fbpx
13 °C Asunción, PY
26 de mayo de 2024

Necesitamos señales claras

En un año decisivo para el Paraguay en cuanto a la política, es fundamental que las instituciones públicas demuestren fortaleza ante hechos que afectaron la imagen de nuestro país ante el mundo.

Será vital que el gobierno entrante muestre señales claras y contundentes en contra de la corrupción y actos derivados, que nos consoliden como un país confiable para atraer inversiones.

Durante el 2022, el Paraguay ha logrado avances sumamente importantes en cuanto a la confianza para captar inversiones extranjeras, como por ejemplo, alcanzar a mejorar la tendencia en su calificación de riesgo, que lo posicionó a un peldaño del ansiado grado de inversión.

Sin embargo, también han quedado demostradas serias fragilidades con relación al combate a la corrupción, puesto que un expresidente de la República y un vicepresidente en ejercicio fueron sancionados y declarados como significativamente corruptos por uno de los países más importantes del mundo, Estados Unidos. 

Esta noticia ha trascendido a nivel mundial, lo que compromete de alguna manera a la imagen del país y la forma en la que actúa ante estos hechos, pues las reacciones a nivel local tomaron impulso únicamente luego de que el país norteamericano intervenga en este caso. 

Los sucesos mencionados son graves para la imagen y la institucionalidad del país, pero queda en evidencia cuáles son los caminos que deben ser corregidos y eliminados, para que de una vez por todas el Paraguay se destaque como un país justo, confiable y que merecidamente ingrese al grado de inversión.

Más allá de alguna preferencia política, es importante entender que el gobierno entrante tendrá la oportunidad de mitigar estos efectos y, por otro lado, fortalecer las múltiples virtudes que tenemos como país.

Entre algunas de las ventajas que ofrece el Paraguay se encuentra la estabilidad macroeconómica que, a pesar de los fuertes shocks que recibió en los últimos tres años, logró destacarse en la región como una de las más saludables. Además de eso, el país cuenta con una energía eléctrica a precio más competitivo y un régimen impositivo más atractivo que se encuentra entre los más bajos de la región. 

Los desafíos que tendrá el próximo gobierno serán mantener una estabilidad macroeconómica y un déficit fiscal más saludable, acorde a las recomendaciones que hacen los entes multilaterales. 

Principalmente en lo que refiere al gasto público, se estima que los USD 30 millones en aumentos en el presupuesto de gastos para este año están vinculados con el año electoral, es decir, que los protagonistas políticos utilizan a su favor los recursos del Estado para garantizarse un puesto y seguir ocupando posiciones de privilegio dentro de las arcas públicas. 

Demostrar que el Estado es eficiente en cuanto al uso que le da a las recaudaciones de los impuestos de todos los paraguayos es otro de los principales desafíos que siguen pendientes para continuar posicionándose como un país que busca acceder al grado de inversión. 

Te puede interesar

Préstamos refinanciados y reestructurados representan USD 2.642 millones al mes de enero

Al término del primer mes del año, los datos del BCP dan cuenta de que los préstamos correspondientes a la cartera RRR en bancos representan un 13,75% del total de los créditos. Este umbral se redujo levemente en comparación a diciembre cuando se ubicó en 13,96%.

Vale mencionar que el BCP emitió medidas transitorias para que el sector agrícola pueda refinanciar préstamos hasta el 31 de marzo del corriente, previendo efectos climáticos adversos.

You cannot copy content of this page