fbpx
26 °C Asunción, PY
22 de abril de 2024

“Mayo es el nuevo mes récord de negociación para la bolsa”

En los primeros meses del año, el mercado bursátil ha mantenido un dinamismo creciente, superando ampliamente los volúmenes negociados en el año 2022.

De acuerdo al gerente comercial de la Bolsa de Valores de Asunción (BVA), Fernando Gil, en el mes de mayo se marcó un nuevo hito en el mercado de valores local, superando al mes de enero, que hasta el momento venía siendo el de mayor crecimiento.

El mercado de capitales se viene recuperando luego de haber cerrado un 2022 con valores que se ubicaron levemente por debajo de lo que había sido el 2021, debido al contexto de tasas de interés. 

En cambio el 2023, la dinámica ha sido positiva a pesar de que aún la tasa de referencia se encuentra en un nivel elevado de 8,5%. Ante esto, se ha observado el ingreso de nuevas empresas emisoras que optan por el mercado bursátil como fuente de financiamiento , así como la incorporación de casas de bolsa, marcando una expectativa alentadora para los siguientes meses. 

Sobre estos temas, la expectativa para el segundo semestre del año y las metas para la bolsa de valores, conversamos con Fernando Gil, gerente comercial de la BVA. 

-¿Cuál es el balance que deja el mercado bursátil en estos primeros cinco meses del 2023?

Sin lugar a dudas,estos primeros cinco meses nos están dejando en realidad una perspectiva muy buena para el resto del año. En lo que es volumen de negociación del mercado bursátil. Cerramos el año pasado con el mes récord en lo que es volumen negociación en diciembre del 2022. Estos primeros meses vimos que ese ritmo de negociación se mantuvo independientemente un poco a la coyuntura, a veces política o económica que veíamos. 

Vemos que los actores dentro del mercado de valores, los emisores sobre todo, están viendo un escenario mucho más transparente o mucho más estable. Entonces están pudiendo lograr consignar precios de estos títulos, valores en el mercado y establecerse como una fuente de financiamiento alternativo del mercado de capitales. 

Al mes de abril y bueno, ya  vamos dando la primicia de lo que cerramos al mes de mayo, pero al mes de abril ya estábamos un 73% de crecimiento en comparación a lo que era abril del 2022 y en el acumulado estamos 70% de superior a lo que había sido el volumen de enero abril al mes de mayo. Nosotros manejamos metas mensuales en lo que son volúmenes de negociación dentro de la Bolsa de Valores.

El 21 de mayo ya logramos alcanzar la meta que teníamos para todo el mes. Entonces al cierre digamos bueno, ya ayer y hoy, conciliando un poco los números sin tener el informe definitivo desde el área de operaciones, digamos que es la que nos pasa un poco los reportes de negociación, ya podemos confirmar que estaríamos hablando de mayo como el nuevo mes récord que en su momento había sido enero, pero vemos que se mantiene esta tendencia a volúmenes de negociación altos.

Entonces bueno, nos deja obviamente en una situación y en una perspectiva optimista. Y sí, yo creo que si logramos mantener sobre todo este escenario y esta coyuntura  macroeconómica, sobre todo para los actores y para que sea factible para ellos tomar decisiones, sobre todo de financiamiento en el largo plazo.

-¿A qué puede explicarse este dinamismo que existe en estos meses, a pesar de que aún nos encontremos ante un contexto de tasas elevadas?

Para mí representa un nivel muy importante, sobre todo de por un lado, de previsibilidad de los actores y por otro lado, de también de la madurez de las decisiones financieras del sector, sobre todo del sector empresarial o incluso del público porque también se utiliza el mercado de valores para el financiamiento de lo que son organismos públicos. 

Independientemente de la coyuntura de tasas, obviamente los actores de mercado, las empresas, los gobiernos no pueden detener sus operaciones y decir bueno, yo cierro hasta que bajen las tasas indefectiblemente los proyectos tienen que continuar, entonces lo hacen muy bien y creo que se sitúa muy bien como alternativa al mercado de valores. 

Para eso es directamente encontrar una punta y encontrar un punto de encuentro y un término medio con los inversionistas, es decir, con los que disponen de la liquidez. y que negociemos entre ambas partes compradora y vendedora de los títulos, a un precio que a los dos nos resulte conveniente. 

Si bien estamos dentro de una coyuntura de tasas que podrían considerarse altas en comparación sobre todo al 2020 y 2021, que estábamos con tasas muy por debajo de lo que estaba, de lo que estamos ahora. También hay que decir que esta coyuntura de tasas también representa mejores rentabilidades para los inversionistas. 

