fbpx
28 °C Asunción, PY
1 de diciembre de 2021

Investor eleva a 5,4% su proyección de crecimiento del PIB 2021, con una recuperación que continuará en el 2022

La estimación de Investor para la expansión económica del país al cierre de este año es más optimista que la del BCP y al 2022 se asigna un crecimiento esperado de 4,5%, con impulso de servicios, consumo, manufactura, construcción y ganadería.

Para la cotización del dólar, se espera que siga bajando hasta un nivel promedio de G. 6.750 en diciembre. También se corrigió al alza la expectativa de inflación, a 6,9%, con presiones sobre los precios que se prevé que continúen al menos en el corto plazo.

ANÁLISIS

Las perspectivas económicas del país fueron mejorando en el transcurso del 2021 y el optimismo se extiende también al año que viene. 

Tal es así que Investor elevó a 5,4% su proyección de crecimiento económico de Paraguay para el presente año, a partir del 4,5% que mantuvo hasta agosto pasado. Además, contempla una continuidad de la recuperación económica para el 2022, mediante una expansión de 4,5% de nuestro producto interno bruto (PIB). 

Este crecimiento estará impulsado principalmente por el dinamismo de los servicios y el consumo, la manufactura, la construcción y la ganadería. 

Hasta la anterior revisión, Investor mantenía para el 2021 la estimación de crecimiento económico de 4,5% que había pronunciado en diciembre del 2019 y a la que luego se adhirió el Banco Central del Paraguay (BCP), con la mejora desde el pronóstico previo de 3,5%.

Al ser consultada sobre los motivos de este aumento en la estimación del PIB, la economista de Investor, Ivonne Aristizábal, explicó que el comportamiento de la economía paraguaya en el último trimestre del año está mostrando un avance especialmente en el sector de la ganadería, por medio del aumento de la demanda externa, a lo que se suma el repunte de los servicios. 

“Como sabemos, estos tienen gran incidencia en nuestro PIB por el lado tanto de la producción como de la demanda. También sectores de aporte fueron la industria y la construcción, crecimiento característico de los dos últimos trimestres, y la inversión realizada en infraestructura”, manifestó.

Sebastián Oporto, presidente de Investor, coincidió con el análisis al apuntar que los sectores que se perfilan como los que potenciarán la continuidad de la recuperación económica en el 2022 son los servicios, la construcción, la inversión del gobierno y la ganadería. 

“Al existir mejores perspectivas, los inversionistas buscarán instrumentos o vehículos asociados a los sectores que van a estar liderando el crecimiento”.

Sebastián Oporto, presidente de Investor.

A modo de ejemplo, recordó que desde Investor lanzaron un fondo ganadero que continuará creciendo en el 2022 y que proyectos del sector inmobiliario se preparan para iniciarse también el año que viene, con buenas perspectivas de rentabilidad y oportunidades en empresas del sector servicios mediante algunos paquetes accionarios.

Investor prevé dos años consecutivos de recuperación económica en Paraguay, tras las caídas de 0,4% y 0,8% que se registraron en 2019 y 2020. Fuente: Investor Casa de Bolsa.

No obstante, Investor advierte que sobre la economía nacional se ciñen riesgos como los efectos de condiciones climáticas adversas en la producción agro-ganadera y un proceso de vacunación contra el COVID-19 insuficiente para contener al virus.

En este punto, Aristizábal recalcó que la estimación realizada para la variación del PIB en el 2022 incluye un escenario favorable en los sectores primarios de la economía (agricultura y ganadería). 

“Si bien se prevé una inflación al alza en el corto plazo, (el crecimiento económico del 2022) depende en una magnitud importante del resultado del sector primario y, por lo tanto, de los factores climáticos y la evolución de los precios de los commodities”.

Ivonne Aristizábal, economista de Investor.

Por otro lado, la economista consideró que el dinamismo del sector de servicios y del consumo se verá normalizado, con una desaceleración tras las fuertes variaciones al alza que se observaron en el 2021 en comparación con el 2020. Estas actividades fueron las más afectadas por las restricciones sanitarias que se impusieron el año pasado para frenar al coronavirus, debido a su elevada exposición a la interacción social.

Más inflación y encarecimiento del crédito

Otro ajuste al alza que efectuó Investor en sus proyecciones económicas corresponde al Índice de Precios al Consumidor (IPC), ya que ahora prevé una variación de 6,9% para el cierre del presente año, mientras que la estimación anterior era de 4,45%.

De este modo, se fortalece la expectativa de que los precios de la canasta básica familiar seguirán sin alinearse a la meta de 4% del BCP, al menos hasta que concluya el 2021, y que se mantendrán inclusive por encima del tope de 6% del rango en que la banca matriz deja fluctuar a este indicador. 

La inflación de 6,9% que se estima para el 2021 se encuentra muy por encima del 2,2% con que había cerrado el 2020. Fuente: Investor Casa de Bolsa. 

