fbpx
27 °C Asunción, PY
7 de diciembre de 2022

Mejora el panorama para el consumo y el ahorro, tras bajones que produjo la alta inflación

Luego de que el BCP informara que se registró una deflación mensual de -0,1% en septiembre y una inflación acumulada de 7,1%, el panorama mejora y el ente se reafirma en que cerrará el 2022 con una variación de precios de 8,8%. Adelantaron que los resultados al noveno mes están dentro de las proyecciones. Además, afirmaron que el consumo bajó por los altos precios alcanzados en meses anteriores y la inflación también afectó al ahorro.

El Banco Central del Paraguay (BCP) informó que la inflación de septiembre del año 2022, medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), fue del -0,1%, inferior a la tasa del 1% observada en el mismo mes del año anterior. Ante este panorama, la banca matriz adelanta que se observará un mayor dinamismo del consumo en lo que queda del año.

El economista en jefe del ente, Miguel Mora, indicó que el aumento de precios reduce el poder de compras de los hogares y, en general, de la mayor parte de los consumidores. “Los precios mucho más altos de, por ejemplo,  los combustibles, los alimentos, obligan a un ajuste de los presupuestos de los hogares y eso se materializa en menores niveles de consumo”, explicó.

Igualmente, el economista afirmó que los altos precios también impactan en el ahorro ya que los ingresos tienen dos principales destinos: consumo y ahorro. “A medida que en términos nominales yo tengo que gastar más para poder sostener, o por lo menos que no se reduzca mucho mi consumo, eso evidentemente afecta los niveles de ahorro”, aseguró. 

No obstante, Mora dijo que los depósitos no necesariamente reflejan el ahorro, ya que hay partes que son capital de las empresas. “Generalmente el ahorro está atado a la inversión”, explicó.

Ante esto, dijo que si uno no logra de alguna manera compensar esa pérdida del poder adquisitivo, lógicamente  eso repercute en los niveles de consumo. Adelantó que para el segundo y tercer trimestre tienen una proyección de recuperación de la actividad económica, que irá de la mano con las proyecciones del sector agrícola. 

“Por un lado tenés una estabilización de los precios, y por el otro lado también vemos y proyectamos una mayor actividad en el tercer y cuarto trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, por lo tanto, también estamos hablando de una generación de ingresos que podría también apoyar esta recuperación del consumo”, enfatizó.

El consumo privado desaceleró su ritmo a un crecimiento de apenas 0,4% en el segundo trimestre del 2022, tras haber aumentado en 3,2% en el trimestre anterior. Esta baja se dio de manera sostenida desde el nivel de 9,5% que se observó en el segundo trimestre del 2021, en coincidencia con la irrupción de la alta inflación. Fuente: BCP

Los depósitos bancarios se redujeron en 0,76% en agosto del 2022, respecto a un año atrás, debido principalmente a la caída de 1,32% registrada en los depósitos en guaraníes, según informó la Superintendencia de Bancos. En julio, la contracción interanual de los depósitos en bancos fue de 1,10%; y en junio, el resultado negativo fue de 0,11%.

La consultora Mentu recalca que esta situación del ahorro reflejaría los efectos de la elevada inflación que vienen soportando las familias paraguayas, al igual que alrededor del mundo, ya desde el año pasado. Recordemos que en abril se tuvo un máximo de 11,8% en la inflación interanual, coyuntura que obliga no solo a ahorrar menos, sino a utilizar los ahorros para financiar el consumo, sostiene la firma. 

“La situación incide negativamente en el patrimonio y la inversión en general, considerando que en términos reales los depósitos han perdido valor mes a mes”, agrega la consultora en su boletín diario. 

Reducción de precios

Mora resaltó que dentro de los servicios de la canasta, la reducción de precios más destacada fue la del suministro de energía eléctrica. Esto se produjo como consecuencia del “Acuerdo entre las entidades Itaipú y Ande”, que consistió en la reducción del 25% del valor del consumo de energía eléctrica a usuarios residenciales hasta 1000 kw, el cual entró en vigencia en el mes de referencia y se extenderá hasta diciembre del corriente año. 

Cabe destacar también que, en contrapartida, se registraron incrementos de precios en otros servicios de la canasta, como en confección de prendas de vestir, mantenimiento de vehículos, cuidado personal, mantenimiento del hogar y comidas y bebidas consumidas fuera del hogar, entre otros.

“Si miramos la inflación los primeros cuatro meses, estaba por encima del 1% la variación promedio; pero a partir de mayo eso se redujo, el promedio de inflación está en 0,4% la media. Hay una menor inflación y también eso se refleja en una reducción interanual, hoy estamos ya en nivel de un dígito (9,3%)”, comentó Mora. 

De esta manera, la trayectoria que seguirá la inflación interanual es de reducción, lo que ubicará al consumidor en una mejor situación porque los precios se estabilizarán. “Incluso hacia adelante podría mantenerse este menor ritmo, es una buena noticia en el sentido que los precios de los artículos que consume, ya sean bienes o servicios, no van a tener un incremento de costo como lo vimos en el último año prácticamente”, añadió Mora.

Eso también se refleja en el último informe del Índice de Confianza del Consumidor, que se ubica levemente en zona de optimismo. “Aparentemente esto podría ayudar a una estabilización del consumo que como vimos en las cuentas nacionales trimestrales, tenía una tendencia a la baja”, puntualizó. 

Mora recordó que en casi en todos los segmentos se vio menor consumo: bienes duraderos, semiduraderos, también en los bienes perecederos y en los servicios. 

En este sentido, el informe de inflación al mes de septiembre señala que en los bienes derivados del petróleo, se registraron leves disminuciones de precios en nafta común, nafta súper y en el gas de uso doméstico, debido a la baja en la cotización del crudo en el mercado internacional. 

Aumento de precios

Por su parte, los bienes y servicios relacionados con la salud mostraron nuevamente aumentos de precios en el mes analizado. Los principales incrementos se dieron en productos farmacéuticos, oculista, atención odontológica, atención médica, fisioterapia, servicios laboratoriales, ecografía, radiografía y servicios hospitalarios. 

De la misma manera, se registraron aumentos de precios en los gastos destinados a la educación terciaria. 

Finalmente, dentro de los bienes durables se subrayan los aumentos de precios en vehículos, motocicletas, electrodomésticos para el hogar, repuestos y accesorios, aparatos celulares y muebles para el hogar. 

Te puede interesar