fbpx
19 °C Asunción, PY
30 de septiembre de 2023

BVA, con nueva meta 2023: “Queremos pasar los USD 3.400 millones del 2021”

Los resultados que va dejando el transcurso del presente año llevan a esperar que el ejercicio cierre con un nuevo récord en los negocios bursátiles del país, para superar los USD 3.400 millones que se alcanzaron en el 2021. Fernando Gil, gerente comercial de la Bolsa de Valores de Asunción, comenta las expectativas con que se transita esta segunda mitad del 2023 y las perspectivas que rodean a los cambios en la regulación.

Según el registro de la Bolsa de Valores de Asunción (BVA), en julio hubo un crecimiento nuevamente bastante robusto, de 78%, en el volumen de negociación desde enero respecto a lo acumulado en el mismo periodo del año pasado.

De esta manera, sumó USD 2.530 millones el valor de las negociaciones bursátiles en estos siete meses del 2023, monto que representa el 90% de todo lo que se movió en el 2022. 

Asimismo, se llegó al 78% de lo que fue el récord de operaciones del 2021 y quedó a ya solo USD 470 millones de la meta de USD 3.000 millones que se puso para el cierre del año.

Conversamos sobre estos resultados con el gerente comercial de la BVA, Fernando Gil, y las perspectivas con que se transita este segundo semestre en el mercado de valores local. 

Recordemos que en los próximos meses también se concretarán cambios en la regulación, pues la Comisión Nacional de Valores (CNV) pasa a convertirse en Superintendencia de Valores, con lo cual la supervisión se traslada del Ministerio de Industria y Comercio (MIC) al Banco Central del Paraguay (BCP) 

¿Cuál es la expectativa para estos próximos meses?

Así como decías, tuvimos un mes de julio realmente muy bueno. Estamos cerrando con volúmenes muy por encima de lo que teníamos planificado para este 2023. Estamos en el acumulado del año, de enero a julio, superando ampliamente lo que había sido el 2022, que como sabemos tuvimos un primer semestre en el 2022 súper quieto. Ahora nuestro nuevo objetivo es establecer obviamente a este año 2023 como el nuevo año récord en el volumen de negociación. Si bien teníamos un objetivo de superar los USD 3.000 millones, este año, en el primer semestre sobre todo, cuando teníamos unas expectativas un poco más conservadoras ya que íbamos a tener un periodo de elecciones nacionales, una coyuntura de tasas un poco altas para lo que manejábamos por lo menos en los años anteriores, habíamos sido bastante conservadores a la hora de generar nuestros pronósticos. 

Entonces, nos sorprendió gratamente este primer semestre del año 2023 y, bueno, arrancamos julio siendo no el mes récord de negociación, pero el segundo, casi con  un empate técnico con respecto a junio, que había sido el mes de mayor volumen de negociación con G. 3,230 billones de guaraníes, este mes de julio cerramos con G. 3,200 billones. Esperemos que para el segundo semestre los volúmenes se puedan mantener, que sigamos teniendo un volumen de emisiones considerables; se están sumando nuevos actores, multilaterales; el Ministerio de Hacienda también está de vuelta, retomando su programa de emisión local. Vamos a ir viendo cómo se desarrolla este segundo semestre, esperemos que mantengan el ritmo todas las empresas y los diferentes tipos de actores que tenemos en el mercado.

– Ya que mencionaste a los organismos multilaterales, sabemos que tuvimos al BID Invest en junio y ahora en julio se sumó la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe). Esta incursión de organismos internacionales, ¿qué sensación está trayendo a la Bolsa? 

