fbpx
25 °C Asunción, PY
26 de mayo de 2022

IPS reporta aumento en cantidad de cotizantes y el empleo formal vuelve a niveles pre-pandemia

La cantidad de aportantes a la previsional siguió atravesando por dificultades en los primeros meses de este 2021, debido a la pandemia, pero en abril se registró un leve repunte y el número se ubicó por encima de los meses de febrero y marzo del 2020. En aquel momento se alcanzaba la mayor cantidad de cotizantes, en un contexto de recuperación económica sostenida.

La cantidad de aportantes al Instituto de Previsión Social (IPS) ha tenido un crecimiento sostenido en los últimos años, pero la dinámica empezó a disminuir desde marzo del 2020, cuando se inició la crisis del COVID-19. Sin embargo, el panorama mejoró con el transcurso de los siguientes meses y en abril del 2021 se logró incluso sobrepasar levemente al periodo pre-pandemia.

Esto consta en un reporte elaborado por el Ministerio de Trabajo, respecto a los cotizantes y dinámica de registro de entradas y salidas de empleo formal. La cantidad de cotizantes de abril del 2021 llegó a 639.169 personas y en los primeros meses de 2020 eran 638.644.

De acuerdo con detalles del informe, el efecto de la pandemia ha causado una disminución del empleo formal, puesto que al cierre de diciembre del 2020 se registraron 620.153 empleos con acceso a la seguridad social, lo que significó una pérdida de aproximadamente 8.000 empleos formales en comparación con el mismo mes del 2019.

En el reporte de la cartera de Trabajo se observa que, en el 2017, el total de cotizantes al IPS era de 569.920 personas; luego, en el 2018, esto subió a 590.259 y en el 2019 se ubicó en 606.884. 

De esta manera, se evidencia que la cantidad de empleo formal registrado en los años anteriores a la declaración de la emergencia sanitaria ha mostrado un crecimiento sostenido. De hecho, esta situación se mantuvo hasta marzo del 2020 -momento de inicio de la pandemia- y se registró incluso un aumento, ya que la cantidad de trabajadores activos fue de un total de 638.644 en el citado mes.

Sin embargo, para el mes de abril, se observa una caída de 2,2% del stock de cotizantes respecto al mes anterior a causa de las medidas de aislamiento total adoptadas para combatir al COVID-19. 

El nivel más bajo de cotizantes se observó en el mes de julio, con 614.790 empleos registrados, que representó un impacto de 23.854 empleos formales desvinculados de la seguridad social desde el cierre del 2019. 

En el informe se observa que, a partir de agosto, se registró un leve incremento positivo en la cantidad de cotizantes. Esa tendencia se mantuvo hasta al cierre de diciembre, con un total de 620.153 empleos formales registrados. 

Así también, al inicio de este año, los meses de enero y febrero mostraron incrementos intermensuales de 1,4% y 0,7%, mientras que en marzo permaneció constante, es decir, al mismo nivel que en febrero. 

Ahora bien, para el mes de abril se puede apreciar nuevamente un incremento en la cantidad de cotizantes, de 0,9% con relación a marzo, alcanzando un total de 639.169 activos, casi 6.000 empleos más que en el mes anterior. 

Variación interanual de cotizantes

En lo que respecta a la variación interanual, al cierre del 2020 se observa que el impacto de la pandemia en el empleo causó la pérdida de 1,3% de empleos formales en comparación con el cierre del 2019. 

Sin embargo, se resalta que en el primer trimestre del 2020 y al cierre del 2019, la variación interanual del empleo formal mostraba un crecimiento superior al 5%, cumpliendo de esta manera con la meta fijada en la Estrategia Integrada para la Formalización del Empleo. 

En enero de 2021 se observó una leve recuperación en la variación interanual, al relacionarla con el mes de diciembre del 2020; pero en los meses de febrero y marzo, los niveles permanecen por debajo de los del año anterior, dando como interpretación que el empleo formal durante el primer trimestre del 2021 siguió atravesando por dificultades a raíz de la pandemia. 

En contrapartida, los resultados del mes de abril de este año muestran una variación interanual de 2,3%, ubicándose nuevamente en los niveles experimentados antes de la pandemia. 

En términos absolutos, el mes de abril mostró una cantidad de cotizantes un tanto por encima de los meses de febrero y marzo del 2020, meses donde se alcanzaba la mayor cantidad de cotizantes en un contexto de recuperación económica sostenida.