fbpx
19 °C Asunción, PY
30 de septiembre de 2023

¿Ya está controlada la inflación en Paraguay?: Estos son los rubros que se siguen encareciendo, por fuerte demanda y recuperación

Si bien el BCP reportó una deflación mensual en agosto, el comportamiento no es generalizado al interior de la canasta familiar. Esta vez, fueron los servicios y la renta los que registraron incrementos interanuales, de 3,8% y 2,8% respectivamente.

Desde el BCP explican que estos incrementos responden a una mayor demanda, que a su vez se refleja en la recuperación de la actividad económica, pero no los consideran aspectos que arriesguen la convergencia a la meta de inflación.

Para algunos especialistas, la inflación en nuestro país ya se encuentra controlada tras varios meses de establecer una política monetaria contractiva y de que factores exógenos comiencen a normalizarse. 

En siete meses del 2023, el reporte registró una deflación por segunda ocasión, pero esta vez del 0,2% en el resultado mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) medido por el Banco Central del Paraguay (BCP), que estuvo explicado principalmente por el descenso de precios de combustibles, frutas y verduras y de algunos alimentos. 

Con el resultado del mes de agosto, la inflación interanual se ubicó en 2,9% que ya se encuentra por debajo del centro en el rango meta del BCP, que es del 4%. Sin embargo, aunque el nivel general de los precios para los consumidores se ha estabilizado, existen sectores puntuales que siguen encareciendose.

En el mes de agosto los rubros que registraron tasas positivas de inflación fueron los servicios y la renta con variaciones interanuales de 3,8% y 2,8%, pero en un mes registraron aumentos de 0,3 y 0,2%, respectivamente.

Fuente: BCP.

Si se compara este resultado con respecto al mismo mes del año pasado, estos rubros presentaban tasas interanuales de 5,7% y 1%, respectivamente, y si bien se observa una reducción para este primer rubro, la diferencia no resulta tan significativa al tener en cuenta el plazo de un año. 

En esta línea, desde el BCP reconocieron que existen componentes de la inflación que no aún logran ser controlados en su totalidad como el subíndice “subyacente X1” que excluye frutas y verduras, combustibles y productos tarifados; y la “inflación SAE”, que excluye alimentos y energía, ambos segmentos presentan tasas que se ubican por encima del 4% de la inflación. 

Debido a dicha situación, el BCP aún no acelera el ritmo de baja de tasa de política monetaria y mantiene la estimación del 4,1% para el cierre de este año. 

De acuerdo al economista jefe del Banco Central del Paraguay, Miguel Mora, estos rubros vienen mostrando una trayectoria descendente de inflación en comparación a lo que había sido el año pasado y a comienzos del 2023 y que la expansión en el mes de agosto está fundamentada especialmente por una mayor demanda,  en un contexto de recuperación en la actividad económica. 

Además explicó que es importante recordar que en los últimos años, la actividad económica y el consumo se habían visto afectados por la pandemia, que lógicamente afectó la demanda a nivel general. 

El mismo sostuvo que en este año,  la situación logró revertirse al contar con una actividad económica fortalecida, la cual se reflejó en una mayor demanda por estos servicios y a la renta. 

Mora indicó que esto se dio especialmente en aquellas empresas que han tenido efectivamente mayor demanda que logre cubrir los sobrecostos a consecuencia del aumento de precios generalizado. 

En este contexto, vale mencionar que la actividad económica medido por el Indicador de Actividad Económica del Paraguay (Imaep) registró una variación interanual del 4,6% y acumuló un 6,2%, al mes de junio. Este indicador viene creciendo por seis meses seguidos, lo que da cuenta de que la actividad económica se ha consolidado al alza en la primera mitad del año. 

«Lógicamente el sector servicio en la medida de que haya habido aumentos de costos en general, ha venido traspasando a sus precios, toda vez que la demanda de servicios le haya podido acomodar estos incrementos de precios pero recordemos que durante la pandemia el mayor afectado fue este sector”.

Miguel Mora, economista jefe del BCP.

Además comentó que es importante tener en cuenta factores de encarecimiento como la materia prima para la elaboración de productos, lo cual generó un traspaso paulatino en los precios finales.

“Lógicamente el sector servicio en la medida de que haya habido aumentos de costos en general, ha venido traspasando a sus precios, toda vez que la demanda de servicios le haya podido acomodar estos incrementos de precios pero recordemos que durante la pandemia el mayor afectado fue este sector”, expresó. 

En el informe de IPC se verifican que los servicios con los mayores incrementos de precios fueron: el mantenimiento o reparación de viviendas, servicio doméstico, mantenimiento de vehículos, telefonía móvil, cuidado personal, servicios financieros, entre otros. 

Los principales servicios que han registrado aumentos en el mes de agosto, fueron reparacion de vivienda, servicio doméstico, manteniendome de vehículos, telefonía móvil, cuidado personal, servicios financieros. 

Es importante contextualizar que el último informe de política monetaria, se observa que los servicios habían crecido 1,8% al cierre del primer trimestre, además de que  se viene recuperando desde el tercer trimestre del 2022.

También indica que la proyección para el cierre de este año es que cierre en el orden del 3,2%.

Fuente: BCP.

Te puede interesar

¿Cuáles fueron los factores que incidieron para la caída de las utilidades de las financieras en el 2022?

Este sector mostró un saldo inferior en comparación a lo que había registrado al término del 2021.

Los fundamentos que explican esta retracción consisten en el aumento de la morosidad y a los efectos macroeconómicos, según la opinión de especialistas.

Estas entidades registraron un total de G. 84.500 millones de ganancias, lo cual representa una caída del 23% con respecto a diciembre del año anterior.