fbpx
16 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Buscando proteger al inversor, CNV opta por incorporar la supervisión basada en riesgos

La entidad reguladora de la actividad bursátil local venía realizando una supervisión basada en cumplimiento normativo. Ahora cambia el enfoque y pretende proteger a los inversores de los diferentes riesgos que puedan existir en el mercado.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) llevó adelante un evento en el cual socializó el esquema de Supervisión Basada en Riesgos (SBR). Luis Carlos Berino, director de Estudios Económicos y Análisis Financiero de la entidad, explicó que este es un cambio de enfoque en la gestión del mercado de valores. 

El alto funcionario sostuvo que, anteriormente, la CNV realizaba una supervisión basada en cumplimiento normativo, es decir, el hincapié principal se centraba en que se cumplan las normas y todo se realizaba en base a reglamentos. Resaltó que no se tenían en cuenta los riesgos o los posibles problemas que podrían generarse en el mercado financiero, que a la larga terminan generando una pérdida para el inversor. 

Añadió que al inversor lo que le interesa es generar ganancias y los riesgos que puedan existir en el mercado muchas veces ponen en peligro su inversión. “Entonces, al cumplimiento de la norma vamos a agregar una nueva forma de ver las cosas, que es tratar de identificar los riesgos, medirlos, monitorearlos y, por supuesto, mitigarlos”, indicó. 

Recalcó que esta supervisión basada en riesgos no se limita al accionar de la CNV, sino también implica a todos los actores del mercado, ya sean agentes, supervisores, casas de bolsa, calificadoras de riesgos, la misma Bolsa de Valores, etc., de tal forma que se evite que cualquier riesgo genere pérdida para el inversor. 

El representante de la mencionada entidad comentó que esta innovación de la regulación del mercado bursátil no se relaciona precisamente con la evaluación anti lavado que recientemente concluyó el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), sino que es una forma de “converger con lo que es el funcionamiento normal de un mercado financiero en el mundo”. 

El director puso de ejemplo que en el sistema bancario se introducen las normas de Basilea 1, 2 y 3, que son normas que implican, entre otras cosas, también supervisión de riesgos. “Basilea 3, por ejemplo, trae un principio de autoevaluación de riesgo por cada una de las entidades bancarias y cada entidad bancaria tiene su metodología para evaluar ese riesgo”, afirmó. 

Teniendo en cuenta esto, agregó que la idea en principio es identificar y poder mitigar los riesgos para que, de cierta manera, todos estén protegidos contra eventos  y movimientos del mercado. 

“Entonces, es un poco un aggiornamiento a como va el mundo, así como por ejemplo nosotros adoptamos programas informáticos que salieron dos días atrás en Estados Unidos o en Europa para poder seguir manteniendo el paso en comunicación con el resto del mundo, por lo mismo, en el mercado financiero en materia de supervisión de riesgo”, acotó. 

Berino reiteró que esta supervisión basada en riesgos es una forma de gestión y no se requiere de ninguna ley en especial. No obstante, sostuvo que no significa que a raíz de la adopción de este modelo de supervisión no introduzcan algunas modificaciones en el reglamento del mercado de valores o algunos cambios, más adelante. 

Por último, informó que para llevar adelante estas acciones están trabajando con expertos internacionales y han elegido a la reconocida consultora Murado, de Colombia. “Más que nada, por la forma en que lo tienen estructurado (sus riesgos) y por la solidez de conocimiento y de ideas que hay detrás de ellos”, finalizó.