fbpx
25 °C Asunción, PY
12 de abril de 2024

Moody’s mantiene calificación y perspectiva estable en perfil de riesgo de Paraguay

La citada calificadora destaca la fortaleza macroeconómica y fiscal del país. Señala que si bien Paraguay registró una contracción, fue la menos severa de América Latina y el Caribe, muy por debajo de las otras naciones de la región.

Además, Moody’s espera que la economía paraguaya crezca en 3,5% en el 2021 y que para el 2022 esto se acelere al 4%, lo que supera el promedio del crecimiento regional de 3,5%.

La calificadora de riesgos Moody’s, luego de una revisión de la calificación de riesgo anual, ha decidido mantener la nota de Paraguay en Ba1 (con perspectiva estable). Así informó el Ministerio de Hacienda, a través de un comunicado, y explicó que este análisis se da en un contexto económico todavía complicado, producto de la pandemia global que aún se está atravesando, en palabras de la agencia internacional. 

La citada calificadora destaca que las fortalezas crediticias de Paraguay incluyen su baja carga de deuda pública en términos absolutos y relativos, a pesar de un aumento al 35% del Producto Interno Bruto (PIB) que se dio el año pasado, impulsado por la respuesta de política anticíclica del Gobierno a la pandemia.

Moody’s dice que si bien Paraguay registró una contracción, fue la menos severa de América Latina y el Caribe, muy por debajo de los países de la región. Esto se puede atribuir en parte al estímulo fiscal del 5,5% del PIB, que derivó de la Ley de Emergencia Nacional para contrarrestar los efectos negativos de la pandemia, mediante medidas que atendieron las áreas de salud, empleo, empresas y a sectores sociales vulnerables. 

Además, enfatiza en su informe el rol de la inversión pública para la recuperación económica durante la segunda mitad de 2020. Asimismo, destaca que el PIB real de Paraguay creció 0,6% interanual en el primer trimestre del 2021, convirtiéndolo en una de las primeras economías de América Latina en exceder los niveles pre-pandémicos. 

Menciona que el principal motor de este crecimiento fue la formación bruta de capital fijo, con un aumento del 11,4%. Igualmente, resalta la contracción del gasto público en 4,2% debido a la focalización de asistencia de sectores más afectados por la pandemia.

Además, Moody’s espera “que la economía paraguaya crezca en un 3,5% en el 2021” y que para el 2022 “el crecimiento se acelere al 4%, lo que supera el promedio del crecimiento regional de 3,5%”. 

Resultados fiscales

En cuanto al déficit fiscal, la calificadora estima que será del 4% del PIB, con la expectativa de que vuelva a converger a los límites de la Ley de Responsabilidad Fiscal para el 2023. En cuanto a los niveles de Deuda/PIB, destaca que se posiciona un nivel por debajo del promedio que se espera para los países con la misma calificación.

Moody’s distingue la fortaleza fiscal de Paraguay, acentuando la importancia de la Ley de Responsabilidad Fiscal, la cual ha ayudado al Gobierno a marcar un historial de gestión fiscal conservadora que ha sido parte del perfil crediticio durante casi dos décadas, y que a pesar de este enfoque prudencial, ha creado un espacio para aumentar el gasto de capital a lo largo del tiempo, “demostrando el compromiso del Gobierno con la inversión pública dentro de su plan de recuperación económica post pandémica”.

Cabe recordar que, en junio de 2021, el Gobierno presentó al Congreso la Ley de Consolidación Económica y Contención Social, que establece medidas para gastos en salud y contención social, recursos para Mipymes, exoneraciones en servicios básicos según mapa de riesgo, transferencia en concepto de ayuda a trabajadores afectados por cierres fronterizos, entre otras medidas. 

Desde el Ministerio de Hacienda recordaron que Paraguay ha logrado mantener su calificación crediticia y la perspectiva estable con las calificadoras Moody’s y Standard & Poor’s, en el año 2021. 

Las últimas revisiones demuestran que el país se ha mantenido firme ante los shocks externos y los problemas de crecimiento interno, ayudado por las contundentes intervenciones realizadas por el gobierno para contener los impactos negativos sanitarios, económicos y sociales generados por la crisis mundial, lo que ha permitido superar un año 2020 atípico y difícil, y situarnos en una situación robusta para enfrentar los efectos de la pandemia.

Bajo endeudamiento en comparación con la región

Por otra parte, el viceministro de Economía, Iván Haas, en comunicación con un medio radial, explicó que al mes de junio la deuda pública del país se sitúa en 34,1% con respecto al Producto Interno Bruto (PIB), con lo cual el Paraguay sigue en el podio del país con el menor nivel de endeudamiento de la región.

En esta línea, recordó también que ya está en el Congreso Nacional el proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal 2.0 donde por primera vez se busca poner un límite a la deuda.

Durante la entrevista, el viceministro Haas explicó que desde enero no han enviado ningún proyecto financiado por préstamos, ya que buscan recurrir a la deuda como una última opción. 

El alto funcionario precisó que las finanzas públicas tienen que recuperarse después de la pandemia, por lo que justamente plantean el Plan de Convergencia Fiscal con el objetivo de ir retornando al 1,5% gradualmente en cuatro años. Señaló que, para esto, deben mejorar la calidad del gasto público, por lo que en esta línea ya han encarado ciertas reformas como la de Compras Públicas y la del Servicio Civil.

Te puede interesar