fbpx
16 °C Asunción, PY
20 de mayo de 2024

Falta de rentabilidad, incertidumbre de los precios y migración a otras actividades, entre los principales desafíos del sector cárnico

Según la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y la Unión de Gremios de la Producción (UGP), el panorama para el sector cárnico en Paraguay para lo que resta del año es desalentador.

La falta de rentabilidad para los productores, la imprevisibilidad de los precios y la migración hacia otras actividades productivas son algunos de los principales desafíos que enfrenta el rubro.

La creación del Instituto de la Carne, el impulso a la tecnología, la seguridad en el campo y la apertura de nuevos mercados, son algunas de las soluciones propuestas por los gremios ganaderos

Según la Asociación Rural del Paraguay, el panorama que se percibe para lo que queda del año en el sector cárnico es “desalentador”. Esto se debe a una falta de motivación en general por parte del sector productivo. 

Al respecto, la Unión de Gremios de la Producción (UGP) declaró en su boletín semanal que “No hay expectativas de que la situación mejore, por lo que es preocupante el futuro de la ganadería nacional”.

Para la Unión de Gremios de la Producción, el principal desafío del sector cárnico en Paraguay reside en el eslabón más débil de la cadena de valor, el sector productivo, que desde hace unos años vive una situación crítica. 

“El negocio ganadero siempre fue de baja rentabilidad, pero de mediana seguridad. Sin embargo, en los últimos tiempos, no se logra cubrir costos de producción y la imprevisibilidad del precio impide cualquier planificación de inversiones, colocando incluso en situación de riesgo financiero, la herramienta del confinamiento”, declaró el gremio en su boletín semanal.

Al respecto, la UGP enfatizó que el modelo de negocio en torno al sector cárnico en Paraguay sigue siendo preocupante para los productores, principalmente ante la constante disconformidad con los precios. 

Según explicaciones de la industria no se pueden pagar mejores precios, porque los mercados no lo permiten. Esto ocasiona la migración hacia otras actividades productivas y menos compromisos financieros. 

En este mismo contexto, Pedro Galli Romañach, presidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), destacó la importancia de la seguridad alimentaria y de los países productores de alimentos, durante el seminario internacional: “La salud animal y su contribución en la transformación de los sistemas alimentarios de las Américas”, realizado el pasado 10 y 11 de abril. 

Galli mencionó que la población mundial dependerá cada vez más de la importación de alimentos porque el 70% vivirá en zonas urbanas y los países productores como Paraguay tendrán un rol fundamental

“Nosotros somos el seguro de vida de la alimentación del resto del mundo, por lo tanto las decisiones que se toman en la región son absolutamente importantes”, refirió el titular del gremio rural. 

Sostuvo además que, para alimentar a los 9.000 millones de habitantes que tendrá el mundo para el 2050 se debe fortalecer al sector productor de alimentos. 

“Muchos países importadores no terminan de entender eso y empiezan a poner trabas. Nosotros más que nadie sabemos que debemos cuidar nuestro sistema de producción, ser sostenibles y cuidar el medio ambiente para asegurar la alimentación de otros”, refirió.

DESAFÍOS

El pasado viernes 12 de abril se llevó a cabo el acto oficial de inauguración de la vigésimo cuarta edición de la Expo Regional Canindeyú, evento organizado por la Regional Canindeyú de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

En la ocasión, el titular del gremio regional, Arístides Britos Cano, habló sobre la situación productiva de la región y de los grandes desafíos y potencialidades que tiene Paraguay como país productor de alimentos. 

Se refirió al componente tecnológico y la seguridad en el campo como factores fundamentales para el crecimiento de la región. En este sentido pidió a las instituciones del Estado que generen confianza y tranquilidad para brindar las garantías necesarias para la producción. 

“Queremos un país seguro y competitivo, que se ubique entre los más eficientes productores con industrias modernas e innovadoras, aplicación de tecnología y avanzar hacia una economía de crecimiento con índices de desarrollo social y seguridad jurídica”, enfatizó Britos.

En otro momento, indicó que el estatus sanitario alcanzado en el sector ganadero local permite la apertura de nuevos mercados, así como la confianza de los consumidores, la reducción de riesgos, la competitividad y el crecimiento sostenible de las industrias. 

