fbpx
33 °C Asunción, PY
15 de junio de 2024

Desmaterialización de acciones: “simplifica la generación de opciones de negociación, incluyendo compra, venta y aspectos administrativos”

Rodrigo Rojas, gerente general de la Bolsa de Valores Asunción, destacó el desempeño del mercado de capitales y los segmentos que vienen expandiéndose en los últimos años.

El mismo indicó que el mercado está compuesto en su mayoría por operaciones de renta fija, sin embargo, valoró el crecimiento en la renta variable, las cuales se componen por las acciones y los fondos de inversión.

Detalló los pasos para que las empresas desmaterialicen sus acciones y mencionó sus ventajas, como facilitar las opciones de negociación, la administración de dividendos y reducir la carga administrativa física.

El mercado de valores ha registrado un crecimiento notable en los últimos años en términos de volúmenes de negociación, número de participantes y apertura de nuevas casas de bolsa, entre otros aspectos.

Sin embargo, más allá de los volúmenes de negociación, es importante analizar el crecimiento de otros segmentos, como la renta variable, que incluye acciones y fondos de inversión. Aunque en el mercado de valores predomina la renta fija, el crecimiento de la renta variable es significativo.

Para profundizar en estos temas, los desafíos, los beneficios de emitir acciones desmaterializadas y las expectativas del mercado en general, conversamos con Rodrigo Rojas, gerente general de la Bolsa de Valores de Asunción (BVA).

  • Se observan números bastante interesantes en términos de volumen de negociación en la BVA y merecen un análisis detallado, especialmente en lo que respecta a la renta variable. ¿Qué conclusiones podemos extraer de estos datos en los primeros meses del año en cuanto a la renta variable?

Es importante destacar que nuestro mercado es, antes que nada, un mercado principalmente de renta fija. ¿Qué quiere decir esto? Que más del 90% o 95% de los instrumentos o títulos que se negocian en bolsa son de renta fija. 

Estos títulos están asociados a una renta fija que el emisor o la empresa que los emite en bolsa va generando a través de sus títulos con precios y esquemas de pago, y el tenedor de esos títulos va recibiendo retornos definidos previamente. Es un esquema donde existe una definición clara en cuanto al monto de retorno que va a tener el inversionista al adquirir esos títulos.

Por otro lado, tenemos un porcentaje menor de negociación de títulos en nuestro mercado, los cuales son instrumentos de renta variable, compuestos actualmente por instrumentos de fondos de inversión y también por la negociación de acciones. 

En estos dos componentes, es importante destacar que los fondos de inversión vienen registrando un crecimiento sostenido en los últimos años. Vemos que la mayor participación, incluso en términos de registro y emisiones en los últimos años, está relacionada con títulos de fondos de inversión. 

En este caso, se denomina cuota parte a la porción que se negocia como parte del fondo. Hoy tenemos aproximadamente 30 fondos de inversión en nuestro mercado, lo cual es un indicador del crecimiento de este tipo de títulos dentro del esquema de financiamiento de empresas y proyectos.

En un porcentaje menor, tenemos un gran mecanismo pendiente: el desarrollo de la negociación de acciones dentro de nuestro mercado. Las acciones son el instrumento genuino en la mayoría de los mercados más desarrollados y generalmente son los títulos más negociados en bolsa. En estos mercados, los títulos de renta variable vinculados a acciones suelen tener el mayor volumen de negociación.

  • ¿Cuáles son los pasos que las empresas deben seguir para crecer y ser más dinámicas en el mercado de valores? ¿Cuáles son los beneficios de tener acciones desmaterializadas?

El primer paso es entender de alguna manera el proceso que debe de seguir una sociedad, en este punto nosotros siempre recomendamos que se acerquen a las casas de bolsa habilitadas para entender claramente por parte de las empresas los diferentes pasos que debe ir siguiendo la sociedad para desmaterializar su acción. 

La mayoría de las sociedades en nuestro mercado tiene la sociedad anónima, que son acciones cartulares; el enlace de la representación del capital está formalizado en títulos o cartones físicos. Entonces, el proceso para poder comenzar a tener un mercado mucho más dinámico en términos de acciones representa primeramente la decisión por parte de la sociedad de la apertura y en un siguiente paso es convertir esos cartones en anotaciones electrónicas para que puedan ser comercializadas en bolsa.