Yo creo que sobre todo la inclusión de este tipo de actores nos suma mucho a la diversidad de títulos que los inversionistas y que todo el mercado puede obtener dentro del rubro del mercado de capitales. Entonces, ya tenemos un área corporativa, un área empresarial del sector privado muy bien desarrollado, estamos sumando constantemente más emisores, obviamente hay espacio para muchísimo más todavía, pero creemos que el área corporativa tiene su nivel de crecimiento. El sector público también está entendiendo muy bien la dinámica del mercado de capitales. Se están sumando algunos actores. Al sumar en este caso a las multilaterales se genera como un nuevo target dentro de los instrumentos disponibles a nivel inversores. Obviamente, cada uno tiene sus características, tienen calificaciones crediticias muy sólidas y solventes; todas, por lo general, están apoyadas también por organismos multilaterales de mucha reputación a nivel internacional. 

Entonces, le da obviamente al inversor local la posibilidad de invertir en otro tipo de títulos que anteriormente no estaban teniendo tanto protagonismo por la disponibilidad misma. Siempre decimos que sumar actores es importante. Entonces, así como se suman empresas a veces medianas o de un volumen o de un tamaño no muy grande, ver que se suman este tipo de actores, con lo que representan sus títulos y al mismo tiempo sus montos de emisión, siempre es un factor muy importante sobre todo a la hora de diversificar cartera para los actores.

– Es interesante también que el mercado tenga disponibilidad de recursos para lo que demandan estas instituciones, que salen con emisiones siempre cercanas a los G. 100.000 millones. ¿Esta es también una señal de que efectivamente el mercado está creciendo no solamente en cantidad de emisores, sino en disponibilidad de recursos que sean necesarios captar a través de este sistema?

Es lo que hablábamos siempre acerca de mejorar la profundidad del mercado, es decir, que haya muchos actores interesados en adquirir este tipo de instrumentos o en todos los tipos de instrumentos. En realidad, siempre le da una seguridad adicional al inversionista porque sabe que independientemente al título que vaya comprando, el día que quiera salirse de una posición, va a poder poner a disponibilidad ese título o esa posición y el mercado la va a tomar. Hablábamos siempre de una necesidad de generar mayor cantidad de títulos dentro de la Bolsa, dentro del mercado de valores. Entonces, ir sumando diferentes actores, diferentes tasas, diferentes instrumentos, genera obviamente un dinamismo que permite un nivel de especialización de las carteras y de los actores mucho más altos.

– ¿Cómo estás viendo la evolución de tasas de interés dentro del mercado de capitales? 

Por el mismo apetito que vemos que tienen los inversionistas, uno va intuyendo que estas últimas emisiones pueden haber sido las últimas tandas de emisiones a tasas tan atractivas para los inversores. El hecho de decir que las tasas están altas o  bajas siempre depende de para quién: obviamente, una tasa alta, a la persona que tiene liquidez y tiene la posibilidad de generar inversiones, le interesa y le parece mucho más atractivo. Por lo que vamos viendo de este segundo semestre, vamos a intuir que va a ir bajando la tasa. Entonces, va a volver a generar un atractivo adicional a todos los emisores que hoy en día capaz están expectantes a esperar un tiempito más y estirar un poco más el inicio de sus proyectos o de sus grandes montos de inversión, para ver si la tasa baja un par de puntos más y, sobre todo, cuando uno se endeuda característicamente en el mercado de valores, está hablando de largos plazos. Entonces, obtener una tasa baja a largo plazo es siempre mucho más conveniente.

– ¿Qué expectativas hay en el mercado respecto a la creación de la Superintendencia de Valores y el consecuente cambio en la regulación?

Creo que siempre coincidimos en decir que el mercado lo compone el conjunto de actores que actúan dentro del sistema: el regulador, así como las casas de bolsa, la misma Bolsa de Valores y las calificadoras de riesgo son un actor sumamente importante dentro del mercado; entonces, indudablemente (el regulador) necesita también un proceso de fortalecimiento así como lo está haciendo el mercado, que acompañe toda la evolución que estamos viendo en los últimos años. Destacamos siempre la posibilidad y la idea de darle mayor fortaleza y mayor músculo al supervisor porque, como te digo, tiene que formar parte de lo que es la evolución de todo el mercado en su totalidad. Habrá que ver también, y el punto clave va a estar en cómo se termine bajando a tierra el esquema o la norma de reglamentación de una Superintendencia de Valores. 

