fbpx
12 °C Asunción, PY
26 de mayo de 2024

El cine paraguayo, ante el desafío de incorporar la eficiencia financiera a la pasión y la calidad

Hoy se celebra la gala de los Premios Oscar y recientemente se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, ocasiones que aprovechamos para explorar cómo esta industria se viene desarrollando en nuestro país y el espacio que la población femenina ha conquistado principalmente en los niveles de dirección.

El aumento de las producciones cinematográficas paraguayas ha cobrado gran relevancia en los últimos años, y lo hemos visto en la presentación de largometrajes y documentales en festivales internacionales.

Según los cineastas, el escaso financiamiento y el poco valoramiento a nivel local siguen estando entre las principales cuestiones que frenan el crecimiento de esta actividad. Sin embargo, destacaron el trabajo de los productores paraguayos y su gran compromiso.

Luces, cámara y acción. El cine, o el séptimo arte, siempre ha sido una de las expresiones artísticas que ha enamorado y fascinado a miles de personas, ya sea por su fuerza creativa, artística y narrativa que tiene atrapado a quien lo mire, intentando persuadir, encausar y condicionar al espectador a través de la magia de una realidad representada. ¿Quién no ha visto una película de acción y ha salido con la idea de ser invencible o fuerte como el protagonista?

Así también, las películas, documentales, series, entre otros, en cada minuto o segundo de su rodaje transmiten emociones e ideas que llegan a las grandes masas a través de una historia en particular.

En la actualidad, el cine ha evolucionado de manera considerable, teniendo mayor libertad a la hora de poder expresar ciertos sucesos o hechos históricos, que anteriormente eran censurados o callados, y hoy en día han encontrado su camino para ser expuestos y escuchados.

En  Paraguay, el mundo cinematográfico ha tomado un mayor protagonismo en la última década, con el paso por la cartelera de grandes producciones como “Siete Cajas”, “Los Buscadores”, “Las Herederas”, “Hamaca Paraguaya”, “Latas vacías”, “Apenas sale el Sol”, entre muchas otros filmes, que representaron y dejaron en alto el nombre del país.

Se debe destacar que Paraguay cuenta con productoras y cineastas de renombre, un logro todavía escasamente visto en varios sectores y que en instancias como Hollywood frecuentemente genera el reclamo de propiciar más espacios para mujeres directoras. 

Entre las realizadoras compatriotas que más alto han llegado podemos citar a Aramí Ullón, quien representó a Paraguay en los premios Oscar 2022. Igualmente, encontramos a Tana  Schémbori, que tuvo bajo su dirección a “Siete Cajas” y “Los buscadores”, entre otras tantas producciones. También se puede nombrar a Paz Encina, galardonada en el Festival de Cannes.

Las realizadoras en Paraguay se fueron abriendo espacio a través de proyectos como Tekoha Audiovisual, un equipo de profesionales conformado y liderado en un 90% por mujeres.

Asimismo, en el grupo masculino de cineastas se encuentran Juan Carlos Maneglia, Hérib Godoy, Manuel Cuenca, Pablo Lamar, Marcelo Martinessi, entre muchos otros que han contribuido al desarrollo de la industria cinematográfica de Paraguay y han dejado grandes historias.

René Ruíz Díaz, productor de cine y miembro de la Academia de Cine de Paraguay, manifestó a MarketData que afortunadamente el cine paraguayo se encuentra en una etapa de crecimiento constante, con un ritmo de producción que viene sosteniéndose desde hace varios años.

Es importante resaltar que no solo se trata de tener mucha historia que contar o imaginación, sino que para llevar adelante un proyecto cinematográfico, se necesita de fondos que ayuden a financiar toda la producción de esta puesta en escena.

En este sentido, Ruíz indicó  que la entrada en funcionamiento del  Instituto Nacional del Audiovisual Paraguayo (INAP) y el acceso a fondos concursables para producción y desarrollo van a representar un importante estímulo no sólo para sostener, sino probablemente para aumentar el ritmo de producción de esta industria dentro del país.

“En el cine se da el fenómeno de proyectos que se hicieron con presupuestos bajísimos que tuvieron grandes resultados financieros, partiendo de montos incluso cercanos a USD 10.000 que recaudaron millones de dólares en ventas”.

René Ruiz Díaz, productor de cine y miembro de la Academia de Cine de Paraguay.

Asimismo, Ruíz expresó que el dinero, como en todos lados, influye y limita de manera directa sobre la producción cinematográfica que se pretende llevar adelante, dejando en claro que el cine, como cualquier proyecto económico, requiere de “un equilibrio entre un costo posible de producción que pueda ser recuperable financieramente”.

Por ello, sostuvo que los realizadores que no saben manejar adecuadamente dicha ecuación pueden tener dificultades para conseguir una continuidad de trabajo en el largo plazo.

No obstante, explicó que los productores locales se encuentran realizando un excelente trabajo de producir en coproducción con otros países, ya que “esto aumenta considerablemente la viabilidad financiera que nos permite aspirar a presupuestos más grandes”.

Un mercado con potencial de crecimiento

Por otra parte, el productor de cine señaló que la industria cinematográfica paraguaya sigue siendo un mercado relativamente pequeño, y con un potencial de venta internacional todavía bajo, por lo que un elemento clave para Ruíz es “saber producir de la forma más eficiente posible”.

“En mis charlas con realizadores jóvenes, siempre insisto que incluso deberían pensar en hacer sus primeros cortos con un celular, o una cámara de fotos barata, trabajando con amigos, hasta llegar a un nivel de calidad que justifique pasar a presupuestos razonables y un esquema más profesional”, aseveró. 

