fbpx
23 °C Asunción, PY
20 de julio de 2024

Disminución en la superficie cultivada de soja y desafíos climáticos marcaron la campaña agrícola 2023/2024 en Paraguay

A nivel nacional, la producción de soja alcanzó los 10 millones de toneladas, aunque la caída de precios redujo los ingresos potenciales del país en USD 1.500 millones. En contraste, la superficie de maíz y arroz aumentó significativamente en áreas clave como Alto Paraná y Misiones.

Según los datos del Instituto de Biología Agrícola (Inbio), la campaña agrícola 2023/2024 en Paraguay, muestra una disminución de 182.000 hectáreas en la superficie cultivada de soja, comparado con la campaña pasada, que alcanzó un total de 3.505.070 hectáreas.

Alto Paraná, Itapúa y Canindeyú lideran en área sembrada, mientras que San Pedro enfrenta una crisis debido a la falta de lluvias desde el 2021. El rendimiento desigual de la soja, con el norte del país produciendo por debajo del punto de equilibrio, destaca una región críticamente afectada.

La estimación total de la superficie cultivada de soja ascendió a 3.505.070 hectáreas en la campaña 2023/2024, según el informe de estimación de superficies realizado por el Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO). Existe una disminución de 182.000 hectáreas en área de siembra con relación al año pasado. (3.687.091 hectáreas). 

El reporte detalla que los departamentos con mayor área sembrada fueron: Alto Paraná (930.990 ha), Itapúa (712.849 ha) y Canindeyú (646.144 ha). 

Durante la presentación del reporte, Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP) y vicepresidente de INBIO detalló que entre los departamentos que más disminuyeron se encuentra San Pedro, que ya viene arrastrando una crisis de déficit de lluvias, desde la campaña 2021/2023. “Por tercer año consecutivo está con dificultades, por sobre todo, en la zona centro y norte”, dijo.

Cristaldo también mencionó que de la superficie de 3.505.072 hectáreas cultivadas, se estima un promedio de 2.854 kg. por hectárea, alcanzando una producción de 10 millones de toneladas. 

Aseguró que según el informe de INBIO, los departamentos con mejor promedio fueron: Alto Paraná (3.285 kg/ha) , Itapúa (3.192 kg/ha), Caazapá (3.159 kg/ha) y Caaguazú (3.045 kg/ha). 

RENDIMIENTO DE LA SOJA

“Hay dos realidades, el centro y el sur tiene un promedio de entorno a los 3.000 kg/ha y la del norte que está en torno a los 2.100 kg/ha. Hay que tener en cuenta esos cuatro departamentos del norte que fueron afectados: Amambay, Concepción, Canindeyú y San Pedro, donde hay mucha incertidumbre”.

Advirtió que “Si tenemos en cuenta que el punto de equilibrio para empezar a cubrir todos los gastos es de 2.100 kg/ha, el norte está en una situación crítica.”

El titular de UGP dijo que a nivel país, en números grandes se llegó al objetivo de las 10 millones de toneladas, pero con una región muy fuertemente afectada que no llegó a cubrir sus costos de producción.

Por otro lado, al ser consultado sobre el impacto de los menores precios en la soja, Cristaldo mencionó que la caída de los precios ha reducido los ingresos potenciales del país en USD 1.500 millones.

Por su parte, Alfred Fast, presidente del INBIO, destacó que uno de los posibles factores de la disminución del área fueron las lluvias tardías en algunos departamentos del país, además de que existen productores que vienen arrastrando pérdidas económicas a causa del clima hace tres años consecutivos, especialmente productores del departamento de San Pedro, donde la reducción es mayor. Sin embargo, destacó la permanente resiliencia de los mismos, para reponerse ante las adversidades y seguir impulsando el desarrollo del país a través de la producción.

En este mismo sentido, el presidente de UPG sostuvo que a pesar de la disminución de superficie cultivada en el norte, se observa un aumento de la productividad en el sur, especialmente en Alto Paraná, Itapúa, Caaguazú y Caazapá.

MAÍZ

Respecto al área de superficie dedicada al cultivo de maíz, el informe del INBIO señala que en la zafra 2023-2024, el área destinada fue de 88.473 hectáreas, teniendo un crecimiento de la superficie en unas 10.673 hectáreas con relación al año anterior, cuando la superficie del cultivo alcanzó unas 77.800 hectáreas. 

El incremento del área de maíz fue del 12%, este cultivo viene teniendo un significativo ascenso, ya que en la zafra 2021-2022 tuvo solo un área destinada de 32.897 hectáreas.

En esta época, el cultivo de maíz se hace principalmente para consumo, siendo destinado para uso en tambo, producción de silaje para la alimentación invernal de ganados mayores y menores. Tres departamentos son los que lideran el área de siembra de maíz, que son Alto Paraná, Itapúa, Canindeyú, siendo este último departamento uno de los que más creció en el área de siembra. 

Superficie de cultivo de maíz zafra en hectáreas, últimos 5 años:

2023-20242022-20232021-20222020-20212019-2020
88.47377.80032.89734.85928.164

ARROZ 

En cuanto al área de siembra de arroz en la zafra 2023-2024, el informe revela que la superficie fue de 187.910 hectáreas, unas 15.681 hectáreas más que el año anterior, cuando la superficie había alcanzado las 172.229 hectáreas. Este cultivo también viene teniendo un incremento en su área, ya que en la campaña 2021-2022 alcanzó unas 158.291 hectáreas.

Superficie de cultivo de arroz en hectáreas, últimos 5 años:

2023-20242022-20232021-20222020-20212019-2020
187.910172.229158.291162.328184.044

El ingeniero Cristaldo indicó que el arroz de a poco se va instalando en la zafra y tiene potencial de alcanzar los un millón de hectáreas, ya que es uno de los rubros que más creció en los últimos 30 años. Es un cultivo con potencial de crecimiento, pero exigente en la inversión inicial. 

“De a poco el arroz se está instalando, tiene el potencial para llegar a los rangos de un millón de hectáreas. Está en un proceso de consolidación, se trata de uno de los cultivos que más creció en producción durante los últimos 30 años. Gracias a la tecnología, conocimiento, inversión y el trabajo de la gente pegó un salto importante”, indicó. 

Te puede interesar

Empleo post-pandemia: El futuro incierto del mercado laboral, en Paraguay

Una tasa de informalidad de más del 50% y 317.030 personas desocupadas en el primer trimestre del 2022 son solo algunos de los resultados que dejó a su paso el COVID-19, colocando en la cuerda floja a la estabilidad laboral del país.

De acuerdo a los especialistas, la frágil situación del mercado de trabajo hace que los ciudadanos vivan con oportunidades limitadas, el sector se encuentra relativamente débil aún por la pandemia y el horizonte es poco alentador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You cannot copy content of this page