fbpx
24 °C Asunción, PY
1 de febrero de 2023

Guerra contra Ucrania: ¿Cómo afectará a la recuperación económica mundial y cómo ya está impactando en Paraguay?

La dimensión del golpe económico dependerá de la magnitud y duración de este enfrentamiento. Las sanciones que se están aplicando a Rusia y los bloqueos que este también está imponiendo a los países del occidente son las represalias que se temen.

ANÁLISIS

La invasión de Rusia a Ucrania conlleva enormes riesgos para la economía global, cuando aún no nos hemos recuperado al 100% del golpe económico que deja la pandemia de COVID-19. 

Se habla del conflicto más grande en Europa desde 1945, la Segunda Guerra Mundial. Las fuerzas rusas realizaron ataques aéreos en varias ciudades de Ucrania desde la noche del miércoles. 

Lo más temido es que caiga la capital de Ucrania, Kyiv o Kiev, la toma de todos los aeropuertos, la toma de Chernobyl -esto ya pasó el día jueves- y que intenten restaurar la Unión Soviética en el continente. 

Las tensiones y la invasión de Rusia hicieron temblar a la economía mundial, aumentando el precio de la energía: el petróleo superó los USD 100 por barril – el valor más alto desde 2014-, mientras el gas europeo aumentó en un 62%. 

Este aumento de precios es lo que genera en el mundo el aumento de costos. Así como Paraguay, el día sábado, aumentó en G.500 el precio del combustible, estos aumentos seguirán afectando al país y al mundo hasta que la situación se estabilice o los gobiernos realicen acciones para sostenerlos o subsidiarlos, para que la población pueda acceder a estos bienes. 

Mientras los aliados sancionan más y más a Rusia, estas sanciones podrían llevar a aumentar el impacto del conflicto en sus propias economías. Además, ya estamos enfrentando una alta inflación y la inquietud del mercado financiero desde el inicio de la pandemia. 

Los mercados están enfrentando una desconfianza por la incertidumbre de los conflictos y esto afecta a la riqueza de las empresas que obtienen fondos de inversión. 

Paraguay ya está siendo afectado directamente por las sanciones que los países impusieron a Rusia, lo cual imposibilita pagos pendientes y futuros de las exportaciones de carne de nuestro país. El 33% de las exportaciones de carnes va a Rusia, por lo cual este sector será muy golpeado durante este conflicto. 

Las sanciones impuestas por Europa y Estados Unidos pueden conllevar a una recesión mundial: mientras más tiempo tome esta guerra y mientras más escalda sea, el golpe será más duro en especial para los países dependientes de estos mercados. Una respuesta occidental más dura, como la interrupción de petróleo y gas de Rusia, supondría un choque energético mayor y un golpe a los mercados mundiales. 

En el peor de los casos, se podría tener un corte de suministros de gas en Europa, lo que llevaría a una recesión, y probablemente EEUU se volvería más duro con sus condiciones financieras, el crecimiento se vería afectado y la Reserva Federal, mucho más flexible. 

La Reserva Federal de Nueva York calculó que un ciberataque de Rusia puede llegar a afectar a los sistemas de pagos de las cinco entidades crediticias más activas de EEUU y eso podría extenderse al 38% de todos los activos bancarios, provocando insolvencias. 

Lo único que se tiene en claro es que el más afectado será Rusia, donde probablemente el preció de la política exterior expansionista de Vladimir Putin será una economía de contracción en ese país.

Te puede interesar

China y la huida de los inversores por temor a que los riesgos eclipsen las recompensas

El país asiático tiene una lista creciente de riesgos que lo está convirtiendo en una pesadilla para los inversores globales. La amistad del presidente Xi Jinping con el líder ruso, Vladimir Putin, ha hecho que los mismos desconfíen más aún en China, además de las medidas obstinadas del Covid cero y campañas impredecibles para el control de las industrias.

AFIP tiene a Paraguay entre “no cooperantes” y se plantea impuesto que alcanzaría a argentinos residentes en nuestro país

A través de un proyecto de ley, el oficialismo argentino plantea un cobro de tributo que prevén aplicar también a ciudadanos residentes en países “no cooperantes”, donde se incluye a Paraguay a pesar de ser miembros del Mercosur. La propuesta nos deja en desventaja para la atracción de inversiones desde Argentina y atenta contra la integración regional.