fbpx
32 °C Asunción, PY
15 de junio de 2024

“Las perspectivas son optimistas y no se prevén cambios en las reglas tributarias hasta 2028”

Oscar Orué, titular de la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT), habló con MarketData en su edición Open Week, acerca de la recaudación tributaria en el primer cuatrimestre del 2024, donde destacó un aumento del 24%, equivalente a unos USD 432 millones.

El director de la DNIT resaltó que la lucha contra el contrabando y la evasión tributaria han sido clave para este éxito, y que se planea seguir incentivando la formalización de la economía para mantener altos niveles de recaudación sin aumentar los impuestos hasta el 2028.

El 4 de julio de 2023, se promulgó la ley 7143/23, con la cual se creó la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT), resultante de la fusión de dos instituciones, la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) y la Dirección Nacional de Aduanas. 

A casi un año de su creación, Oscar Orué, director nacional de Ingresos Tributarios, habló sobre la recaudación del primer cuatrimestre del año, destacando un aumento del 24%, equivalente a 432 millones de dólares. 

En una entrevista exclusiva para MarketData, Orué explicó además que la DNIT mejoró la trazabilidad de los ingresos y la gestión de riesgos, mediante el combate al contrabando y la evasión fiscal. 

Por otro lado, dio a conocer su proyección para el cierre del 2024, donde espera un crecimiento económico de 3,8% al 4% y un aumento de la recaudación anual a cerca de USD 5.000 millones, sin la necesidad de crear nuevos impuestos y trabajando fuertemente en una mayor formalización.

Además, el director resaltó la incorporación de 40.000 nuevos contribuyentes de enero a mayo de este año, así como la atracción de inversiones extranjeras, especialmente de Argentina, gracias a los atractivos fiscales que ofrece Paraguay. 

Para finales del periodo de gobierno de Santiago Peña, es decir, los próximos cuatro años, la DNIT tiene como meta alcanzar 2 millones de contribuyentes, para lo cual se trabaja en coordinación con otras entidades y en el fortalecimiento del uso de sistemas informáticos avanzados.

  • ¿Cómo cerró la DNIT en este primer cuatrimestre del año? 

En este primer cuatrimestre del año el aumento de la recaudación fue de un 24%, hablando en números, serían aproximadamente unos USD 432 millones más de aumento. 

Cuando se creó la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT), el objetivo de los USD 400 millones más en recaudación, era recién para el 2025, sin embargo, esto fue posible gracias a una gestión más eficiente, mejores controles y sobre todo, una mejor utilización de datos de todo el sistema recaudatorio del país. 

La información con la que se cuenta hoy en día, en relación a los ingresos como importaciones, exportaciones, comercio interno y reexportación, permiten una trazabilidad para establecer un sistema de gestión de riesgo mucho más eficiente de lo que se tenía anteriormente.

A lo largo de este periodo, hemos combatido mucho lo que tiene que ver con la lucha hacia el contrabando, la evasión de impuestos en sus dos aristas, desde el ámbito de impuestos internos y el ámbito aduanero, donde había cambios en mercaderías, subvaloración de productos, ingreso en frío (pagar cero de impuestos al momento de ingresar cierto tipo de mercadería). 

Todo este trabajo, hoy tiene sus frutos. Nuestra estimación de crecimiento para el 2024 es de aproximadamente unos USD 650 o 700 millones más de lo que normalmente se suele recaudar. En 2023 cerramos con casi USD 4.400 millones de recaudación, entonces sobre ese monto esperamos un aumento de USD 650 a 700 millones más.

  • ¿La DNIT va a cumplir un año desde su creación? ¿Cuál es el balance que se puede hacer hasta el momento, se cumplieron los objetivos?

El balance es muy positivo. El PIB aumentó casi un 5% el año pasado y se espera un crecimiento de alrededor del 3,8% para este año, con la esperanza de alcanzar el 4%. Este crecimiento sostenido contrasta con años anteriores donde los shocks externos afectaban a la recaudación, especialmente en lo relacionado al comercio exterior.

En cuanto a la lucha contra la corrupción, hemos sido muy eficientes, se han identificado y corregido esquemas fraudulentos, denunciándolos a la justicia ordinaria de tal manera que se tomen cartas en el asunto. 

Esto, junto con la construcción de institucionalidad, seriedad y confianza, permitirá mantener niveles altos de recaudación. Por ejemplo, mirando los números de abril, vemos que la recaudación creció un 30% en promedio, y esperamos cifras similares en mayo.

Las perspectivas para el futuro son muy positivas en la medida que la economía siga creciendo. De enero a mayo de 2024 tuvimos casi 40.000 nuevos contribuyentes. Además, de un aumento en la inversión extranjera, con muchas empresas argentinas estableciéndose en el país, resultado del trabajo del presidente Santiago Peña en sus visitas internacionales.

  • El objetivo inicial de la DNIT fue no aumentar ni crear nuevos impuestos ¿Considera viable este desafío para el mediano y largo plazo?

En 2019, Paraguay realizó una reforma tributaria significativa, que entró a regir en 2020, donde se estableció una equidad y justicia tributaria. Esta reforma consolidó el IRACIS y el IRAGRO en un solo impuesto a la renta empresarial, con el IDU desempeñando un papel crucial en la distribución de utilidades para residentes y no residentes. Aunque inicialmente se percibió como un cambio superficial, la reforma demostró tener un impacto positivo.