Esta escalada de la inflación llevó al BCP a revertir la dirección que la política monetaria vino marcando en los últimos dos años, al incrementar la tasa de interés de referencia desde el nivel históricamente bajo de 0,75% -al que llegó en julio del 2020- hasta el actual 4%. 

De esta manera, la tasa de política monetaria (TPM) ya retornó a la cifra en que se encontraba antes del estallido de la pandemia y, según Sebastián Oporto, el proceso iniciado en agosto pasado continuará en este diciembre con una nueva suba que apunta hacia la normalización de la política monetaria, entre 4,5% y 5%. 

“A partir de ahí se irá siguiendo de cerca las variables económicas y el efecto sobre las mismas. Creemos que estas presiones son transitorias: una vez que se normalicen los cuellos de botella de logística y distribución a nivel global, esta presión disminuirá”, añadió.

En cuanto a los efectos en las condiciones de financiamiento de los sectores económicos, principalmente en aquellos que fueron más afectados por la pandemia, el titular de Investor reconoció que este aumento de la TPM claramente tiene un impacto negativo. 

Explicó que, al subir la tasa de referencia, las tasas activas de los bancos también suben y, como consecuencia, se genera un encarecimiento del crédito y se quita margen a las empresas que necesiten capital. 

“Por otro lado, como los bancos van a estar rentabilizando mejor su liquidez mediante la suba de tasas overnight y letras de regulación monetaria, va a tener un efecto restrictivo en la concesión de créditos; por lo tanto, se observa en un futuro una ralentización del crecimiento de los créditos de los bancos”, vaticinó.

Presiones inflacionarias

El análisis de Investor detalla que la mayoría de los factores que afectan hoy en día a los precios de la canasta básica son importados. El impacto proviene directamente desde la suba de los precios de commodities, en especial del petróleo -que termina afectando al combustible-, y el de los alimentos, así como el aumento en los costos de la cadena de suministro. 

En cuanto al efecto en el precio de la carne, el aumento de la demanda internacional y su buena cotización incentivan las exportaciones, lo que reduce la oferta doméstica y eleva los precios locales.  

La economista Aristizábal agregó que los actuales impactos en nuestra canasta básica son en un 90% importados, en un contexto regional y mundial que se espera se mantenga en el corto plazo, pero con mejores perspectivas para los últimos meses del 2022. 

“El mayor movimiento del sector de servicios y su impacto en los precios ya fue evidenciado en meses pasados, hoy el monitoreo se basa en los precios internacionales, lo cual también impacta en los costos de la cadena de suministros y productos de comercio exterior”, añadió.

Dólar debilitado

El indicador cuya proyección de Investor para el cierre del 2021 fue corregida a la baja, por su parte, es la cotización del dólar. La estimación aquí es de G. 6.750, mientras que en agosto se encontraba en G. 6.946

De esta manera, la divisa estadounidense culminaría el año en un nivel inferior en 2,17% al promedio de G. 6.900 que se registró en diciembre del 2020

Investor considera que la cotización del dólar seguirá descendiendo hasta un promedio de G. 6.750 en diciembre del 2021. Fuente: Investor Casa de Bolsa.  

Uno de los factores principales que se tuvo en cuenta para el mencionado recorte a la proyección del dólar fueron las medidas de normalización de política monetaria, las cuales tienen efectos directos en este indicador, destacó Ivonne Aristizábal.

“Desde el mes de septiembre estamos observando una apreciación del tipo de cambio (Guaraní/Dólar) en promedio del 1,1%, sumadas a las medidas monetarias y el contexto regional en donde la moneda del Brasil presenta una apreciación en promedio de 1,4% en los últimos 3 meses”, añadió.

El estudio de Investor explica que esta baja local del dólar se debe también a las intervenciones realizadas por el Banco Central con el fin de contener los precios de la canasta básica, sumando la fortaleza del guaraní con respecto a las demás monedas de la región.

Para acceder al informe completo de las Perspectivas Económicas 2021 de Investor, ingrese aquí.

Te puede interesar

Liquidez y menor incertidumbre normalizan curva de tasas de bonos del Tesoro

En la última emisión local, los títulos colocados a mayor plazo volvieron a tener una tasa superior a los de menor plazo, con lo que se corrigió la curva invertida observada tras la subasta de noviembre. Federico Callizo, vicepresidente de Investor, atribuye esta situación al gran nivel de liquidez producto de las bajas tasas existentes en el mercado y la reducción de la incertidumbre por la pandemia.

Superávit de cuenta corriente en Paraguay y las perspectivas para el comercio exterior

Seremos pocos los países con saldo en cuenta corriente positivo en el 2021, tras haber cerrado el 2020 también con un superávit en este indicador, según las proyecciones del FMI
Analizamos en este artículo lo que auguran estos pronósticos para las actividades de exportación e importación, en un contexto todavía dominado por la pandemia de COVID-19