fbpx
35 °C Asunción, PY
2 de marzo de 2024

Altas tasas y tiempo en contra: Preparan emisión soberana que podría ser a solo 3 años de plazo, para pago a proveedores

Oscar Lovera, viceministro de administración financiera, informó que el pago de deudas a proveedores que arrastra el Estado se realizará mediante le emisión de bonos en el mercado internacional, o bien en la bolsa local pero apuntando a inversores no residentes.

Explicó que la emisión ser haría a más tardar en febrero del 2024 para hacer los pagos como deuda flotantes del presupuesto de este año y que con las condiciones financieras externas todavía inciertas, se deberá decidir si colocar la deuda a diez años, o solo a tres o cuatro para esperar un mejor entorno de tasas.

Esta semana, la Cámara de Senadores sancionó la ley de medidas extraordinarias para la toma de duda por USD 600 millones para el pago pendiente a proveedores del Estado. A la misma, le falta la promulgación por parte del Poder Ejecutivo, pero ya se está preparando la estrategia para realizar este movimiento financiero. 

En conversación con MarketData, el viceministro de administración financiera, Oscar Lovera, informó que este pago se realizará mediante una emisión de bonos en enero del 2024, o más tardar en febrero. Por el monto a ser emitido, explicó que difícilmente la colocación sea en el mercado local y que lo más seguro es que se realice en el mercado internacional. 

En todo caso, de realizarse por medio de la Bolsa de Valores de Asunción (BVA), se apuntaría a inversores no residentes, tal como se practicó en el primer semestre de este año, según comentó Lovera. Este monto, quedaría como deuda flotante del presupuesto 2023, y no incidiría en el presupuesto general que se prepara para el próximo año. 

Explicó que una emisión puramente en el mercado local, implicaría dividir el monto en un programa de emisiones, con lo cual se tardaría más tiempo, mientras que por el contrario el mercado internacional absorbería este monto en una sola colocación. 

“En realidad por el monto que se requiere, podría ser una emisión interna, pero lo más probable es que sea para fondos internacionales como se hizo en el primer semestre de este año. Por una cuestión de volumen, porque 600 millones para el mercado local es un volumen muy significativo, lo más probable es que sea una emisión internacional”, refirió.  

Al ser consultado sobre el entorno financiero internacional, Lovera reconoció que el mismo es todavía complicado y que, en consecuencia, todavía no se define cuál será el plazo de la colocación de deuda. Mencionó que si bien la misma podría realizarse a diez años, no descartan hacerlo a cuatro o años, o incluso a tres años, como para tener margen de esperar mientras un entorno de tasas más bajas. 

Cabe recordar que la Reserva Federal de los Estados Unidos no descarta nuevas subas de su tasa de interés de referencia de aquí a fin de año, por lo que las tasas en el mercado internacional permanecerán elevadas. Al tener la necesidad de realizar la colocación en febrero del 2024 a más tardar, el gobierno paraguayo tendrá que realizar la operación en un entorno todavía complicado. 

El viceministro también apuntó que se están realizando los trabajos pertinentes de auditoría, y que los mismos estarían terminando al final de este mes.  

“En materia de autorización, el tope es de USD 600 millones, nosotros estamos acompañando el trabajo que se está haciendo en Obras Públicas y en Salud en materia de la auditoría de esas deudas reclamadas. Una vez definidos los montos de dudas a ser canceladas, que satisfacen todos los requerimientos, ahí definiremos cuál es el monto. La idea es hacer una emisión en el año 2024”, afirmó.