fbpx
17 °C Asunción, PY
26 de junio de 2022

Producción cárnica mantiene auge de exportaciones, con precios y entorno mundial favorables

La venta de carne paraguaya a los mercados internacionales aumentó en 71,5% hasta agosto del 2021, según registros del Senacsa. Además de la suba de 18% en los precios de estos productos, se apunta a factores como la recuperación económica mundial, las restricciones a la exportación de Argentina y el pasado brote de peste porcina africana entre las causas de este resultado.

ANÁLISIS

La ganadería se mantiene entre las actividades más pujantes de la economía paraguaya y se ve beneficiada este año por la coyuntura de recuperación mundial tras los embates generados por la pandemia de COVID-19.

Con exportaciones que ya ascienden a USD 1.134 millones hasta agosto, la producción de carne vacuna anota en este 2021 el mejor desempeño al menos durante el último quinquenio, según datos suministrados por el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa). 

Este monto es superior en 71,5% al que se había obtenido en los ocho primeros meses del 2020 y es también propiciado por una mejora de 18% en el precio del producto, que este año llega a un promedio de USD 4,76 el kilo. 

El mencionado aporte del precio en el resultado de las exportaciones se evidencia en el crecimiento que tuvo el volumen de carne exportada, también elevado (45,2%) pero no al mismo nivel que los ingresos generados por la actividad de ventas al exterior. 

La exportación de menudencia vacuna también está pasando por un buen momento, con USD 85,9 millones generados de enero a agosto de este año y un incremento de 66% respecto al mismo periodo del 2020. En el precio promedio de esta variedad también se observó un importante aumento, de 24%, al llegar a un promedio de USD 2,01 el kilogramo.

Chile se mantiene ampliamente como el mercado más importante de la carne paraguaya, ya que concentra el 43,4% de los ingresos generados por estas exportaciones -al sumar USD 493 millones- y el 40,3% del volumen exportado. 

El segundo destino con mayor participación es Rusia, con una incidencia de 20%; y le siguen Taiwán, Brasil e Israel, en ese orden. 

En el 2021, la carne está desplazando a la energía eléctrica del sitial de segundo producto más exportado por el país. 

Según el informe de Comercio Exterior del Banco Central del Paraguay (BCP), la proteína roja generó el 16% de los ingresos provenientes de las exportaciones hasta julio, solo por detrás de la soja, que concentró el 32,7% de participación.

El BCP, de hecho, ubica al sector ganadero como el segundo con mayor crecimiento para este año, ya que espera que obtenga una expansión de 12% de su producto interno bruto (PIB) al cierre del ejercicio. 

Este dinamismo sería superado solo por las construcciones, con un aumento de 14% en su nivel de producción, y es casi tres veces superior al promedio de 4,5% en que se prevé que crezca la economía en su conjunto. 

De esta manera, la actividad ganadera se está acelerando fuertemente desde el 2020, pues ese año el crecimiento fue de apenas 2% y en el primer trimestre del 2021 ya reportó una suba de 9,8%, también de acuerdo con registros de la banca matriz. 

Causas del auge

Entre los factores que están propiciando este auspicioso desempeño de la producción de carne vacuna, principalmente a partir de la demanda por exportaciones, el economista jefe del BCP, Miguel Mora, menciona a la recuperación económica mundial, las restricciones a la exportación que persisten en Argentina y la peste porcina africana que afectó años atrás a la oferta de este producto, entre otros.  

El analista recuerda que, como consecuencia de las medidas de confinamiento que se dictaron el año pasado para frenar la propagación del coronavirus alrededor del mundo, en la mayor parte de los países, y principalmente aquellos a los que Paraguay exporta, se había producido una caída bastante importante tanto de la actividad económica como de la demanda agregada. 

Entre los sectores más afectados por aquella coyuntura, Mora señala a la merma verificada en la actividad de los servicios, particularmente en restaurantes y hoteles, que tienen como insumo a la carne vacuna. 

“El inicio de los procesos de inmunización más políticas fiscales que se han adoptado, acompañadas de políticas monetarias también expansivas, han dado como resultado una recuperación de los niveles de actividad económica y del sector servicios. Por lo tanto, ha habido un aumento de la demanda por la carne vacuna, dado que es un producto de alta calidad”, agrega el economista.

Reconoce que esta situación se adhirió en los últimos meses a la demanda que está teniendo China de todo los productos, entre ellos también de la carne vacuna.

Italia, Israel y Taiwán figuran como los países que pagan los mejores precios por la carne paraguaya, mientras que los incrementos más significativos desde el año pasado se dieron en Kuwait, Chile y Brasil.

“Dado el crecimiento que ha tenido China en los últimos años, esto ha favorecido a un mayor consumo de carne vacuna, pero principalmente podría ser un motivo importante el episodio de peste porcina africana que habían tenido años atrás y ha reducido en forma importante la oferta de este producto; en gran medida ha operado un efecto sustitución en favor de otros tipos de carne, entre ellos se destaca justamente una mayor demanda por carne vacuna”, sigue relatando Miguel Mora. 

Finalmente, se refiere a que el hecho de que Argentina continúe con sus restricciones a las exportaciones de carne ha dado espacio en ciertos mercados donde tanto Paraguay como el país vecino estaban ofreciendo sus productos. Explica que, en consecuencia, se ha generado la oportunidad de que la carne paraguaya también se posicione en forma más importante en esos destinos. 

Al respecto, aclara que si este beneficio no provino de manera directa por el ingreso a mercados cedidos por Argentina, al menos se dio a través de otros países que han llenado el cupo e internamente han tenido que importar este producto. 

“En términos de calidad y buen precio, la carne vacuna paraguaya también ha destacado y un poco sería otro de los motivos que explican esta dinámica de nuestras exportaciones cárnicas. Esos elementos entendemos que estarían explicando lo que estamos viendo en las exportaciones cárnicas, en los mejores precios”.

Miguel Mora, economista jefe del BCP.

Te puede interesar

Búsqueda de empleo: La vigencia de la modalidad “personalista” pese al fortalecimiento de otras opciones

Al momento de buscar un empleo, los paraguayos continúan prefiriendo consultar directamente a posibles futuros empleadores, amigos o parientes, en contraposición a la forma “moderna” que incluye el uso de mecanismos institucionales públicos o privados.

No obstante, según un informe del PNUD, los jóvenes y personas de mayor nivel educativo ya están más dispuestos a utilizar otras modalidades para conseguir empleo, hecho que obliga a que se potencie la intermediación laboral con la capacitación o formación continua.