fbpx
18 °C Asunción, PY
21 de julio de 2024

Servicios y alimentos, entre los rubros de mayor incidencia en la inflación y que siguen encareciéndose

Si bien el BCP destaca que la inflación intermutual continúa desacelerándose, las principales incidencias que sigue impulsado el IPC y que no dan tregua son los productos alimenticios y los servicios, teniendo una incidencia del 70% sobre la canasta básica.

El último informe de inflación del Banco Central del Paraguay (BCP) refiere que nuevamente los rubros de alimentos y servicios han mantenido su incidencia en el porcentaje total de la inflación al igual que en el mes anterior. El informe detalla que si bien la inflación en mayo fue de 0%, la participación de estos rubros es la misma. 

En efecto, se observa que los alimentos sin frutas y verduras representan el 1,9%, en segundo lugar los servicios con el 1,6% y el IPC de bienes también con 1,6% mientras que las energías (Combustibles) registraron  una retracción de 0,2%. 

Solamente entre los rubros de alimentos y bienes representan el 70% de la inflación. 

A raíz de esto, durante la presentación de informe de política monetaria IPOM, el economista jefe del BCP, Miguel Mora había explicado que la estimación para el cierre del año 2023 había tenido una corrección al alza, pasando de 4,1% a 4,5%.

Esto se debe a que la convergencia hacia el rango meta estaría llegando a una menor velocidad de la prevista, debido a que los alimentos y servicios siguen registrando incrementos.

El informe indica que dentro del rubro de alimentos, los cereales y sus derivados mostraron incrementos de precios, destacándose los aumentos en los productos panificados, harinas, pastas y arroz. También los productos lácteos registraron subas, principalmente en la leche líquida. 

Estos rubros, conforme a consultas de agentes del sector, siguen siendo explicados por los incrementos de los costos de producción por subas de precios de balanceados y otras materias primas.

Así también se registraron bajas de precios, como las apuntadas en la carne vacuna, que según agentes del sector, está explicada por el mayor nivel de faenamiento respecto al mes anterior y por la reducción del precio externo de referencia del ganado de exportación, que presionan a la baja los precios locales del ganado reduciendo los costos de producción de la industria cárnica. 

Por su parte, los sustitutos de la carne vacuna, como la carne de cerdo, pescado, menudencias y embutidos verificaron subas de precios. En el caso de la carne de cerdo, conforme a manifestaciones de agentes del sector, estaría explicado por la mayor demanda externa del producto, principalmente a Taiwán, que se constituye actualmente en el principal mercado de exportación. 

Servicios 

En cuanto a los servicios, se destacan que los gastos de salud registraron incrementos en productos farmacéuticos, atención médica, atención odontológica, servicios de laboratorio y servicios hospitalarios. 

Otros servicios de la canasta que registraron aumentos, aunque moderados, fueron los alquileres, la reparación de equipos para el hogar, servicio de internet, mantenimiento de vehículos y los servicios ofrecidos en bares y restaurantes.

En este sentido, Miguel Mora, economista jefe del Banco Central, explicó que el aumento de los alimentos y servicios estaría vinculado a una recuperación de la actividad económica con un mayor nivel de consumo, luego de que el año 2022 la economía registre un crecimiento casi nulo. 

Asimismo, sostuvo que por lo general los ajustes de precios tanto en la producción de alimentos como en servicio están relacionados a los incrementos de sus costos. 

El mismo indicó que para contextualizar hay que ubicarse en el año anterior en donde los precios de commodities principalmente agrícolas y no agrícolas, como petróleo, había aumentado fuertemente y  venían ejerciendo una presión sobre  los precios principalmente de productos que utilizan como insumo, es decir, los commodities agrícolas. 

“Pero a su vez también veníamos de  una economía, digamos en el 2022, que en términos de crecimiento tuvo una expansión ligera del 0,1%, por tanto, probablemente buena parte de los ajustes de precios, no hayan podido llevarse a cabo el año pasado y que recién ahora dado un escenario principalmente actividad económica mucho mayor,  estos ajustes continúan en este año, de la mano de  un mayor dinamismo que se está viendo en la economía”, argumentó. 

You cannot copy content of this page