fbpx
29 °C Asunción, PY
19 de abril de 2024

El interés de las tarjetas de crédito alcanza uno de los picos más elevados, ubicándose en 18,98%

Los efectos de la política monetaria se reflejaron en las tarjetas de créditos, provocando una suba en la tasa de interés que llegó al tope más elevado de los últimos años. Pese al encarecimiento de este instrumento se registró una variación positiva del 16% en cuanto al importe con relación al año pasado.

La tasa máxima para las tarjetas de crédito en moneda nacional para febrero quedó fijada en 18,98%, superior a la del mes de  enero, de 18,59%, y más de 5 puntos porcentuales por encima del límite de febrero de 2022 que fue de 13,91%; mientras que para las de moneda extranjera, la tasa quedó en 9,05%. EI tope para moneda nacional es el más alto en por lo menos los últimos cinco años, según refiere la consultora económica Mentu. 

Asimismo, la consultora detalla que en cuanto a los préstamos, el tope que estará vigente durante el segundo mes del año se ubicó en 30,32%, levemente superior al de enero, de 30,27%, y por debajo de febrero 2022 de 31,74%. Los préstamos en moneda extranjera tendrán una tasa límite del 11,09%.

Sin embargo para este año, las decisiones de política monetaria seguirán teniendo efectos sobre las tasas activas del sistema, y los agentes seguirán las señales del mercado.

Es importante mencionar que la ley de tarjetas aplicada desde el 2015, se establece que el promedio de la tasa de interés para las tarjetas de crédito se calcula con un rendimiento tres veces superior a la tasa pasiva del sistema bancario para sacar el promedio, lo cual deja como resultado un nivel de 18,98% de acuerdo a las tasa actuales. 

En el caso de que el Banco Central del Paraguay (BCP) decida reducir la tasa de interés de política monetaria, esto también se refleja en el interés para las tarjetas de crédito, cuando se realiza el nuevo cálculo. 

Con relación al buen dinamismo registrado con las tarjetas de crédito, el director del banco Continental, Rodrigo Ortiz, mencionó que es  atribuible  a la recuperación de la economía, a la situación inflacionaria y, en este contexto, al mayor apetito de las entidades emisoras en la colocación de créditos por este medio.  

Además, sostuvo que los indicadores elaborados por el Banco Central dan cuenta de una recuperación de la actividad económica sobre todo en los últimos meses del año, luego de varios meses de dinamismo desfavorable como consecuencia de la pandemia, los eventos climáticos adversos y otros factores externos.

Asimismo valoró las acciones que realizó la banca matriz con relación a su política monetaria, conforme al contexto de la inflación, a pesar de que estas tengan un efecto de encarecimiento para los productos financieros, como los préstamos y las tarjetas de crédito.

“El perfil de la política monetaria está en línea con la coyuntura macroeconómica actual. Aparentemente la inflación está cediendo y la economía muestra signos de recuperación. Efectivamente, se espera un panorama favorable para el sistema financiero, siempre que las condiciones generales se mantengan y las perspectivas económicas positivas se realicen”, sostuvo. 

Impacto de la inflación

Por otro lado, Ortíz indicó que la inflación también tuvo participación en el desarrollo del segmento de tarjetas de créditos, provocando un aumento en la morosidad, que actualmente se ubica en 4,1%.

“En cierta medida la inflación influye en esta situación, considerando que el segmento consumo  es el más golpeado cuando se observan pérdidas en el poder adquisitivo, y por lo tanto inciden negativamente en la capacidad de pago de los clientes”, argumentó. 

Te puede interesar

Según legisladores, gastos superfluos afectan al Presupuesto en USD 150 millones

Dos diputados de la ANR presentaron un proyecto de ley que busca mejorar la calidad del gasto público mediante la reducción de gastos superfluos en concepto de incentivos y premios. Según los mismos, ni siquiera el Ministerio de Hacienda deja de incurrir en estas prácticas.

Además, desde Hacienda anunciaron un plan de implementación para los próximos dos años, que tiene que ver con el sistema de control sobre el gasto público con la finalidad de mejorarlo y evitar filtraciones.

Por su parte, la Cámara Baja aprobó la creación de la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios.