fbpx
35 °C Asunción, PY
2 de marzo de 2024

El BCP y la disyuntiva en su política monetaria: ¿Contener los precios o alentar las inversiones?

En su intento por frenar efectos de segunda vuelta de la inflación, el Banco Central ajustó su tasa de referencia por octavo mes consecutivo, para ubicarla en 6,25%.

Agentes económicos sostienen que este movimiento podría llevar a una recesión e insisten en que la entidad debe comunicar sus cambios de manera más anticipada y así permitir una preparación del mercado.

Consideran que la banca matriz deberá encontrar un punto de equilibrio entre frenar la suba de precios que afecta a la economía local, y evitar que esto golpee en exceso a la recuperación, que se ve amenazada por múltiples factores.

Después de haber mantenido por más de un año la tasa de interés de política monetaria (TPM) en 0,75% anual, debido a la pandemia del COVID-19, en agosto del año pasado la banca matriz inició su proceso de ajuste, teniendo en cuenta la mejoría en la actividad económica y sanitaria por la que atravesaba nuestro país. 

En agosto del 2021, el primer incremento realizado fue de 25 puntos básicos, alcanzando la tasa de interés 1%, luego, el segundo aumento de setiembre ya fue de 50 puntos básicos; en octubre el Banco Central hizo otra suba, esa vez de 125 puntos básicos, también en noviembre por el mismo porcentaje y en diciembre otra alza de 125 puntos básicos, cerrando el año con un TPM que se ubicó en 5,25%.

Al inicio de esta año la banca matriz continuó con sus ajustes y en enero nuevamente subió la TPM un 25 puntos básicos, de 5,25% a 5,50% anual, en febrero también hizo lo mismo en el mismo porcentaje y en marzo también con otra suba pero de manera más fuerte con un aumento de 50 puntos básico. 

De esta manera, ocho meses seguidos el Banco Central del Paraguay realizó aumentos en la tasa de interés que en el primer trimestre de este 2022 se encuentra en 6,25%. 

Cabe señalar que con estos aumentos la banca busca frenar efectos de segunda vuelta de la alta inflación que se registra en nuestro país explicada en gran medida por factores exógenos como el aumento de los precios internacionales del petróleo y que afecta a casi todos los sectores de la economía. 

En este punto, es importante mencionar que la inflación del mes de febrero del año 2022, fue del 1,4%, superior a la tasa del 0,1% observada en el mismo mes del año anterior, y en el acumulado ya se ubica en 2,8%,  por encima del 0,6% verificado en el mismo periodo del año 2021.

Además, la inflación interanual se encuentra en 9,3%, mayor a la variación del 7,9% registrada en el mes de enero de este año, y también superior a la tasa del 2,5% apuntada en el mes de febrero del año pasado.

Agentes ven con preocupación altas subas consecutivas 

Estos elevados y consecutivos incrementos son vistos con preocupación por los agentes del mercado que temen que se de una recesión económica ya que el ajuste repercute en el encarecimiento del costo del dinero lo cual podría provocar el desaliento de las inversiones.

En este sentido, Federico Callizo, presidente de Investor Administradora de Fondos dijo que esta situación de suba de tasas afectará a la economía ya que incide en los costos de los préstamos y por tanto a muchas empresas les costará más caro tomar dinero para invertir e igual para otros sectores. 

No obstante, reconoció que la coyuntura actual es difícil y lo que está sucediendo “es medio contradictorio” ya que probablemente no exista crecimiento económico pero sí inflación. “Si ellos siguen subiendo su tasa para poder cumplir su meta de inflación va a afectar la economía pero si dejan que la inflación siga alta también puede desestabilizar la economía en el largo plazo”, consideró.

Callizo también señaló que en un país como el nuevo que necesita crecer debe estar preparado para tolerar un poco más la inflación “y poder manejarnos en esas aguas un poco más turbulentas” ya que se viene de experimentar varios años muy malos a nivel económico.

“Esta bien que estén cumpliendo con su mandato pero yo creo que deberían de comunicar un poco mejor al mercado cuáles van a ser sus movimientos, entonces el mercado se puede preparar también, imagínate que en 8 meses nada más y nada menos se subieron las tasas 5.25%, muchisimo es para nuestra economía”.

