fbpx
25 °C Asunción, PY
1 de febrero de 2023

Los canales de la globalización y la inversión extranjera para el crecimiento económico: Una perspectiva desde el Paraguay

La economía global marca constante cambio en lo que va del siglo XXI y cada economía nacional busca ajustarse rápidamente a este dinamismo. Hoy, más que nunca, la autoridad de cualquier economía nacional debe tener conciencia de los vínculos de la economía local con el resto del mundo. Esto, debido al aumento, en forma gradual, de la probabilidad de que los shocks económicos, tanto positivos como negativos, provengan del exterior.

Por Juan Torres – Investigador

La globalización es más que una expresión. El término resume una importante modificación en procesos cualitativos que están operando en la economía mundial y que afecta muchos aspectos de la política económica nacional, incluyendo la política macroeconómica. 

La naturaleza de los nexos de una economía con el resto del mundo es uno de sus rasgos estructurales actuales más trascendentales. Más de un espectador de la economía mundial sostiene que la globalización no es algo nuevo, después de todo, las economías nacionales han estado relacionadas a través del comercio y de los flujos de capital desde hace bastante tiempo, pero, hay algo verdaderamente innovador en la globalización de la actualidad, y es que está afectando la administración y las estrategias macroeconómicas de la mayoría de las economías del mundo en sus decisiones de qué, cómo y para quién producir, política económica nacional y comercialización con el resto del mundo.

La globalización consiste en la integración económica de todos los países del mundo. Cuando pensamos en “integración económica”, lo primero que se nos viene a la mente es el comercio internacional, pero, la globalización es mucho más que eso. 

Es preciso definir a la globalización como un proceso de, al menos, cuatro componentes fundamentales: 

  • Aumento del comercio internacional.
  • Incremento de los flujos financieros internacionales.
  • Mayor internacionalización de los procesos productivos.
  • Un avance hacia la armonización de las instituciones económicas nacionales. 

En este artículo, describiremos específicamente al incremento de los flujos financieros internacionales y sobre cómo cambia su forma a lo que hoy en día conocemos como inversión extranjera directa (IED) o inversión directa (ID).

Los flujos internacionales de capital consisten en los créditos que se otorgan de un país a otro, o una especie de financiamiento por parte de, generalmente, grandes economías desarrolladas a economías emergentes o en desarrollo, mediante la movilidad de capital. Esto impacta de una manera positiva en las economías en desarrollo, debido a que pueden gozar de soporte financiero para alcanzar la prosperidad en cuanto a materia productiva y social.

Haciendo referencia al concepto de inversión extranjera directa, el mismo consiste en una forma particularmente importante de inversión patrimonial. La característica distintiva de la inversión extranjera directa es que no sólo implica una transferencia de recursos, sino también la adquisición del control por parte de una matriz hacia una filial, es decir, la filial no solamente tiene una obligación financiera hacia la empresa matriz, sino que es parte de la misma estructura organizativa. Esta relación entre el inversionista y la empresa que recibe la inversión es duradera y de largo plazo, la misma permite al inversionista la posibilidad de influir en la gestión de la empresa en la que invierte, así como ser partícipe de la toma de decisiones.

La participación en el capital debe ser como mínimo del 10%, lo que permite tener un nivel relevante de influencia en la empresa. Si la tenencia supera el 50%, se habla de un control.

Los componentes de la inversión extranjera directa son los siguientes:

  1. Capital: Incluye los aportes iniciales o ampliaciones de capital del inversor directo en el capital de la empresa, igual o superior al 10%.
  1. Reinversión de utilidades: Contiene las utilidades obtenidas por las empresas que no son remesadas al exterior (utilidades no distribuidas).
  1. Préstamos netos: Incluye la deuda (créditos comerciales, deudas financieras y otras cuentas a pagar/cobrar) entre la IED y las compañías vinculadas del exterior.

Ventajas y beneficios de la inversión extranjera directa

En primer lugar, en muchos países en desarrollo los recursos para invertir son escasos, por lo que los flujos de la inversión extranjera directa complementan las fuentes internas de recursos para invertir.

Por otro lado, la IED favorece a aumentar la productividad de la economía mediante la transferencia de conocimiento en diversas formas (nuevas técnicas de procesos productivos y estrategias para hacer negocios), junto con la llegada de nuevas tecnologías, lo que debiera redundar en un mayor crecimiento. 

Eventualmente, la llegada de IED puede generar una mayor competencia en los mercados nacionales de insumos, la consiguiente disminución de sus precios y, por ende, de los costos de producción. Por otro lado, puede facilitar el proceso de integración a la economía global, fortaleciendo así los beneficios de la apertura comercial.

¿Cómo crear un ambiente atractivo para la inversión extranjera directa?

En la economía globalizada, los inversionistas extranjeros pueden escoger dónde instalarse, entre una gran variedad de economías. La gran mayoría de los países ya no espantan a las multinacionales extranjeras; por el contrario, ahora las buscan para que traigan sus inversiones. 

Si la política económica nacional es errática o está mal administrada, los inversionistas deciden invertir en otras economías, la inversión cae, con graves consecuencias para la producción de corto plazo y el crecimiento económico de largo plazo.

