fbpx
26 °C Asunción, PY
1 de diciembre de 2022

Impulso de soja y carne se suma al comercio fronterizo para generar suba de 28% en exportaciones

La venta de productos paraguayos en el exterior aumentó en 28% hasta julio y llegó a USD 8.280 millones, en un contexto de aprovechamiento de precios de las materias primas y un mayor movimiento comercial principalmente en la frontera con Brasil. Por su parte, las importaciones crecieron un 21%, dejando una balanza comercial superavitaria de USD 1.508 millones.

El Banco Central del Paraguay (BCP) presentó hoy las cifras de comercio exterior al cierre de julio del 2021, registrando un valor total de las exportaciones que llegó a los USD 8.280 millones. Esto implica un crecimiento del 28% en comparación con los USD 6.449 millones que se alcanzaron el año pasado, en este periodo.  

Las exportaciones registradas experimentaron un crecimiento del 31%. Por su parte, las reexportaciones tuvieron el aumento más significativo, con una variación del 43% con respecto al año pasado y, según explicaron desde la banca matriz, esto se debe a un mayor dinamismo del comercio en las fronteras que se da en el contexto del avance en la recuperación económica.

Miguel Mora, economista jefe de la banca matriz, puntualizó que este incremento de las reexportaciones no se da solamente como efecto de la base baja comparativa del año pasado, sino que hay un mejor comportamiento de esta modalidad de ventas. Esto coincide con una mayor movilidad tanto en Brasil como en Paraguay, con la reducción de los niveles de contagio de COVID-19.

“Los principales clientes de estos productos están en frontera, principalmente con Brasil. Vemos que hay importaciones bajo el régimen de turismo y esas importaciones se realizan porque evidentemente hay un mayor nivel de ventas en frontera que justifica seguir con este negocio de triangulación. Incluso hemos visto que este nivel de julio es mayor a solo el efecto base”, puntualizó. 

En el acumulado del año, las exportaciones de granos de soja alcanzaron un valor de USD 2.807 millones, con una variación positiva del 40%, a pesar de la reducción del -4% en el volumen enviado. Además, las ventas de carne al exterior tuvieron un aumento del 61% en este periodo, llegando a un valor de USD 1.017 millones. 

Concretamente, en el mes de julio las exportaciones totales llegaron a un nivel de USD 1.378 millones, lo que representó un crecimiento del 32,3% con respecto a los USD 1.042 millones del mismo mes del año anterior. Se destacó el crecimiento de algunos productos particulares como granos de soja (67%), carne bovina (82%), aceite de soja (30%) y cueros (186%).

En contraste, aún afectadas por el bajo nivel del río, las exportaciones de energía eléctrica tuvieron una contracción interanual del -21,9% en julio. Por su parte, también mitigaron las exportaciones del mes otros productos como el arroz (-21%), mantas (-70%), yerba mate (-62%) y cigarrillos (-68%). 

Importaciones 

Por su parte, las compras de productos foráneos fueron por valor de USD 6.770 millones en términos acumulados de enero a julio. Esto representó un crecimiento del 21% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando la cifra sólo había alcanzado los USD 5.583 millones; mientras que en términos interanuales, en julio el crecimiento de las importaciones fue del 27%, llegando a los USD 1.170 millones.

Los productos más dinámicos del mes fueron las naftas (crecimiento del 160%), neumáticos (154%) y las vacunas (1.476%). En contraste, los menos dinámicos fueron los insecticidas, herbicidas y fungicidas (-48%), teléfonos móviles (-20%) y las motocicletas (-40%).

De esta manera, la balanza comercial del mes fue superavitaria, con un saldo positivo de USD 270 millones en el séptimo mes del 2021 y se acumula en el año un saldo de USD 1.509 millones para este indicador.

Te puede interesar

El mercado de viviendas en EEUU se enfría al caer los permisos de construcción, entre los destacados de la semana

Los permisos de construcción cayeron un 3,2% hasta una tasa anual desestacionalizada de 1,819 millones de unidades en abril, el nivel más bajo desde el pasado noviembre, lo que sugiere que el mercado de la vivienda se está ralentizando a medida que el aumento de los tipos de interés hipotecarios contribuye a reducir la asequibilidad para los compradores principiantes y por primera vez.