fbpx
30 °C Asunción, PY
21 de enero de 2021

La actividad económica mantiene caída de -0,7% a noviembre del 2020

Los servicios, la agricultura y la energía eléctrica figuran entre los sectores que reportaron resultados negativos en el penúltimo mes del año pasado, según BCP. La construcción, la ganadería y algunas de las ramas de la industria atenuaron la merma.

La actividad económica nacional se mantuvo en el terreno negativo al menos hasta un mes antes del cierre del 2020, con un desempeño que acumuló una caída de -0,7% a noviembre, según últimos registros del Banco Central del Paraguay (BCP).

Este indicador reportó así el mismo resultado que en octubre, cuando la merma acumulada también fue de -0,7%. En el cálculo interanual (comparativo con el mismo mes del año anterior) se dio una ligera mejora, ya que en el décimo mes del 2020 fue de -0,7% y en noviembre se fijó en -0,6%.

Teniendo en cuenta la proyección oficial de variación del producto interno bruto (PIB) para el cierre del año, de -1%, es de esperar que diciembre no arroje aún un desempeño positivo en la actividad económica del país. El resultado del Índice Mensual de Actividad Económica del Paraguay (IMAEP) del cierre del 2020 se conocerá el 11 de febrero próximo.

Sectores golpeados

El reporte a noviembre recalca que los servicios continúan siendo afectados por la pandemia de COVID-19, específicamente en las actividades de comercio, restaurantes y hoteles, servicios a las empresas y a los hogares.

La energía eléctrica tampoco pudo repuntar, pero en su caso por el impacto del reducido caudal hídrico del río Paraná, que generó una menor producción de las binacionales Itaipú y Yacyretá. La banca matriz detectó también un comportamiento interanual negativo en la distribución de electricidad.

La agricultura es otra actividad en baja para el mes de análisis. Recordemos que la sequía experimentada meses atrás retrasó el inicio de la campaña sojera 2020/2021 y se espera que el rendimiento en volúmenes sea menor a la del 2019/2020, aunque con resultados atenuados por la mejora que están teniendo los precios internacionales del grano.

Por su parte, rubros industriales como minerales no metálicos, textiles y prendas de vestir, productos del papel, madera, maquinarias y equipos atenuaron el desenvolvimiento favorable que exhibieron productos como carnes, lácteos, aceites, bebidas y tabacos, químicos, cueros y calzados, la fabricación de metales comunes y productos metálicos.  

Actividades en alza

La ganadería logró posicionarse entre los sectores pujantes de la economía paraguaya, al igual que la construcción – esta última, impulsada por el dinamismo en la ejecución de las obras tanto privadas como públicas –, en noviembre del 2020.

El BCP destaca el aumento de actividad que lograron marcar otros rubros de servicios: los gubernamentales, financieros, transportes y telecomunicaciones.

Finalmente, explica que el IMAEP que excluye la agricultura y las binacionales registró un leve crecimiento interanual, de 0,2%, con lo cual acumuló una variación de -1,5% a noviembre de 2020.

La actividad económica tuvo su momento más dramático en abril pasado, cuando sufrió una caída de -12,2% respecto al cuarto mes del 2019.

Posteriormente, con el levantamiento gradual de las restricciones a la movilidad social, la contracción se fue suavizando y las proyecciones para el cierre del año mejoraron desde el nivel de -3,5% que se contemplaba en julio.

Para el 2021 se espera una recuperación de 4%.

Te puede interesar