Nuestra bolsa es electrónica, lo que significa que el mayor porcentaje de negociaciones que tenemos hoy están vinculados a anotaciones electrónicas, también se pueden negociar en títulos valores cartulares, no está limitado, sin embargo, esta evolución se tiene que ir dando también de la mano el desarrollo del mercado para este instrumento. 

Este paso implica también la revisión por parte de la sociedad en cuanto a sus estatutos y la decisión en asamblea de la sociedad en cuanto a la conversión para que estos títulos pasen a ser representados en el capital o las tenencias de estos títulos a través de anotaciones electrónicas en bolsa.

Esto permite un montón de facilidades, posteriormente para la sociedad en cuanto a la forma de poder generar opciones de negociación sobre esas acciones tanto a nivel de opciones de compra, de venta como también temas administrativos para la sociedad en términos de pago de dividendos y un montón de aspectos que ayudan a la sociedad a disminuir el impacto que hoy tienen en el proceso administrativo físico en el pago de dividendos de estos títulos. 

  • ¿Una vez que una empresa lleva a cabo la desmaterialización de sus acciones ya puede negociar en el Sistema Electrónico de Negociación de la Bolsa?

Correcto, el proceso básicamente permite que el registro de tenencia o quién es el propietario de una porción del capital en la sociedad esté en los registros electrónicos, por supuesto dentro del esquema de un programa a través de los diferentes programas que la sociedad tiene que escribirlo en el regulador, ese paso siempre hay que cumplirlo. 

Esto permite automáticamente que las acciones puedan ser transadas en bolsa, generando un precio de referencia para la valoración de la acción de esa sociedad. También le permite al tenedor de esa acción utilizar otros tipos de instrumentos, como operaciones de reporte, y una serie de opciones de negociación que se pueden realizar de manera electrónica.

Creemos que este es el paso natural para seguir desarrollando una mayor negociación en la renta variable. Implica un asesoramiento adecuado por parte de las empresas a través de especialistas para llevar a cabo este proceso. Una vez culminado, como hemos visto con varias sociedades que han materializado y registrado sus acciones en bolsa, se vuelve una dinámica mucho más ágil para la sociedad.

  • ¿Cuál es la perspectiva sobre el mercado de renta variable en términos de crecimiento, considerando el aumento en emisiones de acciones y fondos?

Existe un crecimiento en cuanto a la emisión de acciones, principalmente por parte de entidades financieras, las cuales tienen mayor participación en la emisión de acciones preferidas. Estas acciones tienen una representación importante en cuanto al volumen de negociación, aunque su porcentaje es muy pequeño.

Las acciones preferidas son el primer paso en la apertura de capital de las sociedades, ya que representan una preferencia en el cobro de dividendos, pero no tienen derecho a voto. Comparando esto con las acciones ordinarias, que pueden ser de voto simple o múltiple, además de percibir dividendos, también otorgan derecho a voto. Este proceso depende mucho de la estrategia de la empresa en cuanto a cómo va a realizar la apertura de su capital.

En otros mercados, incluso hay sociedades que deciden salir directamente con emisiones de acciones ordinarias, lo que generalmente representa un salto muy importante para las empresas para escalar rápidamente en sus proyectos. La apertura de capital implica un ingreso importante de capital a la sociedad por parte de la incorporación de nuevos socios, y generalmente está vinculada a la probabilidad de escalar rápidamente como empresa.

Esto puede incluir un esquema de ampliación en cuanto al alcance que tienen las empresas en el mercado en el cual se desenvuelven y una serie de beneficios que no están necesariamente vinculados a lo que podría representar una emisión de deuda por parte de la sociedad.

  • ¿Cómo se encuentra el mercado en cuanto a los fondos de inversión?

