fbpx
18 °C Asunción, PY
21 de julio de 2024

“El nuevo Gobierno tiene que ser austero”

A meses de la asunción de un nuevo Gobierno, son diversos los temas más urgentes a ser contemplados para la prosperidad de la nación. El presidente de Dende, Alberto Acosta Garbarino, sostiene que lo primordial es reformar un Estado costoso y con pésimos servicios básicos.

El próximo 15 de agosto asumirá el mando del país el nuevo presidente electo, Santiago Peña, y el periodo de transición inició la semana pasada, poniendo en relieve los temas más importantes y urgentes a ser tratados por el equipo del futuro mandatario.

Un periodo de cambio generalmente trae consigo ciertas dosis de inestabilidad e incertidumbre, por sobre todo en una época difícil para la política y la economía paraguaya. 

Sobre este nuevo escenario, el presidente de la Asociación Civil Desarrollo en Democracia (Dende), Alberto Acosta Garbarino, comentó a MarketData que, al ser del mismo partido, este traspaso de mando entre Mario Abdo Benítez y el ex ministro de Hacienda de la era Horacio Cartes (2013-2018) podría ser más tranquilo y sin generar una paralización del Estado, como sucedió en períodos anteriores.

Señaló que es de suma relevancia que la nueva consigna sea reducir al mínimo los gastos superfluos del Estado, tratando de velar por la integridad de la nación.

Siguiendo este hilo, Acosta Garbarino resaltó que la administración pública debe concentrarse en brindar servicios de calidad en cuanto a salud, educación, seguridad, entre otros puntos imprescindibles para el futuro de Paraguay.

Igualmente, mencionó la importancia de trabajar en el nuevo presupuesto, como también se debe promover la inversión privada a través de la garantía de seguridad jurídica y la educación de la población.

– Teniendo en cuenta que ya contamos con las autoridades electas para el próximo gobierno del país, ¿cómo ve el panorama de aquí a agosto? 

De acá a agosto es un periodo de transición, generalmente es un periodo en que hay cierto parálisis en la actividad del gobierno, porque hay uno que está saliendo y otro que todavía no ha hecho. En este caso, que es un cambio de gobierno, pero son del mismo partido, diríamos, uno podría esperar que sea más tranquilo y sea más rápido y que no se paralice tanto, como suele pasar el Estado en este periodo; pero también sabiendo que si bien son del mismo partido, hay cierto antagonismo entre el gobierno que está saliendo con el que está entrando, puede ser que eso dificulte un poco la transición. Entonces, vamos a ver qué pasa. 

Lo peor que puede pasar es algo similar a lo que sucedió en el año 2013, específicamente, cuando se paralizó todo, en donde se hizo revisar todo, ojalá que esto no ocurra nuevamente. En la actualidad tenemos la ventaja de que el gobierno que entra, a diferencia de los casos anteriores, incluidos Marito mismo y Cartes en su momento, cuando asumió, cuando ganó la elección, tuvieron que armar un equipo sin experiencia en algunos casos. 

En este sentido, creo que Santiago Peña viene con un equipo que anteriormente ya estuvo negociando en los períodos pasados, se trata de gente que conoce el sector público, conoce la problemática. Entonces, a la luz de eso, si es que hay un poquito de buena voluntad, yo creo que puede ser una transición muy suave y rápida, y que no se paralice en este periodo todo lo que hay que continuar, por sobre todo respecto a la inversión pública. 

– ¿Cuál cree usted que debe ser el tema más urgente a atender desde el próximo Gobierno?

Urgentes son varios temas, pero debemos priorizar ahí los temas. Creo que, como lo definió el presidente electo, justamente el tema más urgente para él ahora, antes de asumir el mando, es el presupuesto. Esto se da porque el presupuesto se presenta en septiembre. Entonces, realmente ya no va a tener tiempo materialmente de hacer él un presupuesto, si espera asumir para hacer.

Me parece que es una buena priorización, primero el presupuesto, porque ahí está contemplado muchas cosas ya que se trata de la ley más importante de la nación: después de la Constitución, que es la carta magna, la ley más importante es la del presupuesto. Ahí se define qué se va a gastar, dónde se va a gastar, en qué se va a invertir. 

Creo que es importante que, ya en este periodo de transición, el equipo del nuevo gobierno trabaje en el nuevo presupuesto de manera que, cuando lo asuman en agosto, ya tengan en sus manos el presupuesto elaborado por ellos, no elaborado por este gobierno que se va ahora. 

– Con respecto a este punto del Presupuesto General de la Nación (PGN), el actual presidente Mario Abdo ya sostuvo que van a mantener las medidas de austeridad: recortar los gastos en servicios de catering, protocolo, compra de productos oficina y ese tipo de cosas ¿Usted cree que este tipo de medidas tienen que continuar en el siguiente Gobierno? 

