fbpx
35 °C Asunción, PY
26 de enero de 2023

Flujos de inversión extranjera sumaron USD 192 millones en el 2021 y aumentaron 74%

La entrada de inversión extranjera directa alcanzó un valor de USD 2.263 millones el año pasado, siendo esta cifra superior al flujo bruto de salida, que fue de USD 2.072 millones. Con este resultado, el capital extranjero neto fue de USD 192 millones, lo que representa un 74% más que lo registrado en el 2020

El informe de Inversión Directa (ID), presentado por el Banco Central del Paraguay (BCP), detalla que los países que más invirtieron en Paraguay en el 2021 son Brasil, Estados Unidos, Holanda y España, representando el 45% del total de las inversiones. 

Cesar Yunis, director del Departamento de Estadística del Sector Externo, explicó que  el flujo neto de inversiones directas se debe principalmente a las capitalizaciones y las utilidades reinvertidas, que fueron parcialmente contrarrestadas por préstamos netos negativos.

En cuanto a los montos nominales de entrada, se observa que los valores son inferiores a los del 2020, cuando este alcanzó un valor de USD 2.377 millones; sin embargo, la diferencia positiva se encuentra en el flujo de salida, el cual fue sustancialmente inferior en 2021, es decir, que los egresos de capital fueron inferiores en el último año. 

En el año 2020, el flujo neto de inversión fue de USD 120 millones, ya que se registraron importantes salidas de capital. 

Rubros más dinámicos 

En cuanto a los sectores con mayor representación, se mantienen los sectores secundario y primario con los volúmenes más elevados de inversiones. 

La dinámica que han registrado los flujos netos de ID en comercio, intermediación financiera, producción de carne y comunicaciones, por su parte, se ha visto atenuado por los flujos netos negativos registrados principalmente en transporte. 

Con estos resultados, el saldo de la ID al cierre del 2021 ascendió a USD 7.045 millones, registrando un incremento del 5% con respecto al año 2020. Las actividades económicas con mayor participación en los saldos de ID son el comercio (16,4%), la intermediación financiera (16,3%), la elaboración de aceites (11,7%) y el transporte (8,1%).

Asimismo, Cesar Yunis destacó el progreso que tiene Paraguay en cuanto a las captaciones de inversiones en los años de comparación que van desde 2007 hasta 2021 

En este sentido, señalaron que Paraguay, más allá de incrementar los valores, sumó también a nuevos inversores, siendo los principales de Brasil, Estado Unidos, Holanda y España. 

Otros países que han ampliado su posición en inversión en Paraguay han sido Uruguay, Islas Vírgenes Británicas, Argentina y México. Además, resulta notable el incremento en el número de países inversores, que de un total de 29 en el 2007 se ha incrementado a 42 países en el 2021.

Ante esto también destacan que el Paraguay posee las herramientas y atractivos suficientes para incrementar la brecha de las inversiones directas en los siguientes años, contando con una mejoría en la calificación de riesgo y una aprobación satisfactoria de examen del Gafilat (Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica), lo cual nos pone en una posición ventajosa para inversiones 

Es importante mencionar que el Paraguay es considerado prácticamente un país en grado de inversión, según la valoración que tienen en los mercados bursátiles internacionales. Esto lo había mencionado el ministro Luis Castiglioni, por las tasas que nuestro país paga en dichos mercados debido a la gran confianza de inversores en los bonos soberanos.

En este mismo contexto, en los meses anteriores, la fundación Getulio Vargas había catalogado a Paraguay como uno de los países con mejor clima de negocios, solamente por debajo de Uruguay. 

Sin embargo, Paraguay aún se encuentra lejos de ser el receptor principal de inversiones, según el informe. Los países que más reciben capital son Brasil, Chile, Colombia, Argentina, Perú y Uruguay.

Recuperación internacional

Los flujos mundiales de ID se recuperaron con fuerza en 2021 y se situaron en USD 1,6 billones, un 64% superior al nivel alcanzado en 2020, periodo severamente afectado por la pandemia del COVID-19. La recuperación de la ID en 2021 trajo consigo un crecimiento en todas las regiones. 

No obstante, casi tres cuartas partes del aumento mundial se debió al repunte en los países desarrollados, donde los flujos de ID se incrementaron en 134% y alcanzaron USD 746.000 millones, más que duplicando los niveles de 2020. Los flujos de ID hacia las economías en desarrollo crecieron más lentamente que los destinados a las economías desarrolladas, pero aun así aumentaron un 30%, hasta USD 837.000 millones.

A nivel regional, en América Latina y el Caribe la ID creció en 56% y superó los USD 134.000 millones. Las actividades económicas con mayor inversión fueron la fabricación de automóviles, los servicios financieros y de seguros, el suministro de electricidad, los servicios de información y comunicación. En América del Sur, la ID experimentó un crecimiento de 74% y alcanzó los USD 88.000 millones, debido a una mayor demanda de commodities y minerales.

Considerando que la ID es una fuente de financiamiento externo privado mucho más estable para el país, se destaca el aumento que la misma ha mostrado dentro de la estructura de los pasivos de la Posición de Inversión Internacional (PII), pasando del 19,6% del financiamiento total en el 2010 a un 28,8% en el 2021. 

Cabe destacar, además, la importancia de la ID como factor que permite el acceso a tecnología de punta para el proceso de producción, que es importada de países con mayor grado de desarrollo y adaptadas a las características del mercado doméstico. Esto también se complementa, generalmente, con un incremento del capital humano de los trabajadores locales que prestan sus servicios en las empresas ID del país receptor. 

Igualmente, el mayor grado de competencia de las empresas ID genera incentivos para que las empresas locales optimicen sus procesos de producción, aumentando su eficiencia. Adicionalmente, la llegada de empresas con inversión directa también contribuye a abrir nuevos mercados para los demás agentes de la industria local.

Con respecto a la revisión de la serie histórica de la ID para el periodo 2007-2020, se ha registrado un incremento de los flujos netos de ID en casi todos los años. Las mayores revisiones al alza se observaron en los años 2013, 2016 y 2019, según consta en el reporte del BCP. 

Estos cambios se explican, principalmente, por el acceso a nueva información sobre los componentes de la ID de empresas no financieras ya existentes en el directorio de informantes, ya sea por la rectificaciones en las cifras de capital, en las utilidades reinvertidas y por la incorporación de nuevos datos sobre activos y pasivos con empresas relacionadas del exterior, así como por la inclusión de nuevas empresas ID, que implica la incorporación de nuevas cifras de capital, utilidades y activos y pasivos con empresas relacionadas del exterior, explicó la banca matriz.

Te puede interesar