo quiero viajar a Estados Unidos sin visa, quiero agarrar mi pasaporte y entrar en Estados Unidos, pero me exigen visa. 

Nadie le gusta hacer el requisito para la visa, pero si te queres ir a Estados Unidos, tenés que hacer la visa, de la misma forma la 1115, nosotros no acompañamos, pero ahí está. Lo que tenemos que hacer es lentamente de forma gradual ponernos a la altura en cuanto al cumplimiento de estos requisitos si queremos exportar a Europa.

  • ¿Cuáles son esos requisitos más difíciles de cumplir el ministro?

Europa exagera un poco, comenzó como una reglamentación que tenía como objetivo que las exportaciones no vengan de zonas deforestadas y luego se amplió al cumplimiento de las leyes laborales, a la protección de los pueblos originarios. 

Entonces son una serie de requisitos pesados, pero si uno quiere acceder a esos mercados tiene que hacerlo, la industria de cuero por ejemplo en el Paraguay ya viene haciendo eso, la cuota Hilton que es la prueba de que Paraguay ya exporta a Europa cumpliendo esos requisitos exigentes, entonces no va a ser la primera vez. 

Tenemos que trabajar en conjunto para que el país tenga y les dé herramientas a sus exportadores para que pueda llegar a esos mercados.

  • Con el tema del biodiésel, ¿se tiene previsto incrementar la mezcla, para cuándo podría darse eso? 

En los próximos 60 días vamos a tener novedades, se está estudiando la ley. Justamente hoy apareció un representante de CADAM que había dicho que el parque automotor paraguayo, también necesita un tiempo de adaptación a estas mezclas y unas cuestiones técnicas. Pero la tendencia es esa. La tendencia es que Paraguay pueda cada vez más procesar sus granos y utilizar ese aceite, ese biodiésel para la mezcla.

Te puede interesar