fbpx
26 °C Asunción, PY
19 de abril de 2024

“Mejorar la educación y fortalecer líneas de crédito dirigidas a las mujeres, es una inversión con alta rentabilidad para el país”

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Gloria Ayala Person conversó con MarketData acerca de los desafíos que enfrentan las mujeres y las empresas en temas relacionados a la inclusión e igualdad de condiciones.

A su opinión, en los últimos años, los gremios han visualizado la necesidad de incorporar la mirada femenina en la toma de decisiones y es donde la mayoría de los directorios ya cuentan con, por lo menos, un 30% de participación femenina.

En el mundo de las finanzas y los negocios, la inclusión de las mujeres es un tema constante de debate, especialmente debido a la notable brecha que existe. Aún así, muchas de ellas lograron ganarse un lugar mediante la determinación y ganas de alcanzar la independencia financiera y la igualdad de oportunidades. 

En ese contexto, Gloria Ayala Person, directora de Cadiem Casa de Bolsa respondió a preguntas respecto al tema de la inclusión y los desafíos del sector para el futuro cercano en cuanto a equidad de género y el rol que desempeñan las mujeres en las posiciones de liderazgo.

  • ¿Cuáles son los principales desafíos que atravesó a lo largo de su carrera dentro del mercado bursátil?

Ingresé en 1992 como asistente del proyecto de apertura de la Bolsa de Asunción, en el momento de la inauguración fui nombrada gerente general, asumiendo un rol totalmente distinto al liderar al equipo de colaboradores e implementar la primera etapa. 

Al poco tiempo, fui contratada como presidente de una casa de bolsa, asumiendo en la Bolsa de Asunción el cargo de vicepresidente. Luego de unos años, fundé Cadiem, inicialmente como una consultora empresarial. 

Recién en 2003 -más de 10 años después de haber iniciado mi carrera bursátil-, el movimiento de la bolsa de valores, fue suficientemente estable como para que Cadiem se convierta en una casa de bolsa, que lo logré en asociación con colegas junto con quienes hasta hoy en día desarrollamos la empresa. Este esfuerzo conjunto nos permitió crecer y habilitar hace más de 10 años, Cadiem Administradora de Fondos. 

Cabe destacar que, para una joven de 23 años -arrancando la década de los 90-, no era sencillo lograr reuniones con empresarios, dueños de bancos, abogados, contadores y auditores. Esos eran espacios dominados por profesionales hombres muy reconocidos; y que una vez allí, me escuchen atentamente, valoren mis comentarios y tomen decisiones estratégicas de transformación empresarial basándose en mis criterios, fue importante.

Durante todo este tiempo -32 años-, he tenido oportunidades maravillosas de vivir y disfrutar de muchas situaciones desafiantes, como la transformación de la bolsa tradicional a una bolsa electrónica. 

Probablemente uno de los desafíos que no solo me marcó en lo personal, sino a todo el mercado nacional, ha sido el diseñar servicios que respondan adecuadamente las expectativas de clientes que -en su mayoría-, desconocían el funcionamiento de un mercado de valores en Paraguay; así como cubrir las necesidades de herramientas financieras útiles para la expansión y consolidación de empresas. 

  • ¿Qué porcentaje aproximado dentro de la nómina de directorio en las empresas o gremios donde se ha desempeñado a lo largo de su carrera, estuvo ocupado por mujeres?

Si bien no cuento con estadísticas que avalen los datos, me atrevería a decir -sin temor a equivocarme- que, a nivel directivo en las empresas, rara vez he coincidido con otras mujeres. 

En gremios, sin duda en los últimos años se ha desarrollado más la necesidad de incorporar la mirada femenina y es donde la mayoría de los directorios ya cuentan con -por lo menos-, un 30% de participación femenina.

  • ¿Considera que dentro del sector empresarial es imperativo trabajar sobre iniciativas de inclusión y diversidad de género?

Solo si los empresarios quieren ganar más dinero. Cuando se tiene un hijo es cuando uno se fija en productos para bebés. O sea, tienen que suceder dos cosas para que le prestes atención a algo: primero, te tiene que llamar la atención; y segundo, te tiene que interesar hacer algo al respecto. 

Entonces, si las empresas quieren desarrollar productos o servicios para el 50% de la población -mujeres-, tienen que lograr que desde el directorio se “sientan” mujeres para tomar decisiones. 

Nadie mejor que una mujer para pensar y sentir como mujer. Si algún hombre pudiera entender a las mujeres, se haría rico y estoy segura que tendría menos problemas con su esposa e hijas.

  • Desde su posición, ¿considera que son suficientes los cargos asignados u ocupados por mujeres en empresas del sector privado como entidades públicas?

En la mayoría de las empresas y en las entidades públicas, probablemente haya tantas mujeres como hombres, aunque obviamente hay rubros que son más “masculinos” como la construcción (fuerza física); y otros más “femeninos” como la docencia o la enfermería (cuidado a otros y poca paga). 

Pero, volviendo al punto de la pregunta, en cargos directivos es en donde no existe equidad de género y creo que esto es por varios motivos y no precisamente por discriminación machista. 

Las mujeres muchas veces optamos por priorizar a la familia, no queremos quedarnos a la noche a una reunión con clientes, no queremos que nos trasladen de ciudad o viajar constantemente, queremos estar temprano en la casa para estudiar con los niños que rinden al día siguiente o para preparar la cena. 

En mi opinión, es válido que podamos elegir nuestras prioridades. No todas las mujeres quieren ser esposas o madres; y no todas las mujeres quieren ser empresarias.

  • ¿Cómo aborda el sector la realidad de la brecha salarial y el poco impulso de políticas públicas sobre equidad de género en las empresas?

