fbpx
39 °C Asunción, PY
2 de marzo de 2024

Perspectivas bursátiles 2024: “Tenemos una expectativa en torno a USD 4.500 millones o USD 5.000 millones”

Rodrigo Rojas, gerente general de la Bolsa de Valores de Asunción (BVA), adelanta las estimaciones en volumen de negociaciones que manejan para el presente año y se encuentran alrededor del récord en operaciones que marcó el 2023. También recuerda la necesidad de seguir difundiendo las oportunidades que presentan instrumentos de renta variable como acciones y fondos de inversión, al igual que el futuro de divisas. Destaca la presencia activa de todos los actores del mercado.

El 2023 dejó un récord de unos USD 5.078 millones en volumen de operaciones bursátiles que significan ahora todo un desafío para los números que se puedan lograr en el 2024.

El gerente general de la BVA, Rodrigo Rojas, destaca que el año pasado se contó con algunas condiciones excepcionales que impulsaron este monto de negociaciones, pero confía en que tanto la apuesta del sector público como de emisores privados vuelvan a construir una cifra prometedora. 

En esta entrevista, exploramos las oportunidades presentes en el mercado de valores local para continuar en esta ininterrumpida senda de crecimiento que viene marcando en los últimos años. 

– ¿Cómo están las perspectivas para este año, luego de lo que fue un espectacular 2023 en volumen de negociaciones y también en participación de diversos sectores económicos? 

Bueno, la verdad que para nosotros fue un 2023 muy importante.

Hemos concluido un año con volumen histórico y récord de negociación para lo que representa la negociación en el mercado de capitales. Superamos la barrera de los cinco mil millones (de dólares), inicialmente teníamos un presupuesto que podría estar en torno a los 4.000 (millones de dólares). Creo que es de destacar la participación de las emisiones del sector público como gran protagonista del 2023 en términos de emisión en el mercado primario y, por ende, también en el título con mayor negociación en el mercado secundario. 

La suma de estos factores creo que ayudó a poder superar lo que teníamos como presupuesto y esto nos coloca ya en una posición de ser un poco más exigentes a nuestra expectativa para lo que sería el 2024, estamos en torno a poder de alguna manera superar o estar cercanos a lo que pudo haber sido el desempeño del 2023; y también seguir desarrollando otros productos dentro de lo que es el mercado de capitales. 

Aún tenemos mucho espacio en cuanto a poder seguir desarrollando el mercado con otros productos, ejemplo, lo que podrían ser las negociaciones de futuro de divisas, también seguir generando alternativas para la renta variable, como son la negociación de acciones, los fondos de inversión también han crecido de manera importante. En ese sentido, vamos a seguir trabajando en poder generar la infraestructura adecuada para el mercado, para que podamos seguir desarrollando estos productos, es muy positivo el contexto macroeconómico y esto realmente es muy importante para seguir desarrollando nuestro mercado.

Fuente: BVA.

– También tuvimos, en este último tramo del año, el cambio de la regulación: de la Comisión Nacional de Valores pasamos a la Superintendencia de Valores. ¿Cómo afectó esto? ¿Hubo algunas dificultades? Porque justo fue en el momento más dinámico en cuanto a operaciones.

Como bolsa también somos sujetos regulados por el regulador. En este sentido, estamos igual de expectantes que los demás participantes en cuanto a lo que pueda ser la evolución del paso de la Comisión Nacional ahora a Superintendencia, a lo que es el Banco Central. Tratamos de ser muy positivos en cuanto a lo que va a representar, creemos que es bueno que sea una Superintendencia bajo el espectro de un banco central con una reputación muy importante, va a ayudar a poder también generar fortaleza, estamos confiados y creemos que eso puede ser muy positivo para el mercado. 

