fbpx
19 °C Asunción, PY
20 de mayo de 2024

Ley de Factoraje: ¿En qué consiste esta herramienta financiera disponible en el mercado paraguayo?

El SEOG es una plataforma electrónica en la que se incorporan avisos para informar las operaciones de factoring sobre derechos de crédito no contenidos en títulos. Una de sus funciones es dejar inscripto, con fecha cierta, la advertencia de la operación de factoring para informar a terceros.

En diciembre del 2020 el Banco Central de Paraguay (BCP) puso a disposición de la ciudadanía la plataforma electrónica para registro de factoraje, una nueva herramienta financiera vigente. Se trata del Sistema Electrónico de Operaciones Garantizadas (SEOG), a través del cual cualquier persona jurídica o física podrá anotar cesiones de derecho de crédito.

Durante un conversatorio sobre este nuevo sistema de factoraje, realizado en la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), el administrador del SEOG del Banco Central, Jorge Burgos, manifestó que esta nueva herramienta equivale a un negocio jurídico por el cual una persona cede total o parcialmente, en venta o en administración, a otra persona denominada factor o cesionario, los derechos de crédito pecuniarios provenientes de su actividad comercial o de prestación de servicios, a cambio de una retribución.

Dichas retribuciones pueden ser en la forma de descuento proporcional sobre las sumas que le anticipe el factor, de una comisión o porcentaje sobre el importe de los créditos cedidos o cualquier otra prestación acordada entre las partes.

“El contrato de factoraje puede tener por objeto cualquier crédito pecuniario, siempre que no tenga un carácter estrictamente personal y que su transferencia no esté prohibida por ley. El BCP regulará el costo y las tasas del contrato de las herramientas jurídicas”, indicó Burgos.

Además, resaltó que con este sistema, proveedores de bienes o servicios que deseen vender o ceder sus derechos de créditos por cobrar, como garantía, tendrán mayor posibilidad de recibir financiamiento. 

Así también, Burgos indicó que el SEOG permitirá poner a disposición de terceros las operaciones de factoraje realizadas, y otras operaciones garantizadas con créditos convencionales u otras cuentas por cobrar.

Igualmente, resaltó que la puesta en marcha del SEOG significaría un cambio de paradigma y permitiría publicitar las cesiones de crédito, ofreciendo mejores formas de financiamiento y liquidez a pequeñas y medianas empresas, lo cual podría aportar un mayor dinamismo a la economía y clima de negocios.

Ejemplo

A modo de explicar cómo funciona el factoraje, el representante de BCP puso como ejemplo a un pequeño productor de tomates que vende a plazos a supermercados, en donde tiene necesidades operativas de financiamiento, si pretende ceder o vender sus derechos de crédito. 

Hoy no existe una plataforma pública que jurídicamente pueda amparar a aquellas personas que deseen comprar esa cesión de derecho de crédito, permitiendo el Registro de las Cesiones de Crédito, esa falencia lo cubrirá el SEOG.

Entonces, el productor de tomates negociará con una persona física o jurídica (ya sea banco, cooperativa, financiera, o cualquier inversor) que desee invertir sus recursos financieros y al comprar ese derecho de crédito, tendrá la posibilidad de inscribir en el SEOG esa cesión, a fin de publicitar que el acreedor original (productor de tomates) fue sustituido y él es el nuevo dueño de esos derechos, garantizando la prelación de los derechos conforme con la regla “primero en tiempo, primero en derecho”.

Para inscribir las cesiones de derecho de crédito, se requiere inscribirse previamente como usuario del SEOG. Por último, Burgos resaltó que el desarrollo del SEOG se enmarca en el programa de cooperación Mipyme Compite, bajo el componente de clima de negocios, que es implementado por el Grupo Banco Mundial. 

Cabe resaltar que este programa de las medianas y pequeñas empresas se encuentra financiado por la cooperación bilateral de la Unión Europea con Paraguay, y busca aumentar la competitividad de las mipymes, para contribuir al crecimiento económico inclusivo y sostenible del país.

Es implementado por cinco instituciones, públicas y privadas: la Federación de Cooperativas de Producción (FECOPROD), el Grupo Banco Mundial (GBM), el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) y la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

Principales participantes

Por otra parte, Marcos González, gerente del área legal del BCP, resaltó que solo existen tres participantes principales que conforman este sistema y son:

  1. Un proveedor de bienes o servicios que vende a plazo, por lo que se genera una cuenta por cobrar. Al proveedor comúnmente se le conoce como «cedente».
  1. Un comprador, que se convierte en el «deudor» de las cuentas por cobrar, siempre y cuando reciba los bienes o servicios a satisfacción. El pago se realizará al vencimiento del plazo pactado.
  1. Una empresa de factoraje o banco, denominado «factor», que adquiere los derechos de crédito a través de la cesión de las cuentas por cobrar por parte del proveedor «cedente» y que al vencimiento realiza el cobro al comprador «deudor».

Impactos positivos del dinamismo

A su vez, González señaló que esta herramienta facilita y promueve el acceso rápido a obtención de liquidez para las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).

Citó que según los estudios expuestos en el libro de Factoraje, este presentaría potencialidades en el crecimiento del comercio y, como consecuencia, en la economía en general. Así también, puntualizó que ayudará a la posibilidad de gestionar actividades a través de la tercerización de actividades.

Te puede interesar

You cannot copy content of this page