fbpx
30 °C Asunción, PY
19 de abril de 2024

Gremio se alía con OIT para cuantificar el daño y volumen del trabajo informal en Paraguay

Estas dos entidades iniciaron la ejecución de un proyecto que busca, a través de la implementación de un trabajo técnico investigativo, abordar la problemática y medir sus efectos. También pretende servir al diseño de políticas públicas para establecer medidas de incentivo a la formalización desde el punto de vista laboral.

De acuerdo con los últimos datos analizados por el Centro de Estudios Económicos de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), existe una brecha muy importante entre los trabajadores ocupados en condiciones formales y aquellos en situación de informalidad en nuestro país, situación que ocasiona un grave freno al desarrollo del país, por la competencia desleal que se produce. 

Es por ello que esta situación de informalidad en el mercado local ha despertado la preocupación del gremio industrial y en un trabajo en conjunto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) iniciaron la ejecución de un proyecto que busca, a través de la implementación de un trabajo técnico investigativo, abordar la problemática y medir sus efectos. 

Sobre esta situación, Diego Oddone, vicepresidente de Asuntos Estratégicos y Planificación de la OIT, sostuvo que este proyecto se lleva a cabo en el marco de la celebración del trabajo decente en Paraguay, por lo que con esta iniciativa se busca medir el impacto de la economía informal y establecer un nuevo método, un nuevo mecanismo para poder reducir estas cifras en el país.

“Buscamos poder cuantificar exactamente el daño y el volumen de la economía informal y de cómo eso se traslada luego al diseño de políticas públicas para poder establecer medidas de incentivo a la formalización desde el punto de vista laboral”, expresó Oddone, en una presentación realizada en la Expo Feria de Mariano Roque Alonso.

Cabe resaltar que este proyecto será desarrollado en etapas, buscando a partir de datos confiables aportar insumos para la construcción de políticas públicas que ayuden a mitigar el flagelo y, por sobre todo, promover una economía sostenible. 

Además, se basará en una metodología que aplica el cruce de datos del mercado laboral y las actividades productivas de las cuentas nacionales, permitiendo desglosar el Producto Interno Bruto (PIB) por el lado del ingreso, lo que ayudará a comprender la generación económica formal e informal. 

Igualmente, el proyecto prevé la puesta en marcha de una campaña de sensibilización dirigida al público en general con el objetivo de mostrar, con indicadores y resultados verificables, el impacto negativo de la informalidad, y sumar de forma proactiva información útil para aquellas empresas que deseen emprender el camino de la formalidad. 

Por último, los resultados se publicarán a través de las plataformas de la UIP y la OIT, y serán compartidos con actores claves en el afán de generar una respuesta oportuna para la coyuntura socioeconómica actual. 

Asimismo, serán partícipes de esta apuesta, emprendedores y empresarios, sobre todo de las micro, pequeñas y medianas empresas, con testimonios y claras demostraciones de que el Paraguay formal es posible. 

Una lucha desleal a causa de la informalidad

A su vez, el representante oficial de Proyectos de la OIT en Asunción, Aram Cunego, sostuvo que desde la organización cuentan con un programa centrado en la formalización de la economía y del empleo para el país.

“Con la gente de la UIP sabemos muy bien que esto se trata de un tema crucial que se debe resolver y es tema que tanto las instituciones como los empleadores, como los trabajadores, están centrando gran parte de sus esfuerzos para la mejora del país, para el desarrollo sostenible del país”, expresó.

Además, resaltó que en Paraguay los emprendedores deben competir dentro de un terreno desleal, a causa de la alta tasa de informalidad, por lo que indicó que es de suma importancia la formalización dentro del mercado. 

“La formalización es un proceso de inclusión económica y social, y es ese proceso lo que permite precisamente dos grandes cosas: uno, que las empresas puedan crecer y dos, que los trabajadores estén protegidos. Nos formalizamos para crecer y para estar protegidos”, indicó Aram.

Por último, el representante de la OIT manifestó que si bien este camino hacia la formalización de un negocio implica ciertos gastos, los beneficios que brinda son aún mayores.

“Sirve para tener acceso a los créditos, para tener acceso a la cadena de suministro de mayor alcance, como así también poder contar con acceso a la compras públicas, formación, entre muchos otros beneficios”, señaló Aram.