Se calcula que en el mismo cargo y responsabilidad, las mujeres aún ganan menos del 75% de lo que gana un varón, esta brecha es real. Los hombres y las mujeres tenemos los mismos derechos, pero los de las mujeres son los más vulnerados, pues la línea de oportunidades de la infancia no son las mismas. 

A las niñas les damos una muñeca y a los varones autos, esto no es distinto a la enseñanza cultural de las niñas “ayudan” a cuidar niños y ancianos, a cocinar y limpiar la casa, mientras los varones pueden “ayudar” a arreglar autos y artefactos eléctricos. 

En ello radica la necesidad de políticas públicas dirigidas a incrementar el potencial de creación de riqueza que las mujeres pueden aportar al crecimiento económico y social del país. Mejorar la educación y fortalecer líneas de crédito dirigidas a las mujeres, es una inversión con alta rentabilidad para todo el país. 

  • ¿Dentro del ámbito económico, se promueve el compromiso con la participación activa de las mujeres en la toma de decisiones clave?

Las mujeres en general son percibidas como con cualidades afectivas como: asertividad, amabilidad; valores como la honestidad, protección a la siguiente generación (buen nombre) y habilidades de atención a los detalles, que le permiten posicionarse en las empresas para áreas de caja, tesorería y administración en general. 

La toma de decisiones sobre el dinero, es innata de la mujer. En la mayoría de nuestras familias es una mujer la que estira los siempre escasos recursos para que alcance para todo el mes, para todos los miembros de la familia. 

Entonces, ese cuidado “equitativo” al dinero, también se traslada a nivel empresarial y esto es muy valorado. Ahora bien, para acceder a cargos de confianza, también debe tener preparación académica. No es suficiente ser mujer, hay que tener la capacidad de competir y demostrar potencial.

  • ¿Alguna mujer o empresaria que la haya inspirado a lo largo de su vida y carrera profesional?

Admiro la capacidad, talento y resiliencia de Oprah Winfrey. Además, estoy muy agradecida con numerosas empresarias paraguayas que no solo son ejemplo en el ámbito de los negocios, sino inspiración por sus valores humanos, por lo que sería injusto citar solo a algunas de ellas. 

  • ¿Qué otros aspectos se deben trabajar para que en el futuro cercano ya no sea necesario hablar de inclusión y equidad de género?

Me parece necesario señalar más las oportunidades, capacidades y habilidades, a todos nos conviene incluir a las mujeres, si no lo hacemos como país perdemos demasiado potencial de negocios. 

Mirar a las mujeres como productoras y como potenciales clientes, tomadoras de las decisiones de consumo de la familia y de compras de las empresas, nos puede iluminar sobre la importancia económica y los beneficios que trae aparejado no desperdiciar sus talentos.

  • ¿Qué tan importante es el acceso a oportunidades que promueven la formación constante de las mujeres en liderazgo para su desempeño dentro de los distintos sectores?

Existe un sesgo cultural que se inicia en el propio hogar, desde ahí condenamos a las mujeres a estudiar y trabajar en los oficios peor remunerados y a no desarrollar carreras técnicas o profesionales mejor pagadas. 

Cabe señalar que cuando una mujer mejora sus ingresos, la calidad de vida de la siguiente generación y oportunidades para toda la familia mejora sustancialmente, incluyendo a los niños y niñas. 

Entonces, hay que crear las oportunidades, disminuir las barreras limitantes que usualmente son más mentales que físicas, cuestionarnos si lo que nos fue útil antes, sigue siendo adecuado actualmente, para aprovechar mejor la tecnología y el acceso a la información, a fin de derribar esos mitos y aumentar las oportunidades.

MÁS SOBRE GLORIA AYALA PERSON

Cuenta con más de 30 años de experiencia profesional y una trayectoria comprobada desarrollando emprendimientos y asesorando a personas, familias y empresas privadas, así como organizaciones de la sociedad civil y a continuación te cuento más de mi experiencia.

En su rol de empresaria se destaca como fundadora, accionista y directora de: Cadiem Casa de Bolsa, Cadiem Administradora de Fondos, Cavida, Superarte, Potenciarte e Innovarte. 

Además, es presidente de la Asociación de Empresarios Cristianos (ADEC); y vicepresidente del Club de Ejecutivos del Paraguay.

En su rol social, se desempeña como miembro del consejo consultivo empresarial de Unicef; y embajadora de Plan Internacional en Paraguay para el programa “Por ser niña”.

Su formación académica destaca por su título de economista, por la Universidad Nacional de Asunción (UNA). Posee un MBA, por la Universidad Católica de Asunción. Además de un doctorado en economía, por la Universidad de Sevilla.

Por otra parte, es coach ontológico en Yoica. Visitors Leadership Program (IVLP), USA Embassy. También cuenta con postgrados en finanzas, didáctica universitaria y empresas familiares.

En cuanto a su aporte para el impulso de la educación financiera, es conferencista internacional, con un promedio de 100 presentaciones anuales, desde 2011 hasta la fecha.

Realiza además, cápsulas diarias de educación financiera en TV y radio. Redacta artículos en prensa escrita. Tiene 2 libros publicados en Chile y Paraguay y ha realizado colaboraciones en libros publicados en México y Paraguay.

Te puede interesar

Mercado cafetero: “El consumidor paraguayo ha evolucionado con el correr de los años”

Si bien la llegada de la pandemia afectó de sobremanera a los diferentes sectores del país, existe un rubro que se vio beneficiado con la cuarentena: el mundo cafetero, que tuvo un repunte durante el confinamiento. Marcia Ruffinelli, gerente comercial de Café Vergano, recuerda que en este lapso pudieron sumar un número importante de adeptos a esta bebida, hecho que les impulsó a seguir innovando y deleitando el paladar de los consumidores.