“Apuntar a un cambio de paradigmas para mejorar el estatus sanitario es fundamental para garantizar la calidad y seguridad para exportación a nichos aún no explorados”, expresó Arístides Britos.

Agregó que se debe impulsar la creación de leyes y normativas que apunten a los más altos estándares de calidad, seguridad y sostenibilidad, pero sin limitar el crecimiento y el desarrollo. En este aspecto, pidió a las autoridades avanzar en la creación del Instituto de la Carne, que será de suma importancia para la comercialización de este producto.

Durante el desarrollo de la expo, Pedro Galli, titular de la ARP resaltó que la ganadería paraguaya tuvo un crecimiento muy importante a partir de la asociación público-privada, creada a finales de los 90, que permitió duplicar el rebaño nacional en dos décadas. 

Sin embargo, expresó que en los últimos años hubo un estancamiento y una leve retracción, “el sector fue víctima de su propio crecimiento y la situación fue aprovechada por grupos oligopólicos que manejan los precios internos a su antojo, generando inestabilidad y el estancamiento de los últimos años”, comentó.

Aprovechó además para señalar que Paraguay exporta el 75% de su producción y tiene una alta dependencia del mercado internacional y eso hace muy vulnerable a la cadena de la carne. 

“Por eso se está trabajando de manera conjunta entre las instituciones públicas y privadas para hacer análisis de la situación, brindar las posibles soluciones y trazar juntos una hoja de ruta para dar la estabilidad al sector ganadero, que es tan importante porque 1 de cada 5 paraguayos depende de este segmento de la economía”, refirió Galli.

POTENCIAL

El ministro Javier Giménez, en compañía del viceministro de REDIEX, Rodrigo Maluff, mantuvieron una reunión con los Embajadores de los países miembros de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN): Tailandia, Indonesia, Malasia, Singapur y Filipinas.

El principal tema abordado fue la potencial exportación de carne vacuna, porcina y aviar a dichos países, ya que, en conjunto, estas naciones suman un mercado de alrededor de 600 millones de personas e importan aproximadamente 750 mil toneladas de estos productos.

RESULTADOS DEL PRIMER TRIMESTRE

Según los datos del informe de Comercio Exterior del Banco Central del Paraguay (BCP), las exportaciones de carne bovina alcanzaron USD 352  millones al cierre del primer trimestre del 2024.

Esta cifra representa un incremento de 3,4% con respecto a marzo del año anterior, mientras que, en términos de volumen, se registró una reducción de 0,7% con respecto a marzo de 2023.

El segmento de carne -que incluye las especies bovina, porcina y aviar- movilizó un total de USD 341,2 millones a través del envío de 72.550 toneladas durante los primeros tres meses del año. En cuanto a menudencias y despojos el acumulado fue de USD 16,7 millones por 11.397 toneladas.

En relación a los subproductos (comestibles y no comestibles) movilizaron USD 72,6 millones, con un total de 45.834 toneladas exportadas, según datos revelados en el informe del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

CARNE BOVINA

El boletín semanal de la UGP, detalló que durante el mes de marzo se comercializaron unas 18.859 toneladas por valor de USD 91,5 millones. 

En el acumulado del trimestre totalizó 69.090 toneladas, lo que indica una disminución del 3,53% en comparación con el primer trimestre del 2023. En valores totalizó USD 333,1 millones, registrando un aumento del 0,35%.

La carne bovina llegó a 41 mercados y los principales compradores fueron Chile, Brasil, Taiwán, Israel y Rusia. 

Desde la Asociación Rural del Paraguay (ARP) explicaron que en el primer trimestre las exportaciones tuvieron un comportamiento normal con una apreciación del precio por tonelada exportada del 4,0%.

Mientras que la faena en frigoríficos fue superior en un 5,5% con relación al año anterior, aun teniendo de por medio una vacunación antiaftosa que interrumpe el movimiento fluido de ganado.

En lo que respecta a Estados Unidos, este país no figura entre los principales mercados de exportación en cuanto a los volúmenes, aunque se considera un mercado de expectativas en términos de calidad de la carne paraguaya. 

En ese aspecto, el ingreso a Estados Unidos, podría reforzar la reputación de calidad del producto nacional, permitiendo un acceso más amplio a otros mercados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You cannot copy content of this page