fbpx
33 °C Asunción, PY
26 de enero de 2023

BCP eleva a 1% su tasa de interés, ante escalada de la inflación y recuperación económica

La banca matriz aplicó un ajuste de 25 puntos básicos a la tasa de política monetaria, luego de haber reducido este indicador por dos años consecutivos y haberlo mantenido en su nivel históricamente bajo de 0,75% desde mediados del 2020. No obstante, considera que el perfil se mantiene “altamente expansivo” y seguirá apoyando al dinamismo del mercado.

El Banco Central del Paraguay (BCP) inició el proceso de cambio al tono que aplica a la política monetaria de nuestro país. 

Con una suba de 0,25 puntos porcentuales, la tasa de interés de referencia del mercado paraguayo se encuentra ahora en 1%, abandona el nivel históricamente bajo de 0,75% hasta el cual descendió con el estallido de la pandemia de COVID-19 y en que se mantuvo durante el último año, y experimenta la primera corrección al alza desde que empezaron las dificultades económicas en el 2019

Entre las causantes de la decisión a la que arribó este lunes el Comité de Política Monetaria (CPM) se encuentra el escenario de recuperación económica y aumento de la inflación en que se encuentra nuestra economía, motivos por los cuales ya no se necesita el impulso por el que se optó en momentos más complicados. 

En su comunicado, el CPM explicó que el incremento de la inflación mensual de los últimos meses se debe en gran medida a factores externos, pero eventualmente podría generar efectos de segunda vuelta con eventuales incidencias sobre las expectativas de inflación. 

Así, sostuvo que consideran oportuno iniciar un “proceso gradual de normalización de la política monetaria”, con el fin de garantizar el cumplimiento de la meta de 4% de variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en el mediano plazo. 

No obstante, el BCP considera que el perfil actual de la política monetaria se mantiene “altamente expansivo” y “seguirá apoyando la recuperación económica”, según se agregó en el comunicado del CPM. 

De hecho, el actual nivel de la tasa de política monetaria (TPM) todavía se encuentra lejos del 4% en que se situaba antes de la pandemia y más distante aún del 5,25% en que había cerrado el 2018

Se dio así cumplimiento a la expectativa que tenían los agentes del mercado de que la reunión del CPM de este mes aplicaría ya la primera corrección al alza a la TPM. 

Las encuestas de Expectativas de Variables Económicas (EVE) de agosto revelaron que se espera que este indicador cierre el año en el actual nivel de 1% y se incremente a 1,50% en el 2022, pero proyecciones como las del banco Itaú contemplan aumentos hasta 2% y 4% para los respectivos cierres de años.  

Motivos de la suba de la TPM

En cuanto a los más recientes acontecimientos de la economía paraguaya, el BCP recordó que los indicadores de actividad de corto plazo han mantenido una buena dinámica, sustentada en las construcciones, la ganadería y las manufacturas. No obstante, advirtió que persisten algunos servicios que, si bien se han recuperado desde los puntos mínimos, aún se encuentran rezagados con relación a los demás sectores. 

“El importante progreso observado en la inmunización de la población es un factor positivo para la reapertura de estos sectores rezagados, como así también para las expectativas de los agentes económicos”, añadió la banca matriz, respecto a las perspectivas para los próximos meses. 

Por otro lado, destacó que el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se ubicó nuevamente en zona de optimismo, en julio, luego de cuatro meses de permanecer por debajo del nivel neutral. “Sin embargo, persisten los riesgos derivados de la expansión de la variante delta del coronavirus”, aseveró. 

Finalmente, detalló que los precios de alimentos y combustibles han seguido afectados por la mayor demanda externa y altos precios de los commodities a nivel internacional. En este contexto, relató que la inflación mensual ha aumentado en meses recientes y, con la menor base de comparación del año anterior, ha influido en el repunte de la inflación interanual.

El BCP opta por bajar su tasa de interés de referencia cuando observa que la inflación se encuentra en niveles reducidos, a fin de promover un abaratamiento del crédito y un consecuente mayor dinamismo de la actividad económica.

En sentido opuesto, cuando el mercado emite señales de un sobrecalentamiento que pueda desembocar en un incremento de precios -debido a una fuerte demanda de productos y servicios-, la conducción monetaria procede a elevar sus tasas de interés y propiciar así un mayor direccionamiento de los recursos de los bancos hacia los títulos que negocian con el BCP, que a su vez desemboca en un encarecimiento de los créditos para el público.

Te puede interesar