fbpx
28 °C Asunción, PY
22 de octubre de 2021

¿Qué es el riesgo y cuál es la importancia de su buena gestión en el mundo de las inversiones?

A la tomar decisiones para invertir, son varios los tipos de riesgo que se deben en cuenta y están disponibles diversas estrategias para aprender a gestionarlos. En este artículo describimos en qué consisten y qué objetivos se deben perseguir en estas labores.

La gestión de riesgos es el proceso de identificación, análisis,  aceptación, mitigación o transferencia de la incertidumbre en las decisiones de inversión. Básicamente, la gestión de riesgos se aplica cuando un inversor o administrador de fondos analiza e intenta cuantificar el potencial de pérdidas de una inversión y actúa en consecuencia.

El riesgo se puede definir como el nivel de incertidumbre o posible pérdida a la que uno se expone al tomar una decisión de inversión. Invirtamos o no constantemente, estamos expuestos al riesgo. Por ejemplo, al invertir en bonos existe la posibilidad de que la empresa quiebre y falle con sus pagos; por el otro lado, al no invertir y tener nuestro dinero en efectivo, somos víctimas de la inflación. Por esto es importante saber qué riesgos estamos corriendo, cuáles queremos correr y cuáles deseamos evitar.

Relación entre riesgo y retorno

El riesgo es inseparable del retorno.

Toda inversión implica cierto grado de riesgo, que se considera cercano a cero en el caso de una letra del Tesoro de Estados Unidos o de los bonos soberanos en Paraguay; o muy alto para el caso de acciones de mercados emergentes, bienes raíces en mercados altamente inflacionarios e inclusive criptomonedas.

El riesgo es cuantificable tanto en términos absolutos como relativos. Un conocimiento sólido del riesgo en sus diferentes formas puede ayudar a los inversionistas a comprender mejor las oportunidades, las compensaciones y los costos involucrados con los diferentes enfoques de inversión.

Una gestión de riesgos mediocre puede tener efectos devastadores para las finanzas personales y para las economías mundiales. Tenemos los ejemplos del grupo inmobiliario chino Evergrande -que se encontraba sobre apalancado-, los fondos de cobertura Archegos Capital Management y Melvin Capital en el 2021, o LTCM a finales de los “90”, todos con pérdidas superiores a USD 1.000 millones.

El proceso de gestión de riesgo requiere cumplir con los siguientes pasos:

  1. La gerencia establece las políticas y procedimientos de gestión de riesgo.
  2. Definir la tolerancia al riesgo, considerando las capacidades y necesidades de la empresa o individuo.
  3. Identificar los riesgos que actualmente se asumen, ya sean financieros o no financieros.
  4. Medir los niveles de riesgo.
  5. Ajustar los niveles de riesgo a los objetivos y necesidades previamente establecidos.

Respuestas al riesgo

La respuesta a los riesgos suele adoptar una de las siguientes formas:

  • Evitar: una empresa se esfuerza por eliminar un riesgo particular deshaciéndose de su causa.
  • Mitigar: disminuir el valor financiero de la pérdida proyectada, disminuyendo la posición o la posibilidad de que ocurra.
  • Aceptar: en algunos casos, una empresa puede verse obligada a aceptar un riesgo.

Medición del riesgo

La medición del riesgo se centra principalmente en medir el riesgo crediticio y de mercado.

Tradicionalmente, el riesgo de mercado se ha medido con herramientas como: beta para acciones, duración para bonos y delta para opciones.

Existen técnicas de segundo orden para medir el cambio de las proyecciones de precios en línea recta para los bonos (convexidad) y opciones (gamma). El análisis del precio de la opción también puede incorporar el cambio en el precio de la opción para un cambio en el tiempo hasta el vencimiento (theta) y el cambio en la volatilidad (vega).

  • Desviación estándar
  • Beta
  • Var
  • Duración
  • Delta

Tipos de riesgo

1. Riesgos financieros

  • El riesgo de mercado está relacionado con cambios en las tasas de interés, tipos de cambio, precios de las acciones, precios de los productos básicos, etc. Cada uno de estos riesgos puede estar vinculado con cambios en la oferta y demanda en mercados particulares. El riesgo de mercado es con frecuencia el componente más importante de riesgo.
  • El riesgo crediticio es con frecuencia el segundo mayor riesgo financiero. Se define aquí como el riesgo de la pérdida causada por el incumplimiento de una contraparte o deudor de realizar un pago prometido.
  • El riesgo de liquidez es la posibilidad de sufrir pérdidas importantes debido a la incapacidad de tomar o liquidar una posición rápidamente a un precio justo.

2. Riesgos no financieros.

  • El riesgo operacional es una pérdida debida a fallas en los sistemas de la empresa y procedimientos o de eventos externos fuera del control de la empresa.
  • El riesgo de liquidación está presente siempre que se intercambian fondos. Una parte podría haber realizar el pago mientras el otro lado del intercambio podría estar en proceso de quiebra e incumplir con su obligación.
  • El riesgo de modelo está presente para muchos instrumentos derivados e instrumentos no negociables. Los modelos son tan buenos como su construcción e inputs.
  • Riesgo ASG (ambiental, social, de gobernanza): si las decisiones de la empresa ocasionan daños ambientales, problemas de recursos humanos que perjudiquen el valor de la empresa.

Riesgo sistemático vs. riesgo idiosincrático

El riesgo sistemático es el tipo de riesgo que no es diversificable, afecta al mercado entero. Ejemplos de este tipo de riesgo serían: Inflación, cambios en las tasas de interés, fluctuaciones en el tipo de cambio, desastres naturales.

Por el otro lado está el riesgo idiosincrático o riesgo específico. Este tipo de riesgo afecta solamente a una empresa o industria en particular, sí se puede evitar con un portafolio bien diversificado. Un ejemplo de este tipo de riesgo es la caída de los precios del petróleo para las petroleras: con menores precios, sus ingresos y utilidades serían menores, lo que debería ocasionar que el precio de las acciones caigan; pero si tenemos posiciones en otras empresas como las de logística, que se verían beneficiadas de esta situación, el impacto en nuestra cartera se verá sustancialmente reducido.

Principios de la gestión de riesgos

La Organización Internacional de Normalización (ISO) identifica los siguientes principios de gestión de riesgos.

La gestión de riesgos debería:

-Crear valor: los recursos gastados para mitigar el riesgo deben ser menores que la consecuencia de la inacción.

-Ser parte integral de los procesos organizacionales.

-Ser parte del proceso de toma de decisiones.

-Abordar explícitamente la incertidumbre y los supuestos.

-Ser un proceso sistemático y estructurado.

-Estar basado en la mejor información disponible.

-Ser adaptable.

-Tener en cuenta los factores humanos.

-Ser transparente e inclusivo

-Ser dinámico, interactivo y receptivo al cambio.

-Ser capaz de mejorar y mejorar continuamente.

-Ser reevaluado de forma continua o periódica

Te puede interesar