Creemos que los fondos de inversión van a seguir creciendo, ya que son títulos o instrumentos vinculados a proyectos que tienen un crecimiento constante. Lo estamos viendo en los últimos años, tanto a nivel de registro de fondos, e inclusive, hay fondos de inversión que ya se cancelaron porque fueron totalmente pagados, y otros fondos que se van inscribiendo. En ese sentido, creemos que lo relacionado a fondos va a seguir creciendo de manera positiva.

En cuanto a las acciones, va a depender mucho de que podamos seguir trabajando, no solamente desde la bolsa, sino todos los participantes o actores dentro de nuestro mercado, en seguir explicando a las empresas qué significa, qué implica y los pasos que hay que seguir.

También estamos trabajando con el regulador en alternativas para facilitar y agilizar ese proceso de conversiones, haciendo que sea mucho más ágil en términos operativos y que realmente se convierta en una alternativa viable en el mediano y corto plazo, dependiendo de la velocidad con la que podamos convencer a la sociedad de tener sus acciones desmaterializadas inicialmente, y posteriormente que comiencen a evaluar la posibilidad de emitir acciones, dependiendo de lo que estén buscando como empresa.

  • ¿Cuáles son las proyecciones para el mercado de capitales, considerando la evolución de variables macroeconómicas como el crecimiento económico y la inflación?

En cuanto a las expectativas de nuestro sector, seguimos siendo muy positivos y estamos con mucha expectativa de que la dinámica de negociación se mantenga. Tuvimos un primer trimestre, e inclusive parte del cierre de abril, con resultados por encima de lo registrado en años anteriores. 

Esto, de alguna manera, confirma nuestras proyecciones en cuanto a expectativas de poder superar nuevamente el volumen de negociación del año pasado. De igual forma, estamos muy atentos a lo que pueda ocurrir con el movimiento de títulos públicos en cuanto a su emisión primaria, pero confiados en que lo demás siga en el mismo curso.

Un aspecto a destacar y una fortaleza de nuestro mercado es la composición de títulos del sector privado que emiten regularmente en bolsa. Esto representa un factor muy importante que, comparado con otros mercados, es menor en esos otros contextos. 

Creo que es un factor que debemos seguir cuidando y, sobre todo, incentivando: la participación del sector privado en el mercado de capitales. Con estas variables, consideramos que podríamos seguir viendo buenos números en términos de volumen de negociación. 

Creemos que la coyuntura macroeconómica permanecerá estable y previsible, permitiendo a los emisores contar con un contexto adecuado para salir con sus programas y series, y, sobre todo, a tasas competitivas.

Emitir en bolsa, desde el lado del emisor, implica siempre estar evaluando los momentos, pero creemos que es importante que las empresas lo tengan siempre como una opción activa para operar regularmente en el mercado. 

Los momentos pueden cambiar en cuanto a condiciones de tasa, considerando también la coyuntura, pero lo importante es que los emisores consideren al mercado de capitales siempre una opción activa y válida para obtener financiamiento para sus proyectos.

Te puede interesar

Escasez de depósitos a largo plazo se constituye como principal obstáculo para fomentar el crédito, según bancos

De acuerdo con el informe de Situación General del Crédito del BCP, la coyuntura actual es óptima para otorgar crédito según los encuestados. Sin embargo, también revela que existen variables que determinan la velocidad a la que crecen, entre estos, los depósitos de largo plazo y la liquidez.

En efecto, los bancos indican que hay una falta de fondeo, es decir, depósitos para la colocación de créditos de largo plazo y, por otro lado, afirman que es necesario que el BCP inyecte mayor liquidez.

Recursos de AFD alcanzaron a 3.752 nuevas familias en 2022 y marcó nuevo récord en colocaciones

Las colocaciones de préstamos para la vivienda con fondos de la AFD presentaron un crecimiento del 44% con respecto al año pasado, alcanzando una cifra de USD 166,4 millones. Datos de la institución refieren que unas 3.752 familias fueron beneficiadas en el último año, a través de estos recursos.

Del total de la cartera de créditos de la banca de segundo piso, el 54% correspondió al sector de la vivienda, que año tras año incrementa la demanda de préstamos. Las expectativas son aún mejores para el 2023, contando con un mejor panorama macroeconómico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You cannot copy content of this page