fbpx
10 °C Asunción, PY
26 de mayo de 2024

Proyecciones: Paraguay ostenta una de las tasas de crecimiento más sólidas en la región para el 2024 y 2025

El informe económico para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, prevé un crecimiento de 3,8% para el país a finales del 2024; y de 3,6% para 2025.

De esta forma, Paraguay se sitúa como el país con mayor expansión económica en comparación con otras naciones sudamericanas por segundo año consecutivo.

Esta proyección se mantiene en línea, pero con leves variaciones, con el crecimiento esperado por parte de otros agentes económicos como el FMI, BCP e Investor.

El Banco Mundial (BM) presentó su informe económico América Latina y el Caribe, con las previsiones de crecimiento para la región. La presentación estuvo a cargo de William F. Maloney, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, quien comunicó una reducción de siete décimas en la cifra hasta el 1,6%, respecto a las estimaciones del mes de enero.

Maloney afirmó que está reducción se vio afectada debido principalmente a la situación económica que atraviesa Argentina, país que representa el 10% de la zona. Por lo que de incluirse el dato de dicho país, la región crecería a finales de 2024, un 2,2%.

Por otro lado, la estimación de crecimiento para la región es de 1,6% en 2024, ligeramente por debajo del 2,0% proyectado en octubre pasado. El Banco Mundial prevé que en 2025, el PIB de América Latina y el Caribe se ubique en 2,7% y en 2,6% para 2026.

América Latina y el Caribe avanza lenta pero consistentemente en solucionar los desequilibrios provocados por la pandemia, en un entorno internacional que apenas comienza a mostrar señales de estabilización. No obstante, aún queda mucho por hacer.

Con algunas pocas excepciones, la región logró reducir su inflación a niveles por debajo de los observados en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). 

El informe señala que las tasas de interés comienzan a bajar, tras cuatro años de sólida gestión macroeconómica. De todas formas, persisten desafíos cómo corregir los desequilibrios fiscales, recuperar el poder adquisitivo y recobrar los avances logrados en reducción de la pobreza de la década anterior. 

PREVISIONES 

Según se visualiza en el informe, Argentina experimentará una reducción de 2,8% en su crecimiento para este año. Sin embargo, se proyecta un aumento significativo para el 2025, del 5% para el país.

Brasil, una de las principales economías de la región, crecerá 1,7% en 2024. Uruguay crecerá en torno al 3,2%, siendo el segundo país con mejor proyección, después de Paraguay, para quien el Banco Mundial estima un crecimiento del 3,8%, el mayor de la región sur. 

Por otro lado, Chile alcanzará un 2%; Colombia, 1,3%; Ecuador, 0,7%; Perú, del 2,7%; y El Salvador crecerá, según el BM, un 2,5% a finales del año.

William F. Maloney señaló que en general, se registraron rebajas en los pronósticos de todo el mundo, especialmente por las altas tasas de interés y por la lenta recuperación del crecimiento en China. Además, influyeron los precios de los commodities.

PARAGUAY

Según el informe, Paraguay ostenta una de las posiciones más cómodas de la región en cuánto a las previsiones de crecimiento para finales del 2024, la misma se ubica en 3,8% para este año y el 3,6% para 2025. 

De esta forma, el Banco Mundial sitúa a Paraguay como el país con la mayor expansión económica en comparación con otras naciones sudamericanas por segundo año consecutivo. 

Esta proyección se mantiene en línea con el crecimiento esperado por parte de otros agentes económicos, con leves variaciones. En el caso de Itaú Unibanco, la expectativa de crecimiento para el país es de 3,5%, suponiendo una cosecha de soja similar a la de 2023.

El Banco Central del Paraguay (BCP), por su parte, espera un crecimiento económico de 3,8% (en línea con la del Banco Mundial), luego de cerrar el 2023 en 4,5%.

Por otro lado, Investor prevé un crecimiento de 4% para la economía Paraguaya en 2024. Esta estimación es levemente superior a la de 3,8% (también en línea con la del Banco Mundial y el BCP) del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al respecto, el economista Jorge Garicoche explicó que Paraguay seguirá la trayectoria de crecimiento, ya que está definiéndose en un camino casi potencial de alrededor del 4% por lo que considera, “debemos apretar el acelerador para lograr pasar esa barrera y así proyectarnos a una progresión mucho más alta”.