Entonces, tenemos un sector beneficiado también del mercado de capitales al poder captar mejor rentabilidades sobre sus excedentes de liquidez y bueno, el sector de emisores en este caso está probablemente teniendo una tasa más alta, es decir, un un costo un poco más caro de ese crédito, pero lo importante es que se están poniendo de acuerdo en la tasa a la cual negociar estos títulos.

-¿Desde la Bolsa como ven el ingreso de nuevos de nuevas empresas emisoras y de casas de Bolsa?

Para nosotros el la el ingreso siempre de nuevos participantes, ya sean emisores, ya sean bonos, siempre decimos inversores, incluso casa de bolsa representa siempre dinamismos adicionales al mercado, Entonces lo vemos como una una señal muy buena. 

El año pasado, si bien no llegamos a los volúmenes que que teníamos planeado y y comparando con el 2021 que había sido nuestro año récord, sí vimos un récord en lo que son empresas registradas, duplicamos prácticamente la tasa de crecimiento de empresas registradas, tuvimos diez fondos de inversión nuevos también registrados el año pasado. 

Veíamos que todas estas empresas nuevas, si bien aún no estaban emitiendo en ese momento esos procesos de emisión, probablemente se iban a dar durante los meses ya del 2023. Entonces a este año llevamos nuevamente ya más de diez empresas, diez empresas registradas y una más en proceso de registro que ya tiene habilitación por la Comisión Nacional de Valores. Tenemos cuatro fondos de inversión nuevos ya registrados, uno más en proceso de registro también. 

Vemos que se está aceptando muy bien la función y el ejercicio de establecerse como emisor dentro del mercado de capitales para obtener una fuente de financiamiento alternativo adicional a lo que ya manejan las empresas que por lo general son financiamiento bancario. 

Entonces toda la inclusión de estos nuevos actores corresponden eventualmente a nuevos papeles en el mercado, nuevas estrategias comerciales, desde las nuevas casas de bolsa que se van a ir instalando y todas vemos que vienen apuntando a un sector o tienen un perfil particular que van buscando desarrollar. 

Yo creo que la competencia es sana con respecto a la inclusión de nuevos actores, de nuevos papeles y sobre todo le permite también tanto a emisores como inversionistas diversificar tanto sus fuentes de financiamiento como fuentes de inversión. Entonces yo creo que eso va a promover que se sigan encontrando todavía, hay puntos en común entre ambas partes dentro del mercado.

-¿En cuanto al dinamismo que se está viendo en los últimos meses, como ven a la meta fijada de USD 3000 millones, podría superarse?

Sin lugar a dudas, hablábamos a comienzos de año y cuando poníamos la meta en los 3 mil millones era bueno también, teniendo en cuenta que que acá dentro del mercado de valores funcionamos obviamente inmersos dentro de una coyuntura económica. Lo vivimos el año pasado, sobre todo en el primer semestre, donde vimos que la situación de la sequía, el bueno, la situación de los precios internacionales de los commodities, la situación en general de tasas acá obviamente terminó impactando en un volumen de negociación. 

Entonces, independientemente a que el sistema del mercado bursátil es un punto de encuentro, la poca previsibilidad que había en el momento, evitaba también que los actores tomen decisiones, sobre todo en el largo plazo. 

Durante ese tiempo cuando hablábamos de las metas de este año, dijimos seamos conscientes de que también estamos inmersos en un en una coyuntura externa a lo que nosotros podemos ofrecer como mercado de capitales y tenemos que acompañar también, obviamente el ciclo económico. Entonces nos pusimos esa meta, vemos y ojalá obviamente estamos trabajando para que al cierre del 2023 este sea nuestro, nuestro nuevo año récord. 

Sabemos y somos conscientes obviamente, de que las empresas necesitan tener una previsibilidad, necesita tener un escenario claro para saber y para poder tomar. Tomar decisiones sobre datos concretos. Entonces, a partir de ahí ir mejorando e ir ampliando cada vez más el volumen de negociación. Obviamente lo vemos con mucho optimismo..

-¿Cómo recibieron y qué expectativas hay sobre la decisión de Hacienda en ampliar su programa de emisión de bonos del tesoro a nivel local?

Creo que alimenta más el sentimiento que estuvimos teniendo durante todos estos primeros meses, recibimos también al Ministerio de Hacienda con su nuevo programa de emisión para este año, con mucho optimismo. Como sabemos, el programa del año pasado no tuvo muy buena implicancia. 

De hecho, el Ministerio de Hacienda abandonó su programa de emisión para obtener créditos de otras fuentes de financiamiento el año pasado, cuando retomó su programa de emisiones de año. Nos puso muy contentos.

