fbpx
30 °C Asunción, PY
19 de abril de 2024

Morosidad empieza a retroceder y apuntan al abaratamiento del crédito entre las principales causas

La coyuntura comienza a ser favorable para el sector bancario y si bien la morosidad ha registrado un descenso en el mes de septiembre, aún se ubica en niveles elevados en comparación a los que se tenían en años anteriores. Según el economista Anibal Insfrán, las reducciones de tasas de interés generan un marco más accesible para que los deudores puedan cumplir con sus compromisos, en un contexto de menor inflación y recuperación económica. Además se espera que con la normalización de la política monetaria y la regularización del gobierno en relación a la deuda con sus proveedores, la morosidad también comience a ceder.

El último boletín  estadístico del Banco central del Paraguay (BCP) muestra que la morosidad total en el sistema bancario es de 3,41%, menor a la de agosto que era de 3,44%. Si bien esta es una diferencia aún marginal, la reducción se da por segundo mes consecutivo, justamente en un contexto en el que la banca matriz ha comenzado a bajar los niveles de interés. 

De acuerdo a los registros proveídos por la Superintendencia de Bancos, se observa que el nivel más elevado de la morosidad en lo que va del año se dio en el mes de junio cuando alcanzó un pico de 3,66%. A partir de ahí,  se registraron leves oscilaciones. 

Sin embargo, en agosto comenzó a descender y esto coincidió con la reducción de tasas de interés en el marco del cambio de sentido en la política monetaria del BCP. Todo indica que el recorte dado en el mes de octubre tendrá sus efectos en los meses de noviembre y diciembre. 

Actualmente la tasa de 3,41% representa del total de la cartera de créditos unos G.4,5 billones lo que equivale a unos USD 620 millones, aproximadamente. 

En entrevista con MarketData, el economista Anibal Insfrán comentó que observa una solidez a nivel general en el sistema bancario y que si bien suelen verse variaciones en algunos meses, la perspectivas son positivas para los siguientes meses, en términos de créditos, depósitos, utilidades u una reducción de la mora. 

“La perspectiva de menores tasas siempre ayuda a que también la mora sea menor, por el hecho de que con las tasas de interés menores hay más probabilidades de que uno pueda pagarlo, tenemos nuestro entorno externo complicado, pero internamente las condiciones financieras están mejorando, la política monetaria se está volviendo más laxa, ya son tres meses consecutivos de haber bajado la tasa, es una buena señal, es una señal de confianza”.

Anibal Insfrán, economista.

El mismo explicó que las recientes reducciones de tasas de interés efectuadas  por el BCP ya pueden estar incidiendo en algunas en el nivel  de la mora bancaria, y que de continuar por esta senda, se podría eso ser mayores disminuciones  todo esto, siempre y cuando las condiciones de inflación y crecimiento sigan fortaleciéndose. 

“La perspectiva de menores tasas siempre ayuda a que también la mora sea menor, por el hecho de que con las tasas de interés menores hay más probabilidades de que uno pueda pagarlo, tenemos nuestro entorno externo complicado, pero internamente las condiciones financieras están mejorando, la política monetaria se está volviendo más laxa, ya son tres meses consecutivos de haber bajado la tasa, es una buena señal, es una señal de confianza” resaltó. 

Insfrán añadió que el contexto de inflación es un aspecto fundamental para una reducción no solo de tasas sino que también de la mora, puesto que ante un menor nivel de precios , la población posee mayor poder adquisitivo y por ende, más  posibilidades para honrar deudas. 

Incluso mencionó que gracias a eso, las condiciones financieras a niveles son auspiciosas que ya permiten expandir el crédito a menor costo. 

“A pesar del contexto internacional, nosotros sentimos que hemos controlado la inflación y que las condiciones financieras del país están en condiciones de recibir una bajada de tasa, y de poder expandir el crédito, porque eso es lo que se espera detrás de todo eso”expresó el economista. 

DEUDA DEL ESTADO

Anibal Insfrán añadió que cuando el sector público pueda regularizar con sus proveedores también el sector bancario podría registrar menores saldos de préstamos vencidos, es decir, mora. 

Sobre lo que viene haciendo el gobierno para pagar sus deudas, Insfrán considera positivo y que es probable que los pagos sean recibidos y  suponga un fuerte alivio tanto para el sector bancario como para el público en general, una vez que tenga el visto bueno de ambas cámaras del congreso. 

“La mayoría parlamentaria del Partido Colorado hace que sea poco probable que estos proyectos no sean aprobados. Una vez que el Partido de Ley obtenga la aprobación, se prevé que se emitan bonos para cumplir con estas obligaciones pendientes. En general, se espera que este proceso se desarrolle sin inconvenientes”, estimó.