Sin embargo, destacó que el cine nacional se encuentra en un momento histórico de cambio de era, ya que en la actualidad pasan a tener mucho peso las plataformas digitales, aunque dejó en claro que es muy difícil que una película independiente pueda competir con los grandes blockbusters de sellos como Disney.

“A mi criterio, es importante que los realizadores paraguayos miren con ambición el mercado regional e internacional, sobre todo enfocados en las nuevas plataformas, porque las ventas al exterior están pasando a ser nuestro principal camino para financiar proyectos nuevos”, explicó Ruíz.

La película 7 Cajas, de Tana Schémbori y Juan Carlos Maneglia, marcó un antes y un después en la hitoria del cine paraguayo por el alcance que obtuvo tanto en reconocimiento internacional como en acogida dentro del público local.

Mayor producción 

En la última década, diversas películas y documentales han sido presentados en el país. Con respecto a este crecimiento, Ruíz manifestó que posiblemente se deba al esfuerzo de una generación de realizadores que se animaron a llevar sus historias al cine, con toda la dificultad que implica producir en Paraguay. 

“Ese esfuerzo se vio reconocido ampliamente por nuestro público local, por compradores internacionales, y por grandes éxitos en festivales internacionales, que nos dieron la pauta que existe una gran demanda de cine de calidad producido en nuestro país”, resaltó.

Asimismo, el cineasta comentó que una de las cosas más interesantes es que, al ser Paraguay un país con poca producción, en comparación con otras naciones, de igual forma logró posicionarse dentro de los grandes eventos, con victorias históricas en los mayores festivales del mundo como Berlín, Cannes o San Sebastián.

Por último,  Ruíz sostuvo que el potencial del cine paraguayo es enorme, y en pocos años demostró que se puede competir con cualquier otro país, en términos de calidad. No obstante, expresó que aún persisten algunos desafíos para la industria, como la elección correcta de los proyectos, el plan financiero y comercial.

“Si llegamos adonde llegamos a pesar de las dificultades, estoy convencido que nuestro futuro es brillante en la medida que capitalizamos el know how adquirido. El Paraguay tiene muchas historias que contar, y el mundo está ávido de conocer más de Paraguay”, resaltó.

Las Herederas, de Marcelo Martinessi, obtuvo hace unos años importantes galardones internacionales como el Oso de Plata en el Festival de Cine de Berlín – Berlinale y representó a Paraguay en los premios Oscar, Goya y Ariel. Foto: Gentileza Ministerio de Relaciones Exteriores.

Mujeres dentro del cine nacional

Las féminas siempre han tenido un papel preponderante en todos los sectores de la sociedad, y la industria cinematográfica no es la excepción. 

Giovanna Guggiari, comunicadora audiovisual e investigadora sociocultural, comentó a MarketData que las mujeres han tomado un papel protagónico muy importante para la producción paraguaya, dejando en alto el nombre del país con cada uno de sus documentales, cortometrajes y largometrajes. Tal es el caso de Arami Ullón y Tana Schémbori, por lo que resaltó que “el cine paraguayo está muy hecho por mujeres”.

“Por ahí se ve más en las películas que están en cartelera de los directores hombres, pero (en) toda la producción cinematográfica la mayoría son mujeres, así también actrices, de gran calidad, sonidistas, directoras de arte, de vestuario, muchísimas mujeres trabajando en el mundo al cine, pero sin mayor protagonismo”, manifestó.

De igual forma, la cineasta resaltó que las películas más visibles son las que cuentan con un presupuesto elevado. “Lo que está pasando y lo que muchos de nosotros sentimos que es injusto es que solamente pueden hacer cine quienes tienen apoyo económico grande”, cuestionó.

Asimismo, señaló que existen dos tipos de cines: el industrial y los que hacen por pasión. Las que solo experimentan tienden a ser menos visibles, aunque de igual forma, muy valiosas.

Si bien la parte económica es un condicionante importante para realizar producciones de calidad, Guggiari expresó que cuando la historia es buena, no importa que no tenga la máxima producción. 

“No hace falta vender historias tan exclusivas. Lo importante es que se cuenten historias que están urgiendo ser contadas, y Paraguay es un territorio donde sobran historias invisibles y nosotros tenemos que empezar a contarlas todas”.

Giovanna Guggiari, comunicadora audiovisual e investigadora sociocultural.

De igual forma, Guggiari expresó que más allá de la cuestión económica, lo que ayudará a la industria cinematográfica paraguaya es la curiosidad de las personas en conocer un poco más los rodajes nacionales, como también un mayor compromiso por parte de las entidades correspondientes.

“Si la gente se empieza interesar, a valorar las historias que las mujeres paraguayas estamos haciendo, va a ser mucho más fácil para nosotras crecer. También lo ideal es que no tengamos que luchar tanto y mendigar tanto para que nos den una moneda, y que sea más de valoración”, puntualizó.

Te puede interesar

¿Qué puede hacer la gestión pública para levantar los ánimos, ante el desaliento de las perspectivas económicas 2022?

La sequía y la escasa posibilidad de reacción anticíclica por parte de las políticas macroeconómicas llevan a los agentes económicos a reducir las proyecciones de crecimiento.

Ante esto, economistas proponen acelerar las inversiones públicas como de la ANDE y los proyectos de APP de las rutas 1 y 6. Instan, además, a disminuir la evasión tributaria y mejorar la utilización de los ingresos del Estado, que también podrían verse mermados.

You cannot copy content of this page