Así mismo aseguró que además de lo detallado en el informe del Banco Mundial, existen algunos factores adicionales que deben tenerse presente, especialmente en lo que respecta a las cuestiones climáticas actuales y pueden tener incidencia directa en la proyección de crecimiento para los siguientes periodos. 

«Por otro lado, se empieza a avizorar un panorama un poco más interesante y sostenido para países vecinos. En ese aspecto, las proyecciones del Banco Mundial para los siguientes años muestran una interesante trayectoria de crecimiento para Argentina, lo cual representa una coyuntura sumamente positiva para Paraguay, por ser uno de nuestros mayores socios comerciales junto con Brasil, en cuanto a exportaciones de la región».

Jorge Garicoche, economista.

En lo que respecta al escenario a nivel global, Garicoche consideró que ya no se observan tasas como las que se tenían años atrás, donde China lideraba el crecimiento mundial con tasas de hasta dos dígitos. 

Por eso, según dijo, es importante que tanto Paraguay como la región empiecen a mirar cuáles serán los próximos motores de crecimiento global y cómo insertarnos a ese nuevo contexto de demanda externa. 

“El apuntalamiento será mucho más efectivo si las negociaciones como bloque desde el Mercosur, se direccionan -por ejemplo- hacia el sudeste asiático a modo de alcanzar y mantener relaciones comerciales más abiertas con estas zonas y permitan experimentar un crecimiento exponencial de las exportaciones de la región”, consideró el economista.

CONSIDERACIONES

Durante la presentación, el economista jefe del BM para la región, afirmó que dos rasgos de la región dificultan la elaboración de políticas a futuro. Primero, una fuerza laboral que envejece plantea desafíos adicionales para el crecimiento, la estabilidad fiscal y los hogares. 

El segundo factor que destacó Maloney, es la violencia que se vive en la región, considerada de por sí, la más alta del mundo y que se ha vuelto más severa y generalizada, comprometiendo los avances en la atracción de inversiones logrados por la estabilidad macroeconómica.

Al respecto, comentó que el informe hace un análisis del panorama económico de la región que, si bien se observa que en las últimas décadas se consiguieron avances significativos, el crecimiento se encuentra estancado, perjudicando directamente al progreso.

Además, enfatizó en el hecho que el envejecimiento de la población laboral en América Latina y el Caribe podría agravar la situación, así como el bajo nivel en materia de formación y educación de sus recursos humanos, son aspectos limitantes para el impulso que necesita el bloque. 

Sobre el punto, destacó que “Aproximadamente el 29% de las empresas de América Latina, afirma que no puede expandirse por falta de mano de obra calificada, normalmente este número debería ser del 10%. Por esta razón, la región debe trabajar en derribar esta barrera, impulsando la educación de la población en todos los aspectos, pero específicamente en el área de la ingeniería y la tecnología. 

Te puede interesar

Desempleo rural: El mercado laboral también se vio afectado por los shocks del sector primario en el 2022

Como mencionamos en artículos anteriores, el 2022 fue un año marcado por bajas económicas, principalmente debido a un conflicto bélico, así como por factores climáticos que afectaron al sector primario de nuestro país.

En este caso, haremos una revisión de los principales indicadores del mercado de trabajo y cómo las bajas económicas ocurridas en el 2022 terminaron afectando al mercado laboral, en especial desde el sector primario.

Investor eleva a 5,4% su proyección de crecimiento del PIB 2021, con una recuperación que continuará en el 2022

La estimación de Investor para la expansión económica del país al cierre de este año es más optimista que la del BCP y al 2022 se asigna un crecimiento esperado de 4,5%, con impulso de servicios, consumo, manufactura, construcción y ganadería.

Para la cotización del dólar, se espera que siga bajando hasta un nivel promedio de G. 6.750 en diciembre. También se corrigió al alza la expectativa de inflación, a 6,9%, con presiones sobre los precios que se prevé que continúen al menos en el corto plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You cannot copy content of this page