fbpx
18 °C Asunción, PY
29 de junio de 2022

¿Qué son los bonos y qué debo tener en cuenta para invertir?

A la hora de comprar o vender estos instrumentos debemos manejar bien ciertas particularidades, para poder decidir sabiamente qué es lo más adecuado para nuestro portafolio de inversiones.

Cuando compramos bonos, es importante entender que estamos adquiriendo deuda. Es decir, los inversores (o los tenedores de bonos) nos convertimos en acreedores de una empresa o una entidad gubernamental (emisor del bono).

Es importante entender la lógica por la cual una empresa o entidad gubernamental decidiría emitir este tipo de deuda en la Bolsa de Valores y Productos de Asunción (BVPASA). Entre las principales razones podemos citar:

1.  Le sale más barato que pedir un préstamo a un banco.

2. Le da mayor flexibilidad para establecer las condiciones de plazo, tasa, amortización y rescate de la deuda.

3. Le da un mayor prestigio por estar sometida al cumplimiento de normas más exigentes, como la publicación periódica de sus estados contables.

Ahora que entendemos mejor a las contrapartes, podemos definir a los bonos como valores obligacionales representativos de deuda por parte del emisor a favor del tenedor.

¿Cuáles son las características básicas de un bono?

Para invertir en un bono, debemos saber primero a qué riesgo nos enfrentamos, por cuánto tiempo y a qué tasa. Para este fin, debemos empezar por la calificación; luego, analizar el plazo y por último, la tasa de rendimiento.

La calificación

De la misma manera que un banco nos analiza para aprobarnos un crédito, deberíamos examinar la calificación del emisor para determinar a qué tipo de deudor nos enfrentamos. Para este fin, existen las compañías calificadoras de riesgo que utilizan un sistema de escalas que nos permiten determinar la capacidad de pago del emisor.

En Paraguay y el mundo se utiliza una escala alfabética que sigue un patrón intuitivo de mayor a menor: AAA – AA – A – BBB – BB – B – C – D – E, donde AAA es la mejor; C advierte imposibilidad de pago, D es incumplimiento efectivo y E implica incumplimiento en la entrega de información relevante para la calificación.

Además, se le agrega una TENDENCIA probable de la calificación futura, que puede ser Positiva (se estima que puede subir), Estable (se espera que se conserve la tendencia) y Sensible (se estima que puede bajar). 

El plazo

El plazo de un bono establece en forma precisa cuándo vamos a cobrar todos los intereses y recuperar el capital invertido. A medida que aumenta el tiempo, más dinero debemos pedir a cambio porque existe mayor riesgo de que las calificaciones mencionadas más arriba cambien por factores internos o externos.

Por ejemplo, muchas empresas antes de la pandemia de COVID-19 tenían un flujo de ingreso por ventas que pudo haber sido afectado considerablemente, así como también su capacidad de pago. El plazo determina también el aspecto que abordaremos seguidamente.

La tasa de rendimiento

Las dos características anteriores afectan directamente a la tasa de rendimiento que, finalmente, es  lo más relevante porque nos indica cuánto dinero va a generar nuestra inversión. Es decir, mientras más alta es la tasa, mayor es el ingreso que nos va a generar la compra del bono.

Los primeros conceptos que debemos distinguir son la “Tasa Nominal o Cupón” y la “Tasa de Mercado”.

La primera se refiere a la tasa fija que aparece en el certificado del bono; en otras palabras, es el porcentaje nominal acordado entre el emisor y el agente estructurador del bono teniendo en cuenta la calificación, el plazo y las tasas que se manejan en el mercado al momento de la emisión.

La segunda tiene que ver con el precio que está cotizando en el mercado. El rendimiento de un bono durante su vigencia puede mantenerse, apreciarse o depreciarse. En la jerga financiera se dice que un bono cotiza “a la par” cuando el rendimiento coincide con la Tasa Cupón; “sobre la par”, cuando la tasa de rendimiento es menor a la Tasa Cupón y “bajo la par”, cuando la tasa tiene un rendimiento superior a la Tasa Cupón.

En conclusión, a la hora de comprar o vender estos instrumentos debemos manejar bien ciertas particularidades, para poder decidir sabiamente qué es lo más adecuado para nuestro portafolio de inversiones.

Te puede interesar