fbpx
25 °C Asunción, PY
26 de mayo de 2022

Investor estima caída del 1,6% para la economía local, ante sequía y contexto internacional complejo

La casa de bolsa corrigió a la baja su estimación para el PIB de este año y espera un descenso mayor al calculado por el Banco Central, con lo que el país cerraría el 2022 con contracción, como consecuencia del entorno externo y la drástica disminución de los envíos del sector primario.

Además, proyecta que la inflación cerrará aproximadamente en un 10,4%, por encima de la expectativa oficial, realizada por la banca matriz. En cuanto al déficit fiscal, consideran que el desbalance estará en torno al 3,5%, nuevamente mayor al porcentaje aprobado en el presupuesto.

El cierre del primer trimestre del año estuvo marcado por una serie de factores, que incidieron de sobre manera en el enfriamiento de las perspectivas en cuanto al crecimiento económico del país para este 2022.

Algunos de los principales protagonistas, que tienen un impacto relevante en los resultados del ámbito económico, ya sea local, como a nivel regional son, el conflicto geopolítico disputado entre Rusia-Ucrania y la sequía registrada a finales del año pasado.

En este contexto, y a consecuencia de estos factores, la economía local se encuentra inmersa en una alta inflación, resultados bajos en la producción agrícola, y niveles históricos de deuda arrastradas desde el inicio del COVID-19.

Ante esto, Investor Casa de Bolsa actualizó la perspectiva de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Paraguay que registraría una caída del 1,6% al cierre de este año, como consecuencia del contexto internacional incierto y de los factores climáticos que afectaron de manera importante al sector primario.

Esta nueva proyección es muy diferente a la última estimación que habían dado a conocer en noviembre del año pasado en el que esperaban para este año una expansión de alrededor del 5,4%.

Estimación PIB 2022

Fuente: Elaboración propia con base a datos del Banco Central del Paraguay (BCP)

**Estimación

Además, la caída esperada también es diferente a la expectativa del Banco Central del Paraguay (PIB) que calcula que en este 2022 se tendrá un leve crecimiento del 0,2%. 

Según explicaron desde la citada casa de bolsa, esta caída está impulsada principalmente por una de las peores campañas sojeras en varias décadas y por el efecto multiplicador que posee este rubro en la economía nacional.

En este sentido, Ivonne Aristizábal, economista de Investor explicó que los factores climáticos, como la sequía, provocó una pérdida de más del 60% de la producción de soja.

“Sabemos que la soja es el producto que mayor incide en porcentaje en las exportaciones y por ende en el número macro que es del Producto Interno Bruto. Entonces, en toda esta cadena ya tenemos una pérdida del 60% de la producción  de soja”, dijo.

Sin embargo, comentó que se espera que en la segunda cosecha, que tiene una participación del 20% al 30% del año, tenga un resultado medio, y que por eso la estimación es de un -1,6%. 

La economista recordó que al principio se estimaba 10.500 toneladas de producción de soja y que la proyección actual señala que solo se llegará a 3.000 toneladas, una “gran diferencia de lo que se estaba proyectando”.

Por otra parte, Aristizábal añadió que en segundo plano se tiene el conflicto bélico, el cual afectó de manera directa los precios y por tanto la canasta básica, como el caso del costo del petróleo que está afectando a la suba del combustible, que en la actualidad se encuentra en un promedio del 20% arriba de lo estimado.

Además, dijo que otro impacto que se tiene es la menor cantidad de faena en el primer trimestre del año. “En este caso hay un efecto compensatorio, ya que si bien la cantidad de carne en cuanto al volúmen bajó, pero los precios internacionales están beneficiando a este sector. Entonces, en términos monetarios existe un mayor ingreso de divisas al país”, explicó.

En otro momento, la profesional indicó que observan que habrá mejoras en los sectores de construcción, manufacturas, también de servicios y en la ganadería, por más que se vea un efecto negativo en el primer semestre.

De hecho, en el informe de Investor se detalla que algunos de los factores inciertos que pueden influir en el crecimiento final de un país son cuán rápido culmine el conflicto bélico en Ucrania, cuán restrictiva se torne la política monetaria y cuán dinamismo se muestran los demás sectores de la economía nacional.

Inflación

Investor también calcula que al cierre de este año la inflación se ubicará en alrededor del 10,4%. Está cifra también es mayor a la esperada por la banca matriz que proyecta estará en torno al 8,2%, muy por encima del rango meta del 4%.

En el informe de la Casa de Bolsa se menciona que entre los principales productos que impulsan la inflación se encuentran dentro del rubro de combustibles y de bienes alimenticios. Ambas subas pueden ser explicadas, entre otros factores, por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

En este punto, cabe señalar que al cierre del mes de abril la variación interanual de los combustibles alcanzó el 53,3% y la acumulada se encuentra en 26,3%. En cuanto a los alimentos, según el informe de Índice de Precios al Consumidor (IPC), experimentó una variación interanual del 19,8%.

Sobre esto, la economista sostuvo que los efectos que estamos teniendo en la canasta básica son netamente importados,  son factores del shock internacional, ya sea desde el combustible.

“Todos los precios de los productos alimenticios para la producción nuevamente, están con efecto de los precios internacionales”, expresó. 

Al tiempo de agregar que desde Investor creen que este periodo inflacionario va a durar todo el año. “A pesar de que la inflación acumulada en tan solo 4 meses haya sido de más del 5%, se espera que la política monetaria logre amortiguar en parte esta tendencia”, afirmaron en su reporte.

Tipo de Cambio y Déficit Fiscal

Por otra parte, Investor también proyecta un dólar relativamente estable durante los próximos meses. Aun a pesar del menor ingreso de divisas como consecuencia de la menor producción agrícola, se prevé que el Banco Central amortigüe estas presiones interviniendo en el mercado cambiario.

Además, en cuanto al déficit público, esperan una reducción del gasto y que se culmine el año con un déficit del 3,5%, mayor al 3% del PIB aprobado en el Presupuesto General de la Nación.

La casa de bolsa dice en este punto que este resultado va en coherencia con la sustancial mejora de la pandemia del COVID-19 y con la búsqueda de resultados más sostenibles en las cuentas fiscales.

“Hay como un efecto de acomodación desde el 2022 y el 2021, seguimos todavía con el aumento de los gastos,  aunque hoy en día estamos viendo los datos del Ministerio de Hacienda y hay ingresos que están cayendo, todos los tipos de ingresos están bajos y los gastos están siguiendo en aumento”, acotó Aristizábal. 

No obstante, sostuvo que si bien estiman una cifra por encima del proyectado por Hacienda, es un proceso que se va a ir acomodando, como se tuvo un déficit fiscal del 5% en años anteriores, llegando cerca del 6%, “por lo que se puede estimar que el 3,5% estimado se puede considerar un déficit saludable, por así decirlo”, finalizó.

Para acceder al informe completo de las Estimaciones Investor 2022 de Investor, ingrese aquí.

Te puede interesar