Federico Callizo, presidente de Investor Administradora de Fondos.

Mejorar su comunicación

En otro momento, el presidente de Investor Administradora de Fondos indicó que el BCP debería comunicar mejor las subas que realizará ya que en la mayoría de las veces el porcentaje de incremento toma de sorpresa y afecta mucho al mercado. 

“Esta bien que estén cumpliendo con su mandato pero yo creo que deberían de comunicar un poco mejor al mercado cuáles van a ser sus movimientos, entonces el mercado se puede preparar también, imagínate que en 8 meses nada más y nada menos se subieron las tasas 5.25%, muchisimo es para nuestra economía”, enfatizó.

También dijo que la inflación actual no es producto de que nuestra economía este expandiéndose sino que se debe a factores exógenos a Paraguay. 

“Creo que hay que tener cuidado con los movimientos que se hace y sobre todo pensando en el balance, hay que subir las tasas pero también hay que pensar un poco en la economía en sí porque nosotros necesitamos crecer y crecer a las tasas que las empresas se van a estar endeudado es muy difícil, sobre todo para aquellas que están muy golpeadas ya desde la época de pandemia”, resaltó.

Efecto sorpresa es un problema

Por su parte, el economista Hugo Royg coincidió con Callizo en que la banca matriz debe mejorar su comunicación e iniciar un proceso de anuncios de modificaciones como lo realizan otros bancos centrales.

Reconoció que la inflación es un desafío que debe enfrentar tanto el país como el mundo, pero que los aumentos de precios actuales no está vinculada a causas monetarias sino es a causas de insumos, “de alguna y otra manera los fundamentos de la economía cambiaron”, dijo. 

“Creo que el efecto sorpresa es un problema, no es un beneficio. Hay muchos bancos centrales que preanuncian sus ajustes y así los ajustes son más  graduales y más ordenados también”

Hugo Royg, economista.

“Creo que el efecto sorpresa es un problema, no es un beneficio. Hay muchos bancos centrales que preanuncian sus ajustes y así los ajustes son más  graduales y más ordenados también”, explicó. 

Agregó que “no necesariamente tenemos que tener instrumentos de política monetaria que son más efectivas cuando apuntan a controlar la inflación por el lado de la demanda, yo creo que a lo mejor en este momento tenemos que repensar los objetivos de meta de inflación, buscar un equilibrio, no necesariamente forzar a la economía a que disminuya la inversión o el consumo. Yo no sé si estamos sobre reaccionando ante un problema”, señaló. 

Te puede interesar

Cáñamo, la nueva industria emergente con potencial de crecimiento en Paraguay

Alrededor de 33 empresas nacionales, distribuidas en 14 departamentos, se encuentran trabajando con la producción de cannabis para el uso farmacéutico, textil y gastronómico. Esta actividad cuenta con una franquicia con más de 30 sucursales en el país y tuvo un espacio de análisis durante la Expo Paraguay Brasil.

El presidente de la Cámara de Cáñamo Industrial del Paraguay, Marcelo Demp, destacó que en los últimos años se ha visto un crecimiento exponencial y resaltó que solo aquí existe una legislación que permite la producción del producto, lo que atrae la atención de los inversores extranjeros.

Perspectivas empresariales 2023: La inflación persiste como el principal problema y desalienta un mayor consumo

Ante un escenario de inflación, el consumo se ve afectado por precios y expectativas, con un mayor impacto en aquellos productos que no son de primera necesidad. Este escenario ya se vivió en el 2022 y aparentemente se repetirá en el presente año.

Solo un 25% de empresarios encuestados espera una tendencia a la baja de la inflación en el 2023, a diferencia de lo que contempla el BCP como resultado de su política monetaria, y recién para el cierre del año se espera que la mayoría incremente su nivel de consumo.

No obstante, casi un 70% espera que mejore la economía y más de la mitad prevé que aumenten sus ingresos, mientras posicionan a la educación como prioridad para el próximo gobierno y observan a la inversión extranjera como la oportunidad más importante.