fbpx
30 °C Asunción, PY
19 de abril de 2024

¿Cuáles fueron los factores que incidieron para la caída de las utilidades de las financieras en el 2022?

Este sector mostró un saldo inferior en comparación a lo que había registrado al término del 2021.

Los fundamentos que explican esta retracción consisten en el aumento de la morosidad y a los efectos macroeconómicos, según la opinión de especialistas.

Estas entidades registraron un total de G. 84.500 millones de ganancias, lo cual representa una caída del 23% con respecto a diciembre del año anterior.

El 2022 estuvo caracterizado por una conjunción de varios shocks que afectaron el dinamismo para el sistema financiero, entre algunos podemos citar a la inflación que llegó niveles históricos, para lo que se veía normalmente en la economía paraguaya, así también, el aumento de la Tasa de Política Monetaria (TPM) y a una caída económica en los primeros meses del año, a consecuencia de la sequía.

Estos tres factores fueron los principales motivos que causaron un descenso en las ganancias de las entidades financieras, según los referentes de este ámbito. Específicamente se explica que los problemas macroeconómicos citados anteriormente  tuvieron una especial incidencia en el aumento de la morosidad y una menor colocación de los créditos. 

Principales Carteras

Si tenemos en cuenta el desempeño de las principales carteras que componen al sistema financiero, puede observarse también caídas en las colocaciones de créditos y depósitos, en donde las variaciones interanuales constan de -11% y -16%, respectivamente.

La cartera de préstamos al cierre del último año sumó un valor de G.5,3 billones, unos USD 727 millones en el cambio actual, lo que fue inferior en 11% con relación a los G. 5,9 billones registrados en diciembre del 2021.

Por su parte, los ahorros totales del sistema sumaron un monto de G. 4,6 billones, lo que representa una acentuada caída en comparación al mismo periodo, pero del año pasado, cuando los depósitos cerraron con un total de G. 5,5 billones. 

Con estos resultados, las utilidades de las financieras lograron alcanzar unos G.84,5 mil millones, alrededor de USD 12 millones, inferior en 23% con relación a diciembre del 2021 que sumó G.110 mil millones.

Cabe resaltar que el sistema financiero también contó con la salida de dos actores importantes, como la de Solar que pasó al rubro bancario, y la de Cefisa que se encuentra en proceso de disolución, con esto, claramente los números del sistema se vieron afectados. 

En este contexto, el gerente general de Tu financiera, René Ibarra, en entrevista con MarketData, explicó que las financieras registraron efectivamente menores utilidades que el año pasado, a consecuencia del acentuado incremento de la mora en pagos, por parte de los clientes, que en su análisis más profundo, estaría respaldado a la coyuntura macroeconómica y a los aumentos de los interés para los créditos, como consecuencia de los ajustes de la política monetaria. 

Morosidad

Si bien la morosidad de las financieras cerró el año 2022 en 3,84%, lo que representó en valores nominales unos G.203 mil millones, unos USD 28 millones, de la cartera total de créditos, el promedio general de la tasa de mora fue de 6% del 2022, siendo el pico más elevado del 7,10% en julio, casi el doble de lo que muestra el sistema bancario. 

Es importante mencionar que por lo general este indicador  tiende a descender en el mes de diciembre, gracias al efecto del cobro del aguinaldo, que permite poner al día a los clientes con obligaciones de pago. 

Rentabilidad

Los ratios de marcan la rentabilidad del sistema financiero, se mantiene en niveles positivos, dando como resultado un ROA de 1,33%, mientras que el ROE 11,98%

René Ibarra sostuvo que el 2022 resultó un año complejo en una coyuntura especial con varios factores adversos (sequía, inflación, guerra Rusia/Ucrania entre otros). No obstante, consideró que el sistema financiero siguió demostrando un desempeño sólido aún en este escenario. 

“Destacaría además los avances en digitalización de los productos y servicios lo cual contribuye decididamente a la bancarización y formalización de las personas así como a la eficiencia en las entidades”, sostuvo. 

Asimismo, Ibarra mencionó que los factores como la morosidad, la inflación y el aumento de la TPM, son aspectos sensibles que siempre tienen incidencia en los resultados. Además, resaltó que “el encarecimiento del crédito no es un indicador saludable para la economía”. 

“Esperamos que en los próximos meses volvamos a niveles más regulares y sobre todo predecibles para seguir viendo un progresivo repunte de los diferentes segmentos”, expresó.

Respecto a la caída de las utilidades del sistema, Ibarra indicó que si bien los efectos sanitarios de la pandemia se han diluido,  los golpes  económicos siguen muy vigentes. Esto se reflejó claramente en este año en los niveles de pago de los clientes que reflejan una retracción y por ende impactan en los niveles de utilidad.

Con respecto a la colocaciones de créditos explicó que el sector vio un descendió interanual, sin embargo afirmó que “Tu financiera” en particular registró un crecimiento de 24% este año, lo cual redunda en una variación del 17% del total de la cartera. 

Es importante considerar que el segmento en el cual tenemos una mayor concentración sigue generando una alta demanda en el crédito, aún en este escenario de crecimiento de tasas.

De esta misma manera agregó que la cartera de depósitos en el particular mostró un crecimiento interanual de depósitos del 15% destacando principalmente que esta variación  tuvo una mayor participación proporcional en nuestros depósitos a la vista donde duplicamos la cartera. “Este crecimiento nos ha permitido sostener nuestro costo de fondos”, señaló.  

“Igualmente hemos logrado diversificar nuestras fuentes de ingresos, lo cual es siempre saludable, a través de la implementación de nuestra mesa de dinero, mesa de cambios y el crecimiento en los negocios de Pymes y Banca personal conforme a nuestro plan estratégico”, aseveró. 

Perspectivas

Debemos ser optimistas, con un crecimiento estimado en torno al 4%/4,5%, niveles de inflación “normalizados” a tiempos pre pandemia y un desempeño del agro superior al año anterior, lo cual daría continuidad a una progresiva recuperación de nuestra economía. 

Te puede interesar

BCP y TSJE sincronizarán base de datos para aumentar el control del financiamiento político

Las últimas elecciones, del 30 de abril, han dejado en evidencia ciertas grietas en cuanto a la seguridad, transparencia y regulación del financiamiento político. En vista de las falencias del ente encargado de la supervisión y de que la ley haya presentado limitaciones en cuanto a los controles de los sujetos obligados, especialistas indican que debe haber un control profundo no solo a los partidos, sino también a los “donantes” de recursos para las campañas.

Lo que deja el 2023: Así fue la cautela empresarial alrededor del proceso electoral

El proceso de las elecciones no solamente puso en incertidumbre a los representantes políticos, sino que a la economía en su conjunto. Este año, precisamente en el primer trimestre, el ritmo de crecimiento de los créditos para las empresas se ha desacelerado de manera acentuada en comparación con otros meses, según datos del BCP.

Desde el sector privado, precisamente del Club de Ejecutivos, confirmaron que dicho periodo se caracteriza por un freno en la toma de decisiones importantes, debido a la incertidumbre que genera un cambio de timón en la conducción del país. Sin embargo, una vez culminado el proceso, la dinámica se normaliza.

Tal comportamiento se observó alrededor de los recientes comicios generales, ya que el ritmo se recuperó en las siguientes etapas del año. Desde el sector bancario indican que si bien el proceso electoral tuvo implicancias, también existieron otros factores que determinaron dicha desaceleración.