fbpx
34 °C Asunción, PY
2 de marzo de 2024

Emblemas privados reducirían sus precios a partir de enero, tras menor presión internacional

En las últimas semanas, se implantó una especulación respecto a los precios de combustibles luego de que los costos internacionales se redujeran notablemente, mientras que el precio a nivel local no sigue la misma tendencia.

Algunos emblemas privados ajustaron su tabla de precios, con una reducción de G. 300 únicamente para las naftas, no así para el gasoil que sigue presentando elevados precios desde el mercado externo.

Desde el sector privado confirmaron que se prevé un abaratamiento a partir del mes de enero y habría condiciones para retornar hasta a valores previos al conflicto Rusia-Ucrania.

De acuerdo a la tabla de precio de Petrobras, se observa que la nafta Grid 95 ahora cuesta G. 7.960 (G. 8.260 precio anterior) y la nafta 97 está a G. 8.900, mientras que el diesel podium sigue en los G. 11.100 por litro. Shell también anunció la reducción de sus principales combustibles que quedaron en: Shell fórmula regular, G. 7.300; Shell Formula super, a G. 7.960; y Shell V-Power, en G. 8.900.

Sin embargo, no todos los emblemas acompañaron esta reducción de precios. Por ejemplo, Petropar aún no se pronunció al respecto. 

Desde el sector confirman que existe una tendencia a la baja de los precios de combustibles desde el mes de diciembre, sin embargo, esta reducción se vería recién en el mes de enero, al momento de la reposición de nuevos stocks.

Para el primer mes del 2023 se espera una reducción de hasta G. 500 en los combustibles, y así también una eventual reducción del diesel, según Ricardo Escauriza, director de Petrochaco. 

Desde la Distribuidora de Combustibles y Asociados del Paraguay (Dicapar) habían comentado que los precios internacionales venían descendiendo y que por ello las distribuidoras podrían vender a menor costo, por ende, el consumidor podría acceder a una gradual reducción de precio. 

Es importante mencionar que existen 22 distribuidoras de combustibles, las cuales pueden variar con relación a otras en cuanto a precios.

Perspectivas de abaratamiento de los combustibles

Ricardo Escauriza explicó a MarketData que la reducción de los precios puede estar explicada por el descenso en la referencia del crudo, así como por una mayor capacidad de producción por parte de las refinerías. 

Es por ello que algunos emblemas comenzaron a bajar sus precios. Sin embargo, Escauriza indicó que la principal reducción se vería recién desde el mes de enero, en donde se prevé un descenso de G. 500 para la firma, en lo que respecta a los combustibles, mientras que para el diesel se buscará un precio de G. 8.300 nuevamente, ya que este último no presenta aún un descenso importante. 

Además de eso, comentó que se tienen previstas reducciones para el mes de diciembre, pero a través de promociones, al igual que otros emblemas.

“Nosotros no importamos crudo, el precio del petróleo sólo es algo referencial, acá miramos precios de nafta (gasolina) diésel (OIL). Desde que empezó diciembre la tendencia es la baja, especialmente en naftas y un poco en el diésel, por eso las distribuidoras están bajando y con estos índices vamos a tener una reposición de productos a buen precio para enero”, sostuvo Escauriza. 

“Nosotros, particularmente, queremos bajar 500 guaraníes en las naftas para enero, si continúa la tendencia a la baja, y volver a bajar el diésel a 8.300, vemos bastante positivo y esperanzador esto”, añadió.

Una de las posibles causas de la reducción del precio a nivel internacional podría ser el aumento de la producción de las refinerías y una presión a la OPEP y Rusia para combatir la inflación que se da a nivel mundial. 

Menor presión internacional

El analista económico Stan Canova aseguró que la reducción debería ser más significativa, puesto que los precios internacionales ya se normalizaron incluso a niveles inferiores desde antes del conflicto bélico. 

Actualmente, el precio ronda los USD 70, luego de que alcanzara la cotización más elevada de unos USD 120 por barril. “Acá lo que hace falta es una entidad reguladora que pueda realmente controlar, analizar estas cuestiones”, señaló. 

Asimismo, Canova se refirió a que el gobierno aún puede mantener la exoneración del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) como medida para mitigar el impacto de este producto. Con ello, en la siguiente reposición de stock también se tendría que dar una reducción adicional, pero explicó que esto no se puede asegurar ya que no se cuenta con una unidad de control o regulatoria que pueda garantizar la importación y el comercio adecuado de los combustibles. 

“Yo creo que los precios tienen que volver a ubicarse como estaban en febrero de este año, antes del inicio del conflicto bélico, ya que los precios ya están en el mismo orden, pero nadie controla eso”, criticó. 

Te puede interesar