fbpx
26 °C Asunción, PY
22 de abril de 2024

Amplio récord en volumen de negocios y la creación de un nuevo regulador: Así fue el 2023 para el mercado bursátil

Con operaciones por más de USD 5.000 millones en el 2023, la Bolsa de Valores registró un nuevo récord superando las expectativas tempranamente en el año. A esto, se sumó la creación de la Superintendencia de Valores y el inicio de descenso de tasas de interés, generando un cóctel alentador para el nuevo ejercicio.

Rodrigo Rojas, gerente general de la BVA, resalta la importancia de la participación del gobierno en el mercado bursátil y que la creación del nuevo regulador genera incentivos para seguir creciendo. Joshua Abreu, superintendente de valores, comentó que el trabajo ya se encuentra regularizado y que hay grandes desafíos de cara a este año. 

Por su parte, Federico Callizo, presidente de Investor Administradora de Fondos, apuntó que la perspectiva es positiva a nivel local, aunque quedan dudas sobre el entorno internacional este año ya que la política monetaria de la FED todavía no es estable. “Tenemos buenas proyecciones y esperamos registrar más fondos”, refirió el agente de mercado.

El 2023 terminó como un buen año para el mercado bursátil y el volumen de negocios en la Bolsa de Valores de Asunción (BVA) superó todas las expectativas en un nuevo récord. Cabe recordar que en el 2022 no se había logrado superar el volumen de negociaciones histórico, pero en el 2023 se superaron los USD 5.000 millones acumulados, en un hecho inédito. 

Otro de los eventos clave para el mercado bursátil en el 2023 fue la creación de la Superintendencia de Valores, que bajo la órbita del Banco Central, reemplazó a la Comisión Nacional de Valores (CNV) como regulador en este ámbito. Joshua Abreu, titular confirmado de esta nueva institución, conversó con MarketData sobre el trabajo que están realizando. 

“Estamos pudiendo llevar con normalidad nuestras funciones, hay muchas solicitudes y hay un gran trabajo del equipo interno para poder lograr lo que se está viendo dentro del mercado que son las emisiones y volumenes que se están alcanzando bien. Para el año que viene tenemos desafíos como la la continuidad de la desmaterialización de las acciones y nuevos productos”, refirió. 

“Estamos pudiendo llevar con normalidad nuestras funciones, hay muchas solicitudes y hay un gran trabajo del equipo interno para poder lograr lo que se está viendo dentro del mercado que son las emisiones y volumenes que se están alcanzando bien. Para el año que viene tenemos desafíos como la la continuidad de la desmaterialización de las acciones y nuevos productos”.

Joshua Abreu, superintendente de valores.

Con respectos a los nuevos desafíos para lo que se vienen para el próximo año, mencionó un mayor nivel de ayuda al sector a las Pymes, facilitando algunos procesos. También dijo que inmovilización de los Certificados de Depósito de Ahorro (CDAs) ayudará a bajar costos operativos y es un trabajo que piensan impulsar en el 2024 desde la Superintendencia.

Además, Abreu destacó que se espera un año con más emisores y más inversores dentro del mercado local, lo que además es un gran desafío. Sin embargo, dijo que la creación de la Superintendencia hoy permite ciertas ventajas en el trabajo regulatorio, como por ejemplo la integración de información ya sin la barreras entre entidades, como el secreto bancario y bursátil, ya que es una sola institución. 

“Este año vimos el ingreso de nuevos fondos, nuevos jugadores, varias entidades financieros abrieron sus casas de bola y administradoras de fondos este año, y esperamos la continuidad de eso el año que viene”, comentó. Sobre este asunto, dijo que se están generando buenas sinergias dentro del mercado, ya que los bancos y las casas de bolsa comienzan a generar trabajos en conjunto. 

Al ser consultado sobre el desafio hacia adelante de desarrollar el mercado de renta variable, comentó que un primer paso es impulsar la desmaterialización de las acciones, para lo cual hoy en día ya existe un reglamento. Pero queda por delante el trabajo de hacer el trabajo correspondiente con el sector privado, ya que todavía no existe en el Paraguay la cultura de abrir las acciones al mercado.  

Año récord en la Bolsa 

La Bolsa de Valores de Asunción, movió más de USD 5.000 millones a lo largo del año, superando ampliamente las expectativas y generando nuevamente un récord histórico, tras un año 2022 que en que no se superó al 2021. Sobre esto, conversó con MarketData el gerente de la BVA, Rodrigo Rojas, quien realizó un balance de lo que el año y dio su perspectiva para el próximo. 