El presidente Peña, durante su campaña, prometió no cambiar las reglas tributarias, considerando que la reforma aún tiene margen para crecer sin la necesidad de aumentar los impuestos. La estrategia se enfoca en una mayor formalización y en el combate a la evasión, que está haciendo posible superar los USD 1.000 millones en recaudación en dos años mediante controles y mejoras sin necesidad de incrementar la carga tributaria.

Las perspectivas para los próximos cinco años son optimistas, y no se prevén cambios en las reglas tributarias hasta 2028, según la promesa del presidente. El próximo gobierno deberá evaluar la situación y decidir si es necesario ajustar los impuestos. 

Debemos ver qué pasará en estos cuatro años, que esperamos sean de crecimiento y consolidación; y del despegue económico que tanto estamos esperando para el país, donde un sistema tributario sencillo y la seguridad jurídica jugarán un papel fundamental en la inversión extranjera. Por lo tanto, creo que Paraguay así, como está, puede tener en los próximos cinco años un nivel de aumento de recaudación importante sin tocar ningún solo impuesto.

  • ¿A cuántos contribuyentes planean llegar para 2025?

Para entender el contexto, actualmente hay unos 3,5 millones de personas económicamente activas en el país. De este total, 1,2 millones son contribuyentes registrados, ya sean personas físicas o jurídicas; por lo tanto, existe un sector significativo conocido como el sector informal, que no está inscripto aún en el Registro Único de Contribuyentes (RUC) ni aporta al Instituto de Previsión Social (IPS).

En ese sentido, nuestro objetivo es incentivar la formalización de este sector “informal”, para eso, planeamos llegar a 2 millones de contribuyentes directos para el año 2028, por lo que este año, esperamos sumar al menos 100.000 nuevos contribuyentes. 

Es importante destacar que, aunque algunas personas no están formalmente inscritas, también pagan impuestos indirectamente cuando compran en lugares que emiten factura y cumplen con las reglas tributarias. 

  • ¿Cómo avanza la tarea de impulsar la educación en materia tributaria? ¿Qué acciones se implementan al respecto? 

La estrategia clave es trabajar en coordinación con diversas instituciones. Hemos colaborado estrechamente con el Ministerio de Trabajo y el Instituto de Previsión Social (IPS), con el recientemente firmado convenio con el IPS para mejorar su sistema de recaudación, especialmente en lo relacionado con el aporte obrero patronal.

También estamos colaborando con el Viceministerio de Mipymes y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) para incentivar el uso de regímenes simplificados, como el IRE Simple y Resimple, ya que son pocas las personas que conocen estos regímenes. 

Socializar estos regímenes y trabajar en conjunto con otras instituciones del Estado, es primordial para que más personas los conozcan y los aprovechen, debido a que la formalización no solo implica inscribirse y pagar impuestos, sino también aumentar la competitividad y el crecimiento de las empresas. 

Formalizarse permite crecer a los negocios, ya que podrán vender a empresas que exigen factura legal para realizar sus compras, por lo que representa una oportunidad de desarrollo y crecimiento, no solo como una obligación fiscal para los comercios.

  • ¿Por qué una persona o empresa debería pagar sus impuestos? ¿Qué beneficios tiene al pagar impuestos?

Pagar impuestos es una obligación establecida desde la creación del Estado y está respaldada por la Constitución Nacional. Si queremos un desarrollo económico sostenible, una institucionalidad fuerte y un Estado capaz de proveer seguridad, salud, educación e infraestructura, es fundamental cumplir con esta responsabilidad.

Muchos prefieren mudarse a países con servicios gratuitos de salud y buen transporte público, pero estos beneficios solo son posibles gracias al pago de impuestos elevados. En Paraguay, los impuestos son relativamente bajos, pero esto plantea la pregunta de si primero deben aumentarse los impuestos o mejorarse los servicios.

Con el aumento que se viene dando en la recaudación, el Estado paraguayo tiene más recursos para satisfacer necesidades básicas y a medida que la población vea reflejado el pago de sus impuestos en mejores servicios, educación y salud, entenderá la importancia de pagar sus impuestos.

En este contexto es que el Ministerio de Economía y Finanzas, está trabajando en mejorar la calidad del gasto público, implementando presupuestos basados en resultados. También, el presidente Santiago Peña subrayó la necesidad de aumentar la cantidad de policías para mejorar la seguridad en las calles, construir más viviendas a través del programa Che Roga Porã y mejorar el transporte público, mediante la transformación de todo el sistema.

Entendemos que el cumplimiento fiscal no es agradable en ningún país, pero con impuestos bajos y una mejora constante en los servicios, la gente va a tener mayor predisposición a cumplir con sus obligaciones. 

Te puede interesar

Perspectivas del sector combustible: «Nos preocupa el consumo, por la menor cosecha y los ajustes de precios»

La merma sojera y el encarecimiento del petróleo generan una menor expectativa para la venta de gasoil, mientras que el consumo de nafta también sería perjudicado por el ajuste de precios en casi todos los emblemas.

Así explicó Jorge Cáceres, gerente general de Copetrol. Apunta que el dólar alto es otro elemento de presión y que una reducción del selectivo al consumo podría mitigar la suba de precios de los combustibles, aunque no revertirla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You cannot copy content of this page