Yo creo que tiene que ser la situación fiscal, que está con un problema de déficit, que estamos convergiendo hacia el límite de la Ley de Responsabilidad Fiscal, pero tenemos un déficit que hay que achicar. Claramente tiene que ser un gobierno austero, eso yo creo que tiene que ser la consigna de la cadena; reducir al mínimo todos los gastos superfluos, eso es lo primero, pero con eso no es suficiente. 

Una vez que asuma, lógicamente, viene lo más importante, lo más grande, que es reformar este Estado que claramente es costoso para nosotros y no nos brinda servicios de calidad; los servicios de salud son pésimos, los servicios de educación son pésimos, los servicios de seguridad son pésimos, la infraestructura que tiene el país es una de las más atrasadas de toda América Latina. En todo sentido, este Estado tiene que reformarse para brindar estos servicios que son imprescindibles para el desarrollo del futuro de Paraguay: salud, educación, seguridad, entre otros.

– ¿Cree que se debe achicar el Estado o no necesariamente? 

No necesariamente la palabra achicar, es una palabra que parece como que hay que reducir. El Estado tiene que ser eficiente, ya sea grande o chico. Por ejemplo, en educación, si queremos mejorarla tenemos que tener maestros de más calidad y mejor pagados, pero no estos maestros, tienen que ser maestros de verdad, o nuevos maestros o, en todo caso, hay que formar a estos que tenemos de manera que realmente puedan brindar una educación de calidad a la gente, sobre todo a la gente más necesitada que es la que llega a la salud pública y a la educación pública. 

Entonces, creo yo que más que hablar de achicar, hay áreas que se deben agrandar y áreas que se tienen que achicar, como por ejemplo, el Congreso Nacional, hay cientos de empleados que están de balde, eso hay que achicar. No obstante, en cuanto a educación, hay que agrandar en algunos casos, pero agrandar con mejor calidad, no con la misma calidad que tenemos hoy en día. No darle más plata a este Estado que hoy está. 

En este sentido, creo que el nuevo gobierno lo tiene claro, conozco al presidente electo y sé que tiene claro todas estas cosas, pero el tema es si va a tener la fuerza política para llevar adelante eso. La filosofía también afecta a su partido.

– Usted había mencionado justamente el tema de la inversión ¿Qué tipo de acciones podría desempeñar el nuevo Gobierno para promover mayores inversiones, teniendo en cuenta que estamos muy cerca del grado de inversión?

Siempre en el tema de la justicia, es un tema de reforma judicial, es fundamental para avanzar en ese deseado grado de inversión. Pero acá hay que saber que el sector público es muy chico en la economía paraguaya, no es grande. El sector más grande es el sector privado. Entonces, acá hay que generar confianza para que el sector privado invierta, y yo creo que están dadas las condiciones para que eso ocurra, Paraguay tiene muchas oportunidades. El sector forestal se está comenzando a desarrollar ahora, hay lugares donde Paraguay puede crecer en inversión privada, no en inversión pública; aunque se debe destacar que, para que esto se dé, es fundamental el tema de seguridad jurídica, el tema de la seguridad física, el tema de tener gente más educada, el tema de salud.

En esta reforma, lo que va a ocurrir es lo que está pasando en muchas partes del mundo. Yo estuve ahora por el norte del país justamente viendo este desarrollo forestal y, bueno, la inversión va a venir, lo que no sé es si el que va a aprovechar es el paraguayo o está viniendo mucha gente de Brasil a trabajar, porque en Paraguay no tenemos gente preparada para ese tipo de trabajo, por lo que es importante que nuestra gente se pueda preparar en educación, para poder aprovechar las oportunidades que van a venir.

Van a venir las inversiones, pero lo que veo es que si no hacemos algo, nuestra gente va a mirar desde la gradería la inversión que viene y el que va a aprovechar generalmente es el sector de los extranjeros. Hoy tenemos una presencia muy grande de extranjeros en Paraguay, que bienvenidos sean, yo no estoy en contra de los extranjeros, pero preocupa nuestra gente, que sigue estando en situaciones de pobreza, y evidentemente el camino es la educación.

Te puede interesar

¿Cuáles fueron las monedas más valiosas de LATAM al cierre del 2023?

Aunque lo más rápido que puede pensarse es que es mejor tener una moneda fuerte, las cosas no son tan simples.

Los mercados de divisas han estado sometidos en el último año a una alta volatilidad debido a diferentes factores. La subida de los tipos de interés en todo el mundo, sobre todo los establecidos por la Reserva Federal de Estados Unidos, ha sido el principal.

Escasa inversión y deudas históricas: Más de 1 millón de niños paraguayos pasan su día en sumidos en la pobreza

El 33% de la población paraguaya la conforman los niños, niñas y adolescentes. Son unas 2,5 millones personas que se concentran en mayor medida en la edad de 5 a 9 años.

Explotación laboral, baja cobertura en salud y educación, violación de derechos e invisibilización del maltrato son algunos de los problemas por los que siguen pasando quienes conforman el “futuro del país”.

Hace 154 años, los niños y adolescentes paraguayos defendían la patria. Hoy en día, siguen luchando por el cumplimiento y el respeto de sus derechos básicos.

You cannot copy content of this page