En general, comentó que el balance del año es positivo y que un evento importante fue el retorno de las emisiones de bonos por parte del gobierno, destacando que los títulos del tesoro son muy demandados en el mercado primario, y se mueven en mercado secundario también. 

“El balance es positivo en cuanto a lo que teníamos planificado como objetivo. Veníamos de un 2022 en el que no habíamos superado el volumen de negociación de lo que teníamos previsto, nuestro año récord fue el 2021 que habíamos cerrado con casi USD 3.400 millones de negociación. Este año arrancó muy dinámico, un evento importante fue el retorno de la emisión de bonos del tesoro”.

Rodrigo Rojas, gerente general de la BVA.

“El balance es positivo en cuanto a lo que teníamos planificado como objetivo. Veníamos de un 2022 en el que no habíamos superado el volumen de negociación de lo que teníamos previsto, nuestro año récord fue el 2021 que habíamos cerrado con casi USD 3.400 millones de negociación. Este año arrancó muy dinámico, un evento importante fue el retorno de la emisión de bonos del tesoro”, refirió. 

Apuntó que se vio un buen dinamismo en el sector privado, con nuevos jugadores que generaron series y emisiones en este año. Para esto, ayudó el contexto macroeconómico ya que las tasas de referencia han comenzado a bajar, y la dinámica de emisiones fue más intensa una vez culminado el periodo electoral, momento en el que los emisores comenzaron a activar, aún con tasas altas que persistían.

Puntualmente sobre la política monetaria, refirió que las tasas de letras de regulación monetaria son siempre un parámetro que el mercado observa para actuar, y que con el descenso de la tasa de política monetaria, hay mejores perspectivas hacia adelante. Con la contención de la inflación, ya se esperan tasas más bajas hacia adelante, alentando a los agentes a emitir en el mercado. 

Sobre la creación de la Superintendencia de Valores, dijo que el mercado está todavía expectante de lo que pueda hacer esa nueva institución, resaltando que el mercado es todavía pequeño y requiere un acompañamiento en cuanto a su evolución. “Es muy importante que la figura del supervisor esté muy fortalecida y que acompañe el desarrollo”, dijo sobre esto.

Finalmente, refirió que en cuanto a las expectativas para el 2024 hay bastante entusiasmo por el contexto de lo que es el cierre del 2023, así como las buenas perspectivas que hay para el desarrollo macroeconómico del país. Así, estiman que podrían superar nuevamente el volumen de negocios de este año, y también seguir construyendo infraestructura como bolsa y plataforma de negocios. 

Por su parte, Federico Callizo, presidente de Investor Administradora de Fondos, advirtió que en este nuevo año habrá que atender a lo que ocurra en el mercado internacional ya que todavía la FED no ha estabilizado su política monetaria. Sin embargo, vaticinó que a nivel local el volumen de negocios será similar al obtenido durante el 2023. 

“Localmente vamos a estar bien, hay que ver cómo va el mercado internacional. El dólar va a estar un poco complicado. Estados Unidos estima que van a bajar su tasa tres o cuatro veces, eso va a ser bueno. Va a ser un año de cautela, pero a nivel local creo que vamos a tener un volumen de negocios similar al del 2023. Esperamos registrar más fondos”.

Federico Callizo, presidente de Investor Administradora de Fondos.

“Localmente vamos a estar bien, hay que ver cómo va el mercado internacional. El dólar va a estar un poco complicado. Estados Unidos estima que van a bajar su tasa tres o cuatro veces, eso va a ser bueno. Va a ser un año de cautela, pero a nivel local creo que vamos a tener un volumen de negocios similar al del 2023.  Esperamos registrar más fondos”, expresó. 

Te puede interesar

Se viene un mayor déficit público: Equipo de transición acuerda saldar deuda a constructoras y farmacéuticas

El Gobierno saliente decidió incorporar en el pasivo nacional los alrededor de USD 500 millones que se arrastran desde la pandemia como compromisos sin contabilizar. Esto se suma a una suba de ingresos menor a lo previsto para alterar el plan de convergencia fiscal.

Se calcula que el déficit fiscal cerrará el presente año en torno a 3% del PIB y el viceministro de Administración Financiera, Marco Elizeche, ya anunció que solicitarán al Congreso poder sobrepasar el tope de 2,3% que se había aprobado en el Presupuesto de este año.

Beltrán Machi, presidente de Asoban y Feprinco, ve con buenos ojos esta decisión de dejar de “castigar” al sector privado y considera que el equipo de Santiago Peña recibirá el voto de confianza para seguir en el camino al grado de inversión.