fbpx
24 °C Asunción, PY
1 de febrero de 2023

Asistencia a pequeños productores, facilidades tributarias y refinanciamiento, en apoyo al sector productivo

Ante el impacto de la sequía en el sector productivo nacional, el Gobierno anunció que se destinarán USD 1 millón a apoyar con combustibles e insumos para facilitar la resiembra de cultivos.

También se brindará la posibilidad de reprogramar créditos y entidades financieras pondrán a disposición líneas de financiación con plazos largos. Asimismo, se podrá postergar el pago del anticipo del IRE Simple.

El Equipo Económico Nacional (EEN) dispuso hoy las primeras medidas de contingencia a disposición del sector productivo para mitigar los impactos de la sequía. Estas se basan en cuatro ejes principales: 

  • Asistencia a pequeños productores.
  • Medidas tributarias. 
  • Refinanciamientos de deudas.
  • Medidas de apoyo de las entidades financieras públicas. 

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, fue el encargado de realizar el anuncio desde el Palacio de Gobierno.

Con relación a las medidas, en primer lugar, se brindará apoyo a los productores con insumos (combustible, semillas, defensivos agrícolas, etc.) para la resiembra de los cultivos. 

Además, según informaron, se utilizarán los tractores del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), de las organizaciones afectadas y de las gobernaciones y municipalidades. Esta asistencia alcanzará a más de 21.200 productores con una inversión de USD 1 millón.

En lo que respecta a las medidas tributarias, se postergarán los anticipos del Régimen del Impuesto a la Renta Empresarial Simple (IRE Simple), estableciendo para el caso vencimientos excepcionales destinados a los contribuyentes de este impuesto. 

Así también, se podrá otorgar la suspensión de los dos últimos anticipos o de los cuatro del año, previa solicitud y análisis de cada contribuyente, conforme al dictamen técnico y jurídico de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

El viceministro de Tributación, Óscar Orué, amplió la explicación sobre los trámites que se deben realizar para acogerse a los beneficios tributarios contemplados como medida de apoyo económico ante el impacto de la sequía.

Por su parte, el Banco Central del Paraguay (BCP) emitirá una facilidad transitoria para la reprogramación de créditos para el sector agropecuario, lo que busca interrumpir el cómputo del plazo de la mora en la formalización de las renovaciones, refinanciaciones o reestructuraciones del capital, incluyendo los intereses devengados y otros cargos. 

Con esta medida, se evitará el deterioro de la categoría de riesgo del cliente, según explicaron.

Por último, en el marco de las medidas relacionadas con las entidades financieras públicas, el Banco Nacional de Fomento (BNF) establece líneas de financiamiento de hasta USD 70 millones a 12 y 24 meses, a tasas de 8% y 9% en guaraníes, y 6% y 7,5% en dólares, para los sectores afectados. 

Así también, la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) dispone de una línea especial de USD 100 millones en guaraníes y/o dólares americanos, con plazos de hasta siete años y posibilidad de un periodo de gracia de hasta un año.

El Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) ofrece el refinanciamiento de la cartera del sector agropecuario, hasta 24 meses, con la misma tasa de interés del préstamo original. El capital total a vencer en el primer semestre asciende a G. 186.000 millones.

Recuperación de la economía paraguaya

El jefe de Estado, al momento de anunciar las medidas de contingencia, destacó que dentro del análisis que realizaron encontraron que Paraguay, a pesar de las dificultades, viene con una recuperación importante y acentuada en su economía.  

“Tenemos ocho meses consecutivos de crecimiento económico, esos son signos muy importantes de recuperación de nuestra economía. Según las expectativas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Paraguay crecerá 4% de su economía para el año 2022, es la segunda expectativa de crecimiento más importante en Sudamérica”.

Mario Abdo Benítez, presidente de la República.

No obstante, agregó que existen algunos riesgos que pueden afectar esas expectativas. Uno es el factor climático, que ya empezó a afectar y que motiva a construir las herramientas necesarias para generar previsibilidad y una contención al sector productivo.

Comentó que el segundo riesgo es el avance del COVID-19, “que esperamos que no impacte en una medida importante a nuestra economía. De todas maneras, tenemos números auspiciosos, pero estos números tampoco son seguros y estamos haciendo el seguimiento permanente de las diferentes coyunturas que puedan impactar en el crecimiento de nuestra economía”, afirmó.