fbpx
25 °C Asunción, PY
1 de febrero de 2023

Paraguay de oro

Los Juegos Odesur ASU 2022 se inscriben en la historia del Paraguay como el evento que nos dotó de la alegría y el orgullo que se necesitan para mostrar cómo deben estar enfocadas las políticas públicas que de una vez por todas resulten en el bienestar de la población. El entusiasmo se vuelve a avivar con la selección de nuestro país para los II Juegos Panamericanos Junior 2025

55 medallas, USD 263 millones en ingresos a la economía, 390.950 personas que disfrutaron del deporte al más alto nivel y 4.443 atletas de 14 países participantes nos demostraron por qué el dinero y el esfuerzo bien invertidos son la clave para dar el salto hacia ese país en el que tanto anhelamos vivir. 

El Estado paraguayo destinó USD 78,7 millones a la organización de los XII Juegos Suramericanos ASU 2022. 

Esta cifra a simple vista puede parecer elevada, pero generó ingresos para el país por al menos USD 263 millones y el monto puede inclusive superar los USD 300 millones, debido a que el cálculo se realizó con base en un supuesto de 20.000 turistas cuando en realidad fueron 71.429 extranjeros los que ingresaron al territorio nacional para asistir a los juegos.

La mencionada inversión en el evento deportivo más importante del país de los últimos tiempos resulta aun más diminuta cuando la comparamos con los alrededor de USD 1.500 millones que el sector público despilfarra en deficiencias en contrataciones, masa salarial improductiva y filtraciones en transferencias. Este dato proviene del cálculo que recientemente compartió el Banco Mundial, referente al nivel de 3,9% del producto interno bruto (PIB) que el país pierde por ineficiencias en el gasto público.    

576 atletas conformaron el Team Paraguay y obtuvieron 55 medallas en total, incluyendo los deportes invitados. En la foto, los tenistas Verónica Cepede y Daniel Vallejos, quienes se alzaron con el oro en dobles mixto, el último partido que se disputó en el marco de los juegos ASU 2022, el sábado 15 de octubre. Foto: Gentileza.

Los juegos Odesur 2022 se erigen así no solo como un acontecimiento que brindó a las familias un respiro y una oportunidad de entretenimiento tras casi dos años de encierro por la pandemia, sino también demuestran irrefutablemente cómo el dinero correctamente invertido genera un enorme bienestar en todas las aristas posibles. 

Lea también: Paraguay se consolida como sede de grandes eventos deportivos, con los Panamericanos Junior 2025

Durante las dos semanas en que transcurrieron los juegos, la masiva convocatoria fue una prueba de lo atraído que está el público paraguayo por los encuentros deportivos, un comportamiento que puede convertirse en una gran oportunidad para todo el movimiento de comercio y servicios que rodea a este tipo de actividades y, por qué no, que construya al deporte profesional como una opción laboral rentable para quienes quieran dedicarse a ello. 

Los datos compartidos por la Secretaría Nacional de Deportes (SND) revelan que 390.950 asistentes acudieron a los juegos ASU 2022 y el día de mayor convocatoria fue el domingo 9 de octubre, con un total de 29.188 espectadores. 

El público se volcó también a las redes sociales y a los medios de comunicación para seguir de cerca el desarrollo de los juegos, con números más que satisfactorios para los organizadores. La SND informó que solo en la primera semana alcanzaron más de 400 millones de interacciones en redes sociales y fueron tendencia todos esos días tanto en Twitter como en Instagram, con Tirika liderando las menciones. 

En cuanto a la medición del rating, se generaron 800 horas de transmisión televisiva en ocho canales en simultáneo, con ratings que fueron de 7,5 a 10,5 para la inauguración, la final de fútbol de playa masculino o la de básquet femenino, con un promedio de 400.000 personas como audiencia. 

Los juegos ASU 2022 fueron una oportunidad para que el público paraguayo pueda apreciar deportes que cotidianamente tienen menos concurrencia que otros más populares, como en el caso del squash. Foto: Gentileza

Y ya que mencionamos al dinamismo económico que acompaña a un evento de esta magnitud, el aporte de los juegos a los rubros que todavía padecen secuelas del duro golpe que significó la pandemia es más que importante. La venta de artículos electrónicos, por ejemplo, fue casi veinte veces superior a lo que se registró en octubre del 2021, mientras que las tiendas en general multiplicaron por siete su volumen de facturaciones y los restaurantes prácticamente quintuplicaron su dinamismo, también según el balance suministrado por la SND. 

Estos números constituyen un alivio económico en un año en que las condiciones climáticas adversas nuevamente impactaron en los resultados del agro y refuerzan el ya conocido discurso sobre la importancia de diversificar las fuentes de ingreso en nuestro mercado. 

Otra contribución de gran valor que dejan los juegos es el acercamiento a diferentes disciplinas deportivas que en circunstancias más cotidianas no tendrían la audiencia que adquirieron en esta oportunidad. Esta presencia del deporte en nuestra sociedad es muy necesaria para inspirar especialmente en niños y adolescentes el gusto por hábitos saludables, a fin de mantenerlos alejados de los vicios que amenazan con cada vez mayor intensidad. 

Finalmente, el aporte a la moral es también sumamente relevante. Los juegos nos demostraron que somos capaces de brillar cuando nos proponemos a hacer bien las cosas. Ahora queda empezar a saldar las cuentas pendientes y corregir ese vergonzoso despilfarro del dinero público para que el deporte, la salud y la educación suban al podio de los ganadores entre las prioridades que tengamos como país. 

La masiva afluencia de público fue una constante durante los quince días de realización de los juegos ASU 2022. La mascota oficial, Tirika, a través de su gran carisma y una impecable performance en todas sus apariciones, también transmitió un importante mensaje sobre la necesidad de cuidar los hábitats de estas especies en peligro de extinción. Foto: Gentileza. 

Te puede interesar

La cultura organizacional con base digital: El incipiente pero decidido avance, en Paraguay

Según un estudio realizado por dos consultoras del ámbito corporativo, cinco de cada diez compañías han iniciado su proceso de transformación en los últimos dos años.

Falta de agilidad organizacional y poca permeabilidad a la cultura son algunas de las barreras para avanzar de manera más decidida hacia la digitalización, así como la dificultad para acceder a talento y escasez de estrategias.

«Hoy el escenario es mucho más tranquilo, hay más entusiasmo en los operadores económicos»

Beltrán Macchi, presidente de Feprinco y Asoban, sostiene que el sistema financiero actualmente está mucho más tranquilo, tras superar “picos negativos” generados por la crisis sanitaria. Reflexiona sobre la evaluación del país por parte del Gafilat y advierte que se debe vigilar el cumplimiento del acuerdo al que se llegó con los camioneros tras varios días de movilizaciones.