fbpx
16 °C Asunción, PY
2 de octubre de 2022

A un año del cambio de rumbo de la política monetaria: El costo de contener la inflación, ante un bajo crecimiento

En el transcurso de un año, la Tasa de Política Monetaria aumentó en 750 puntos básicos y al cierre de agosto se ubicó en 8,25%, tras registrar bajas históricas durante la pandemia.

La imparable inflación obligó a la banca matriz a incrementar sus tipos de interés de manera acelerada y consecutiva, afectando al costo del crédito y el ánimo para las inversiones.

Ante la coyuntura actual de incertidumbre e inestabilidad, se advierte que lo ideal es que la tasa de referencia empiece a bajar ya que la economía se está desacelerando.

En agosto se cumplió un año del primer reajuste de la Tasa de Política Monetaria (TPM) que realizó el Banco Central del Paraguay (BCP) para contener la escalada de la inflación, buscando así cumplir con su rol principal. 

Hasta el séptimo mes del 2021, la tasa de referencia se ubicaba en el nivel históricamente bajo de 0,75% al que llegó para contener los efectos económicos de la pandemia. Luego de mantenerse en ese porcentaje desde mediados del 2020, aumentó a 1% tras la reunión del Comité de Política Monetaria (CPM) de agosto del 2021. 

Esta suba se llevó adelante teniendo en cuenta la recuperación de la economía y la inflación que empezaba a aumentar en ese entonces. Tras esto, la banca matriz empezó a incrementar de manera mensual y consecutiva la TPM, tanto que a agosto de este 2022 ya alcanzó el 8,25%, lo que quiere decir que en el transcurso de un año aumentó en 750 puntos básicos. 

De esta manera, el actual nivel de la tasa de política monetaria se encuentra a más del doble del 4% en que se situaba antes de la pandemia y también distante del 5,25% en que había cerrado el 2018. 

Recordemos que en el 2019 también se efectuaron recortes a la TPM, debido al estímulo que necesitaba la economía para hacer frente a condiciones adversas como la sequía y los menores precios de commodities, pero el accionar del BCP en ese momento fue mucho menos agresivo que en estos últimos dos años y medio.   

Los agentes esperan que la suba de la tasa de interés de referencia continúe, pero ya levemente, para cerrar el 2022 en un nivel de 8,38%, según las Expectativas de Variables Económicas (EVE) recogidas por el BCP. 

Cabe mencionar que, en julio pasado, el Banco Central ajustó al alza su proyección de inflación para el cierre de este año, de 8,2% a 8,8%, mientras que para el 2023 el pronóstico se revisó a la baja, de 4,2% a 4,1%, aún levemente por encima de la meta de 4%

Al mes de agosto de este año, la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) ya asciende al 7,2%, muy superior al 3,6% observado en el mismo periodo del 2021. Además, la inflación interanual fue del 10,5%, mayor a la tasa del 5,6% apuntada en el mes de agosto del año pasado.

Pese al importante aumento de la tasa referencial implementado por la banca matriz, la inflación no se desaceleró, al contrario, sigue aumentando en términos acumulados, debido a que esta es provocada por factores externos, según especialistas. 

Se sigue en un contexto de incertidumbre

Humberto Colmán, miembro del directorio del BCP y exviceministro de Economía, explicó que la política monetaria opera con rezagos largos y variables, por lo que es muy difícil adelantar en estos momentos si la TPM bajará o seguirá aumentando. 

“Seguramente, en la medida que veamos que la expectativa de la inflación se estabiliza o empieza a bajar, es donde vamos a poder decir con mayor propiedad que efectivamente (la política monetaria) tiene efecto (sobre la inflación)”.

Humberto Colmán, miembro del Directorio del BCP. 

Añadió que mirar el efecto sobre la inflación total es difícil, dado el contexto actual de mucha volatilidad, incertidumbre y suba de precios internacionales. 

Impacto en el sistema financiero y las empresas

Más allá de buscar frenar el aumento de precios, las decisiones del BCP han impactado a través de otros frentes, como en el encarecimiento de los créditos, que a su vez afectaron a las empresas, las inversiones, la Bolsa de Valores e incluso a entidades públicas en sus financiamientos.

La decisión del BCP impactó directamente en el costo del dinero, tanto que el promedio ponderado de las tasas de interés activas (costo de los préstamos otorgados) en moneda nacional del sistema bancario alcanzó un 15,44% en julio.  También las tasas pasivas mostraron un incremento y el promedio llegó a 4,61%.

Las tasas de interés aplicadas a los créditos en guaraníes ya se encuentran en un promedio superior al que tenían antes del estallido de la pandemia. En marzo del 2020, el nivel era de 15% y, en julio del 2022, se ubicó en 15,44%. Fuente: BCP

El encarecimiento de los préstamos afectó a las empresas, quienes a raíz de esto se vieron obligados a postergar o reducir las inversiones que planeaban realizar en este año. 

En este punto, cabe señalar que según el Índice de Confianza Empresarial, elaborado por la firma Vistage, dos tercios de los empresarios consultados  durante el segundo trimestre del 2022 manifestaron que han experimentado aumentos en sus costos de financiamiento durante el último año, lo que estaría reflejando los efectos de los ajustes de la tasa de referencia con el objetivo de mitigar la inflación. 

Según el documento, el 37,2% de los encuestados respondió que dichos incrementos fueron leves, lo que podría señalar su capacidad de negociación con las entidades  financieras; mientras que un 29,6% reportó incrementos superiores al 4%. 