Se ha estudiado desde hace mucho tiempo las múltiples variables que determinan dónde se ubican las inversiones de las multinacionales. ¿Por qué una compañía escoge producir en un país y no en otro? Para empezar, hay al menos dos motivaciones distintas para elegir un lugar. 

A veces, la inversión extranjera directa apunta a atender un mercado local. Así, una empresa de una economía desarrollada podría invertir en una planta productiva en una economía en desarrollo o emergente, si piensa vender el producto en el mercado de esa economía. Sucesivamente, la compañía podría escoger ese mercado con la intención de exportar la producción desde la fábrica en ese país, hacia otras partes del mundo. En el primer caso, la empresa probablemente tomó la decisión guiada por el tamaño del mercado objetivo y su crecimiento económico esperado. En el segundo caso, por el contrario, el tamaño del mercado no importa mucho, la clave aquí es si en esa economía en desarrollo resulta más barato producir para exportar al resto del mundo.

Cuando una empresa sale en busca de una “base de exportación” –esto es, un sitio de operaciones para producir y exportar a los mercados mundiales–, tendrá muchos puntos que evaluar antes de preferir un lugar a otro: 

  • La seguridad jurídica de la inversión.
  • Los tipos y tasas de impuestos que deberá pagar.
  • Las habilidades y salarios de la fuerza laboral.
  • Los costos de transporte (y embarque) desde la base hasta los mercados finales.
  • La calidad de los puertos que usará para embarcar sus productos.
  • La honestidad y transparencia del gobierno.

Los gobiernos de las economías en desarrollo, especialmente, están prestando cada vez más atención a estos “requisitos” para mantenerse competitivos en cuanto a atraer a los inversionistas externos. 

Comportamiento de la Inversión Extranjera Directa en Paraguay en el año 2021

Mencionando el impacto que tuvo la inversión extranjera directa en el Paraguay durante el año 2021, según el último reporte de inversión directa presentada por el Banco Central del Paraguay, los flujos de entrada de inversión extranjera directa fueron por un valor de USD 2.263 millones en el 2021, siendo esta cifra superior al flujo bruto de salida, que fue de USD 2.072 millones. Con este resultado, el flujo extranjero neto fue de USD 192 millones, lo que representa una variación interanual de 74% en comparación con el flujo neto del año 2020.

La influencia en el flujo neto de USD 192 millones se vio desde la importante reinversión de utilidades, por USD 188 millones, sumando a esto un aumento de capital, de USD 226 millones, para la entrada. Por su parte, el impacto en las salidas del flujo estuvo explicado por la devolución de préstamos de las empresas a sus matrices, por valor de USD 223 millones, durante el año 2021.

A continuación, se detalla el flujo de entradas y salidas de inversión extranjera directa en el periodo 2007-2021:

Fuente: Elaboración propia con datos del Informe de Inversión Directa 2021 del Banco Central del Paraguay.

En cuanto a los flujos netos por sector, tenemos al sector primario con USD 30 millones; el sector secundario, con USD 146 millones; y el sector terciario, con USD 15 millones. 

Cabe destacar que la mayor repercusión de los flujos benefició al sector secundario debido a que las actividades del mencionado sector fueron las más dinámicas a lo largo del año 2021. 

En el sector terciario, la dinámica que han registrado los flujos netos de ID en comercio, intermediación financiera y comunicaciones, por su parte, se ha visto atenuada por los flujos netos negativos registrados principalmente en transporte. 

Se destaca el avance que tuvo Paraguay en cuanto a las captaciones de inversiones en los años de comparación que van desde 2007 hasta 2021. En este sentido, Paraguay, más allá de incrementar los valores, sumó también a nuevos inversores, siendo los principales países Brasil, Estado Unidos, Holanda y España. 

Otras naciones que han ampliado su posición de inversores en Paraguay han sido Uruguay, Islas Vírgenes Británicas, Argentina y México. Además, se ha incrementado el número de países inversores, que, de un total de 29 en el 2007, ha aumentado a 42 países en el año 2021.

Comentarios finales

El Paraguay posee atractivos suficientes para atraer inversión directa, debido a que cuenta con una notoria mejoría en la calificación de riesgo y una aprobación satisfactoria del examen del Gafilat (Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica), lo cual ubica al país en una posición privilegiada para la captación de capital extranjero.

Como mencionamos al inicio de este artículo, se destaca la importancia de la inversión extranjera directa como factor que permite el acceso a tecnología de punta para su implementación en innovadores procesos productivos, que es importada de países con mayor grado de desarrollo y adaptadas a las características del mercado doméstico para una mayor eficiencia. 

Esto también se complementa con un incremento del capital humano de los trabajadores locales que prestan sus servicios en las empresas que reciben la ID, a su vez, permite a la IED actuar como un importante motor de crecimiento y empleo para los países en vías de desarrollo, ya que suple las deficiencias tecnológicas y de inversión privada domésticas, y también genera mayores incentivos en cuanto a competitividad de las empresas locales, obligando a que estas puedan buscar una mayor optimización del uso de sus recursos junto con el aumento de su eficiencia en los procesos productivos.

Te puede interesar