fbpx
15 °C Asunción, PY
9 de agosto de 2022

Las opciones de política cambiaria: ¿Qué ocurre cuando las monedas ganan o pierden valor?

Los factores de competitividad de los productos de un país están ligados al comportamiento de las divisas. Estas, a su vez, se mueven según elementos como la oferta y la demanda, la estabilidad y el riesgo geopolítico.

El tipo de cambio es el precio que tiene una moneda con relación a otra. El tipo de cambio de referencia suele ser el precio del dólar en moneda nacional.

Entre las opciones de política cambiaria, se encuentran los siguientes manejos que se pueden dar a la moneda de un país:

  • Tipo de cambio fijo

Se da cuando el banco central determina y mantiene un tipo de cambio oficial.  

El banco tiene que poseer un nivel alto de reservas internacionales, estos son los depósitos de capital en divisas internacionales que tiene un país garantizando liquidez en este -para poder manejar el tipo de cambio-. Para mantener el tipo de cambio, tiene que vender o comprar divisas en el mercado extranjero.

Este monto de reserva en moneda extranjera tiene el banco para poder absorber o lanzar fondos en estos o fuera del mercado. Esto asegura que la oferta del dinero tenga las fluctuaciones adecuadas en el mercado y en el tipo de cambio. 

  • Tipo de cambio flexible o flotante

El tipo de cambio flexible es cuando los bancos centrales dejan que el tipo de cambio se ajuste para equiparar la oferta y demanda de divisas, sin ninguna intervención de las autoridades monetarias. 

Si la demanda es baja, entonces el valor de la moneda va a decrecer, esto va a hacer que las importaciones del país sean más caras y va a estimular la demanda local de los bienes y servicios, generando más empleos.

El Banco Central también puede intervenir cuando es necesario asegurar la estabilidad y evitar la inflación.

  • Tasas de flotación libre y controlada

Tasas de flotación libre: Los bancos centrales dejan que los tipos de cambio se determinen naturalmente en los mercados cambiarios. Las transacciones de la reserva son iguales a cero. 

Tasas de flotación controlada: El mercado sigue determinando el tipo de cambio, pero el Banco Central interviene para comprar y vender divisas con la intención de influir en los tipos de cambio. 

Si el tipo de cambio baja, la moneda nacional vale más y cuesta menos dólares comprar una unidad de la moneda extranjera.

Las ventajas de un tipo de cambio flotante incluyen una menor necesidad de reservas internacionales y también el hecho de poder controlar la inflación a través de la variación del tipo de cambio.

Factores que influyen en el tipo de cambio 

La oferta y demanda. La cantidad de demanda que hay con relación a la oferta va a determinar el valor de la moneda con relación a otra. 

Existen muchos factores geopolíticos y económicos que afectan el tipo de cambio entre dos países, pero los más comunes son:

  • Índice de desempleo.
  • Inflación.
  • Producto interno bruto.
  • Tasa de interés
  • Commodities. 

La volatilidad en el tipo de cambio flexible puede reflejar la especulación, rumores, desastres, y oferta y demanda del dinero. Si la oferta es mayor que la demanda, esa moneda va a depreciarse; y si la demanda supera a la oferta, la moneda va a apreciarse.

Si la moneda tiene un valor muy alto o un valor muy bajo, puede afectar la economía del país de forma negativa. El banco central siempre implementará medidas para que la moneda tenga precios favorables. 

Otro factor que puede afectar el tipo de cambio es la estabilidad y el riesgo geopolítico del país. Si este es inestable, entonces la moneda tiene una tendencia a caer en su valor con relación a las monedas de otros países más desarrollados y estables.

Las fluctuaciones en el valor de las divisas tienen una incidencia grande en la exportación e importación. Cuando una moneda se devalúa, los productos son más baratos y el comercio exterior se incrementa; y cuando una moneda se revalúa, hace que el comercio disminuya con el resto de países, entonces pierde competitividad.

Te puede interesar