fbpx
23 °C Asunción, PY
1 de marzo de 2021

Señalan al guaraní como la moneda más fortalecida en la región

El dólar sigue con su tendencia a la baja y la cotización cierra la semana cerca de los G. 6.600. La región adoptó la tendencia mundial, ante una mayor oferta de la moneda norteamericana luego de las emisiones realizadas por Estados Unidos.

Un análisis realizado por la consultora de temas económicos Mentu revela que, en comparación con el peso argentino y el real brasileño, el guaraní fue la moneda que más se apreció con respecto al dólar durante este febrero. 

El fenómeno se explica por la tendencia internacional del dólar a nivel mundial, la menor demanda en el mercado local, la mayor cobertura y la volatilidad en el mercado cambiario, según la publicación compartida por la firma.

Según el índice de depreciación/apreciación porcentual acumulada de febrero de este año, compartida por Mentu, el guaraní ganó un 4% de terreno con respecto al dólar en este periodo de tiempo. 

Por su parte, el real se depreció un 5% y el peso, 1%, aunque estas dos monedas desaceleraron su caída con respecto al año pasado. 

A nivel local, el tipo de cambio cierra la semana en G. 6.627, según el precio referencial publicado por el Banco Central del Paraguay (BCP), y continúa con su tendencia a la baja. 

Las exportaciones de soja y de carne – principalmente – han surtido sus efectos en el mercado cambiario local, sumándose a una importante oferta de la divisa norteamericana ante las recientes emisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). 

Esto explicó Gustavo Chamorro, economista de Mentu, y agregó que esta tendencia se debe a una mayor volatilidad que tiene la moneda extranjera en nuestro país, así como al mayor impacto que tiene la tendencia mundial, en consecuencia. 

Apuntó que el mercado paraguayo es tan pequeño que unos pocos movimientos de desprendimiento de dólares por parte de los agentes afecta al tipo de cambio a nivel general.

En cuanto al debilitamiento del dólar frente a las monedas de esta parte del mundo, el economista recalcó que el posicionamiento de agentes internacionales en monedas regionales de países en vías de desarrollo supone un mayor riesgo para los mismos, pero también una mayor rentabilidad. 

Añadió que si bien Argentina y Brasil también han ingresado a esta línea operativa, igual que Paraguay, el shock es más pequeño, ya que son países con mercados cambiarios mucho más grandes. 

“Se observa que en este tiempo la demanda (de dólares) está un poco resentida y la actividad económica no está repuntando como se quisiera. Además, están ingresando dólares al mercado, si bien todavía no tenemos datos precisos sobre el tema, algunos agentes comentan que los que cosecharon más temprano ya están liquidando su soja y también está saliendo la carne”, puntualizó.