Tenemos que entender también que el mercado de capitales tiene una dinámica diferente a lo que es el sistema bancario. Entonces, habrá que normar con reglas diferentes o con principios diferentes a los del sistema bancario. Sin lugar a dudas, fortalecer a los supervisores es un aspecto clave para la evolución, y sobre todo para una evolución a largo plazo, de nuestro mercado de capitales. Ahora, hay que entender también la dinámica del mercado y saber bajar a tierra con un esquema de supervisión que apoye y que promueva todavía más el dinamismo, con la seguridad, transparencia y agilidad que necesita el mercado de capitales.

– El mercado en sí ya venía haciendo esta conjunción del sistema de capitales con el sistema bancario. ¿Cómo puede ayudar a lo que sería también este traspaso en la regulación hacia el Banco Central?

Yo creo que la suma de las fortalezas siempre ayuda. De hecho, si observamos desde el año 2015 en adelante, la inclusión de los actores importantes del sistema bancario al mundo bursátil le dio un dinamismo adicional por lo que representan las carteras de estas instituciones bancarias. Sabemos que estamos hablando de montos interesantes, entonces, que ellos empiecen a operar sin lugar a dudas le da un dinamismo. Ahora, encontrar sinergias. Obviamente se pueden encontrar sinergias dentro de lo que es el sector bancario con el bursátil, porque estamos hablando de necesidades de liquidez y necesidades de inversión, es como que se conjugan muy bien ambos sectores. Siempre decimos que de hecho el mercado de capitales es algo complementario al sistema bancario y, bueno, la la incursión de los bancos dentro del mundo bursátil o dentro del mundo de capitales nos da mucho de la razón, porque vemos que no necesariamente una cosa suple la otra, sino que se potencian ambas. Entonces, siempre es muy destacable sumar más actores importantes. Los bancos, sin lugar a dudas, son uno de ellos.

– ¿Y se vienen más actores para este segundo semestre?

Estamos en proceso de registro de nuevos emisores, también estamos en proceso de registro de nuevos fondos de inversión. Entonces, estamos apuntando por lo menos a llegar al mismo número de crecimiento de emisores del año pasado. Seguimos convencidos de que tenemos que tener todavía muchísimos más emisores. Tenemos hoy en día aproximadamente 130 empresas emisoras registradas, menos de ese número todavía son las que tienen programas de emisión activos, hay todavía muchísimo espacio. Pero bueno, esperemos que, en el segundo semestre, una previsibilidad del mercado más grande y las tasas mejorando sean todo un conjunto de ingredientes que le animen a las empresas a sumarse al mercado bursátil.

– ¿Con cuántas empresas emisoras podríamos cerrar el año? 

Estamos tratando de cerrar con 140 empresas, aproximadamente, para lo que queda del año. Vamos a ver, tenemos algunas ya en proceso de registro, pero vamos a ver si llegan con documentaciones y demás.

– ¿De qué sectores serían estas nuevas empresas?

Tenemos sector agro, tenemos sector industrial, sector químico, todo tipo de empresas. Siempre es muy bueno hablar de la diversidad que ofrece el mercado de capitales para todo tipo de sectores. No estamos muy enfocados a un sector en particular, por suerte.

– En cuanto a la meta del año, ¿se puede dar el número de cuánto sería ahora la meta?

No me adelantaría a darte una meta todavía. Como bien habíamos dicho, a comienzo de año, USD 3.000 millones iba a ser nuestro objetivo inicial. Hoy estamos peleando para que este este año sea el nuevo año récord, así que queremos pasar los USD 3.400 millones que había sido el 2021. De momento, ese es nuestro primer objetivo.

Te puede interesar