Es importante también que se pueda seguir acompañando el desarrollo del mercado de capitales, somos un mercado en evolución todavía, por lo cual requiere acompañamiento todavía de generar condiciones para seguir incorporando emisores. Estamos con aproximadamente 130 empresas emisores en bolsa, lo cual creemos que todavía es un número pequeño en cuanto al potencial de participantes que podemos llegar a tener; la cantidad de inversionistas también creemos que puede seguir aumentando, entonces, esto requiere seguir generando condiciones de todos los participantes, incluido el regulador, de poder acompañar este desarrollo y esto permita que nuestro mercado pueda seguir creciendo. 

Si bien terminamos de negociar más de 5.000 millones (de dólares en volumen de operaciones en el 2023), todavía estamos en un porcentaje muy pequeño en relación al Producto Interno Bruto, de lo que sería que un indicador que se mide como bolsa, de 14% con este último volumen; pero si comparamos con otras bolsas de la región, estos indicadores son mucho más altos, por lo cual creemos que seguir generando el contexto adecuado es sumamente importante para nuestro mercado y, por sobre todo, seguir difundiendo el desarrollo de lo que es nuestro mercado de capitales.

Fuente: BVA.

– En cuanto al potencial que mencionaste para otros tipos de instrumentos: tenemos a la renta fija ya muy bien consolidada, el mercado de fondos de inversión vino teniendo un crecimiento interesante, pero en acciones vemos todavía montos muy chiquitos, también futuros todavía como que no termina de despegar. ¿Qué estrategias están previendo para este año?

Nuestro mercado sigue siendo un mercado principalmente de renta fija, más del 90% del volumen de negociación sigue siendo instrumentos de renta fija, emisión de deuda que está asociada a un interés ya pactado dentro del título y asociado a un flujo, lo cual el inversionista va adquiriendo con las perspectivas de cobro de esa renta. Tenemos todavía mucho por seguir desarrollando en cuanto a lo que es la renta variable y esto viene de la mano de seguir generando información y, por sobre todo, comunicar de manera efectiva qué implica operar en renta variable por parte de los emisores. 

Esto se inicia con el proceso de entender qué implica desmaterializar una acción para una sociedad, dependiendo del tipo de sociedad, que esto le va a permitir que el título, en este caso ya sus acciones, una vez se desmaterializadas, puedan ser transadas en bolsa y permitir una serie de opciones de negociación para el emisor. Pero está muy asociado a poder generar el conocimiento y la información necesaria para que la toma de decisión por parte de estas sociedades se puede hacer dentro de lo que sería el esquema desmaterializar estas acciones y que estas puedan ser inscriptas de manera electrónica en la bolsa y, a partir de ahí, generar alternativas de negociación de estos títulos.

En ese sentido, tenemos no más de veinte empresas que operan con este esquema de acciones desmaterializadas, por lo cual seguimos trabajando en generar el contexto adecuado para seguir incorporando emisores que puedan operar en renta variable. Los fondos de inversión sí son instrumentos que fueron de alguna manera avanzando y creciendo de manera importante, tenemos aproximadamente treinta fondos actualmente, lo cual también representa una opción de renta variable ya que los fondos de inversión están asociados a un esquema de rendimiento variable, pero más enfocado a inversionistas institucionales.

Hubo mucho avance, pero igual que lo que sería en la negociación de acciones, requiere un desarrollo todavía más profundo también en cuanto a incorporar otro tipo de inversionistas, otro título. Otro instrumento que creemos que tiene mucho potencial es el futuro de divisas, si bien es una alternativa que ya está disponible hace varios años en la Bolsa, todavía no estamos pudiendo generar la atracción suficiente de los participantes en el uso de esa herramienta, por lo cual creemos que tenemos que seguir viendo cuáles podrían ser esas alternativas para los participantes que puedan requerir esta herramienta y poder tener una cobertura al tipo de cambio. 

Vamos a seguir nosotros trabajando en generar desde la bolsa todo lo que pueda requerirse en términos de información, ya sea a través de los diferentes espacios de capacitación que tenemos en la bolsa o también de los diferentes espacios de poder llegar a estos grupos de interés, en explicar el funcionamiento de estas herramientas que permitan al emisor contar con alternativas diferentes ya sea para su financiamiento o la gestión adecuada de su necesidad de financiamiento o de manejo interno que pueda tener la sociedad.

