fbpx
28 °C Asunción, PY
22 de octubre de 2021

Evitar la desinversión es el objetivo de los actuales cambios en política monetaria y fiscal, explica el BCP

El último informe de Cuentas Nacionales del Banco Central da cuenta de que las inversiones han crecido de manera considerable en el segundo trimestre del año.

Desde la banca matriz afirman que la normalización de la política económica no generará problemas para este proceso, sino que más bien fortalecerá la confianza debido a que se controlará la inflación.

El Banco Central del Paraguay (BCP) presentó el pasado viernes su informe de Cuentas Nacionales Trimestrales (CNT), correspondiente al segundo trimestre del año. El documento indica que la formación bruta de capital creció un 54,3% y la formación bruta de capital fijo creció un 44,2%, denotando un importante aumento de las inversiones en el país.

Al ser consultado sobre este tema, en un contexto de revisiones de la política monetaria en el país, así como de las políticas fiscales que ya dejan de ser acomodaticias, Miguel Mora, economista jefe del BCP, refirió que de este modo se genera confianza para los inversionistas, de modo a que las inversiones no pararán. 

“Lo que estamos haciendo hoy con la política monetaria, y también el Ministerio de Hacienda con la política fiscal, más bien entendemos que va a ayudar a que ese contexto macroeconómico siga siendo atractivo. Recordemos que entre los temas principales que los inversionistas destacan está el tema de la estabilidad macroeconómica”, expresó el alto funcionario.

Con las recientes subas de la tasa de interés de referencia del mercado, el BCP tiene la intención de contener los niveles de inflación, que en los últimos meses trepó a niveles que sobrepasan ampliamente a la meta anual de 4%. 

Al respecto, Mora recordó que países como Argentina sufrieron procesos de desinversión debido al imparable y significativo incremento de precios que registran desde hace buen tiempo, y que esto es lo que se busca evitar en Paraguay. 

“Recordemos que la inflación es algo que afecta el poder adquisitivo de las personas, de los hogares, también mete incertidumbre a los consumidores y por el lado de los inversores también, no permite realizar los cálculos necesarios para inversiones de largo plazo”, relató. 

“Basta mirar lo que ocurre en el país vecino, donde justamente esa falta de control en la inflación desemboca más bien en una desinversión y es lo que queremos evitar con estas dos políticas que tenemos, la de normalización (de la política monetaria) y la de convergencia hacia la regla fiscal”, agregó.

Te puede interesar