Vimos durante los primeros meses y coincidimos con ellos donde nosotros en realidad, dentro de nuestras perspectivas de plataforma de negociación, observamos que hubo mucho apetito sobre el título del bono del Tesoro local. Bueno, cuando nos comentaron y de hecho ya al mes pasado estábamos hablando de que tenían un saldo solamente de aproximadamente 45 mil millones.

Ya veníamos viendo que los volúmenes propuestos dentro de su programa de emisión ya estaban llegando a sus a sus topes, sus alternativas de financiamiento que en ese momento se se tenía pautado o se tenía por lo menos habían anunciado un programa de emisión también de bonos soberanos en Estados Unidos y sabíamos que seguía, que seguía vigente hasta el día de hoy sé que sigue también, pero están sujetos también a una coyuntura internacional, en donde hay una situación de tasas un poco más volátil se podría decir con el tratamiento de este 13 y 14 de junio en la Reserva Federal, el techo de la deuda americana son temas que hacen un poco a un escenario internacional más volátil hoy en día para tomar decisiones.

Entonces, cuando el Ministerio de Hacienda decide, eh, sacar parte de ese porcentaje que tenía pensado emitir bajo bonos soberanos y volcarlos nuevamente al mercado local, nosotros obviamente lo recibimos de como una muy buena noticia. 

Sabemos que los inversores locales quieren riesgo, Ministerio de Hacienda, se sienten cómodos y bueno, ya de hecho en la última subasta prácticamente el 80, más del 80% de los precios ofertados estaban por encima de la par, o sea que estaban teniendo muy buena recepción y se recibieron ofertas hasta por más del 700% de lo que se estaba subastando. Eso nos da una señal que hay todavía más apetito. 

Entonces, dentro de lo que lee el Ministerio de Hacienda, con los actores de mercado saben que ampliar eso y de hecho ya recibimos nosotros noticias del monto que van a ampliar esta primera etapa y con la misión que vamos a tener la semana que viene estamos aumentando en 350 mil millones más, lo que es el monto total del programa de deuda para bonos locales del Ministerio de Hacienda.

-¿Cuáles son las expectativas para el segundo semestre del año, teniendo en cuenta el cambio en el poder ejecutivo?

Nosotros creemos que a nivel empresarial y sobre todo a nivel gestión corporativa y de las organizaciones no se puede parar por tasas altas, la operación de un organismo, ya sea privado o público no se puede parar un año por elecciones y los actores de mercado tienen bien leído eso, entonces, cuando hablábamos de establecer las metas para el año, teníamos en cuenta que teníamos un año de elecciones, de elecciones presidenciales con todas las sacudidas que eso representa también, pero yo creo que sobre todo los primeros meses del año eran los que veíamos como más cautelosos, teniendo en cuenta que bueno que teníamos próximas las elecciones presidenciales de abril.

Gracias a lo que pudimos ver durante durante estos meses, los actores obviamente supieron tomar las decisiones y no detuvieron y no se no se pararon en esa parálisis por análisis que se suele dar a veces en en ciertos años y supieron reaccionar y seguir internalizando, digamos a veces un poco la las incertidumbres y bueno, a pesar de todo, seguir trabajando sobre este, sobre sus modelos y sobre sus proyectos .Vemos esta segunda mitad del año, cómo una oportunidad obviamente, de afianzar más todas estas decisiones que ya estuvieron tomando durante los primeros años. Ya vimos que no se detuvo la negociación bursátil. 

De hecho, como te comentaba en mayo, nosotros tuvimos el volumen hasta ahora por lo menos el volumen récord de negociación , mayo va a ser el mes de mayor volumen de negociación dentro de la Bolsa de Valores. 

Entonces esperamos que todos los actores y todos los decidores puedan seguir tomando con la misma previsibilidad durante la segunda mitad del año, todas sus decisiones de financiamiento. Porque sabemos somos muy conscientes, somos protagonistas dentro de lo que es el rol de hacer que la economía y el bienestar de la gente en general se mantenga en los niveles que necesitamos que se mantengan.

Te puede interesar

Sector privado reporta flojo arranque del 2023, pero persiste confianza en buen cierre de año

Una encuesta sobre situaciones y perspectivas de consumo arroja que casi la mitad del sistema financiero percibió una economía peor que en el comienzo del año pasado; sin embargo, el 58,4% tiene buenas perspectivas para el cierre del 2023.

La mayoría también indicó que su consumo aumentó y cree que sus ingresos se incrementarán al final de este año. Para la mayor parte de los encuestados, la inflación se colocará por encima del rango meta al cierre del año.