– ¿Alguna estimación o meta de lo que podrían ser los volúmenes de operaciones de este año, para la Bolsa? 

En términos generales, nosotros tenemos una expectativa de poder estar en torno a lo que cerramos el 2023. A pesar de que el 2023 fue excepcional, podríamos estar en torno a 4.500 o 5.000 millones (de dólares) de volumen de negociación, también destacando que el sector privado mantiene un ritmo constante también en emisiones, las empresas que hoy operan dentro de lo que es el mercado de capitales, que son emisores ya con con emisiones regulares de diferentes programas y series, tienen también una dinámica constante de emisiones, lo cual representa también una pata importante dentro de lo que es el aporte de volumen. Creemos que si esto se mantiene, inclusive se incrementa un poco, acompañado también con lo que pueda ser el programa del sector público, podríamos estar en torno a ese volumen. Sin embargo, como digo siempre, creo que esto tiene que seguir creciendo, buscando incorporar mayor cantidad de emisores, y por sobre todo, el contexto adecuado para que esto pueda seguir creciendo. 

– En cuanto a inscripción de emisores y casas de bolsa, ¿hay algunas en puerta?

En emisores sí, viene siendo un indicador de crecimiento constante, tanto en el 2022 como en el 2023 tuvimos un registro importante de empresas emisoras. Muchas de las empresas que se escribieron en el 2022 terminaron de concretar sus programas de emisión en el 2023, en este sentido, creemos que esto se tiene que seguir manteniendo en cuanto al ritmo de registro de empresa. Actualmente estamos con 22 casas de bolsa que vienen operando y, bueno, la mayor cantidad de participantes ayuda bastante a poder dinamizar el volumen y, por sobre todo, generar oferta a los inversores. 

Es importante destacar acá la labor de las casas de bolsa, que son las que traccionan buscando incorporar inversionistas, son también las que actúan de manera activa con las empresas, del asesoramiento, para buscar incorporarlas dentro del mercado de capitales. Mucho de lo que se viene generando es un éxito de todos los participantes y es muy importante reconocer la labor que hacen las casas de bolsa en este sentido, de asesorar tanto a emisores como inversionistas en incorporarlos, dentro del mercado de capitales. 

Así también, en emisores que están abiertos a evaluar incorporarse al mercado, porque implica también una serie de ajustes por parte de la sociedad. Creo que también es destacable la decisión de estos emisores que, una vez que se incorporan, ya encuentran en el mercado una opción y una alternativa complementaria a lo mejor a la que tienen ya hoy como como empresa para el desarrollo de su proyecto, tanto para financiamiento de proyectos puntuales a través de la emisión de deuda o la apertura del capital de la sociedad a través de lo que pueda representar algún programa de emisión de acciones.

Te puede interesar

Convergencia fiscal: “Se mantienen restricciones, pero atendiendo demandas que quedaron pospuestas”

El ministro de Hacienda, Oscar Llamosas, abre la serie de debates y paneles de MD Week, con una entrevista en la que reflexiona sobre la situación económica actual y los desafíos que se presentan para la administración pública. Ratifica el compromiso para el retorno al orden fiscal, con un déficit que se estima retrocederá a 3% del PIB en el 2022, y enumera los atractivos con que cuenta el país para la atracción de inversiones.

“Vimos en Paraguay un dinamismo mucho mayor al que esperábamos”

Esteban Peñailillo, director senior de la calificadora Feller Rate, conversó con MarketData sobre el crecimiento del mercado, los avances en regulación y la mayor sofisticación de las inversiones financieras y bursátiles. Entre los instrumentos que han cobrado relevancia en los últimos años, en un contexto de inflación y elevadas tasas, menciona a los fondos de inversión que se posicionan como un aliado para el inversionista paraguayo.