Costo del financiamiento de las empresas. Fuente: Índice de Confianza Empresarial – Vistage

Por otra parte, el 32% de los líderes empresariales indicó que ha permanecido igual. Según el documento, es posible que parte de este grupo de empresarios haya decidido disminuir el endeudamiento dada la coyuntura económica deteriorada, por lo que los costos involucrados habrían permanecido igual.

“De continuar con las tasas de referencia al alza, una mayor cantidad de empresarios podrían demostrar una postura cautelosa en el momento de endeudarse, ya que las subas junto con la inflación incrementarían los intereses a pagar por un préstamo. Al mismo tiempo, podrían restringir las inversiones necesarias de los negocios afectando la eficiencia de la cadena logística”, advierte el reporte de Vistage. 

Esta perspectiva se torna aún más preocupante al tener en cuenta que para este año se espera un crecimiento económico de apenas 0,2%, según las proyecciones oficiales, mientras que en el sector privado se manejan estimaciones de caída del producto interno bruto (PIB) de hasta 1%. Si bien este magro resultado sería una consecuencia de factores exógenos como la sequía, se suma a las consecutivas contracciones de 0,4% y 0,8% que el país sufrió en 2019 y 2020, respectivamente.

Supeditados a los acontecimientos que ocurren en el resto del mundo

Al ser consultado sobre los incrementos podría seguir teniendo la TPM en los próximos meses, el gerente general del Banco Nacional de Fomento (BNF), Gerardo Ruiz Díaz, afirmó que es difícil proyectar ya que todo depende del contexto externo. 

“Yo creo que desde el punto de vista de política interna, el BCP ya está alcanzando un techo de cómo podría alterar libremente la tasa de política monetaria. Pero no depende mucho de lo que hagamos nosotros internamente, estamos también supeditados a los acontecimientos que ocurren en el resto del mundo, es difícil proyectar”.

Gerardo Ruiz Díaz, gerente general del BNF

No obstante, resaltó que desde el punto de vista del BNF van a seguir apostando por la reactivación, por asistir a las pequeñas empresas, al sector agrícola, entre otros. 

“No tenemos los grandes modelos econométricos que dispone el BCP para poder establecer alguna proyección, pero yo creo que ya estamos cerca del límite del incremento de la tasa de política monetaria, a priori, de acuerdo a la evaluación de los parámetros que estamos manejando”, consideró.

Mercado bursátil, otro sector alcanzado por las medidas del BCP

El mercado de capitales fue otro de los sectores fuertemente impactados por las medidas implementadas por el Banco Central. El aumento de la TPM motivó que inversionistas optaran en mayor medida por las letras de regulación monetaria (LRM´s), ya que vienen ofreciendo mejores tasas. 

Las LRM´s incrementaron de manera importante sus tasas de interés para los diversos plazos y en las colocaciones a 456 a 728 días se ubicaron ya cerca de 10% en junio del 2022. Fuente: MF Economía

Incluso, debido a esto, el Ministerio de Hacienda resolvió solicitar autorización al Congreso Nacional para dejar de emitir bonos en el mercado local y financiarse mediante préstamos de organismos multilaterales. El retiro de Hacienda implicó un importante golpe para el mercado de capitales de nuestro país, teniendo en cuenta el gran volumen que la cartera de Estado venía emitiendo año a año. 

También, la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), en una de sus emisiones, no logró colocar la totalidad de lo ofertado e incluso tuvo que aceptar pagar tasas más altas.

Al séptimo mes de este año, el volumen negociado en la Bolsa de Valores de Asunción (BVA) cayó casi un 10% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este sector venía registrando récord en años anteriores.  

Sebastián Oporto, presidente de Investor Casa de Bolsa S.A. y miembro de la Asociación de Casas de Bolsa del Paraguay (Asobolsa), explicó que a su criterio ya no debería aumentar la tasa de interés, ya que incluso la demanda se ha contraído y se ha desacelerado la economía. 

“Yo creo que ahora ya hay que ser cautos, mantenerlo, inclusive ir bajando hacia una política más neutral porque yo lo que interpreto es que la inflación viene importada, de afuera”.

Sebastian Oporto, presidente de Investor Casa de Bolsa S.A. y miembro de la Asobolsa.

Oporto dijo que la suba de la TPM ha afectado a la bolsa, las emisiones están difíciles y están saliendo a una tasa mucho más alta. “Si las tasas estaban mucho más bajas, eso hace que la gente invierta y apueste más, y use la bolsa para financiarse”, manifestó. 

Sin embargo, aseguró que pese a la compleja situación, desde el sector se encuentran optimistas para lo que resta de este año y el 2023, ya que en un buen año las personas optan por hacer inversiones y las empresas, por expandirse.

Te puede interesar

Más allá de lo económico: Las nuevas formas de pobreza en educación, ambiente y tecnología

Analistas y expertos del ámbito económico y social advierten que este hecho se podría profundizar si no se llevan adelante algunas medidas necesarias.

Un factor que podría incidir de manera importante para la profundización de esta problemática es el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Instan a promover políticas públicas a corto, mediano y largo plazo, debido a que los afectados no solo podrían ser de la clase baja.

Economía de la salud mental

Con los recientes resultados de salud mental del país, se abre el debate sobre la relación de este ámbito y la economía, buscando el punto de encuentro entre trastornos y el bienestar económico de individuos y grupos.

Esto viene con los estudios realizados por el Banco Mundial, que brinda datos sobre la salud mental de la población en Paraguay.