fbpx
21 °C Asunción, PY
20 de mayo de 2024

“El objetivo no puede ser otro que apuntar a la sostenibilidad financiera de nuestra entidad previsional”

Roberto Núñez, presidente de la Caja Bancaria, aborda la situación crítica en la que se encuentra la entidad que preside en términos de solvencia financiera. No obstante, destaca los esfuerzos que se están realizando para superar dicho desafío.

Según detalló, se lleva adelante un análisis y ordenamiento administrativo y operativo, negociando con la DNIT para resolver deudas fiscales y buscando auditoría externa para comprender mejor la situación económica y financiera real de la institución.

En una entrevista con MarketData, el titular de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Empleados de Bancos y Afines, Roberto Núñez, proporciona una visión detallada sobre la situación actual, los desafíos que enfrenta la previsional y los pormenores de las últimas elecciones. 

También aborda temas como la gestión de créditos, la inversión en La de Independencia Seguros S.A. y los esfuerzos por obtener el respaldo del Congreso Nacional para ajustar las regulaciones y las acciones para garantizar los recursos de los jubilados a largo plazo.

  • ¿Cómo han sido estas últimas elecciones en la Caja Bancaria?

El proceso electoral fue bastante atípico. Normalmente, estas elecciones se realizan a principios de octubre, sin embargo, se postergaron debido a que uno de los candidatos quería postularse para un tercer período. Así, se pospusieron primero para diciembre de 2023, luego al 25 de enero de 2024, y finalmente se llevaron a cabo el 5 de marzo, donde salí victorioso.

Agradezco el apoyo de un grupo de jubilados y afiliados activos, quienes me propusieron asumir este desafío personal y profesional. Mi único propósito como presidente de la entidad es asegurar el destino de nuestra institución previsional.

Mi campaña comenzó aproximadamente un año atrás, en marzo de 2023, y ahora, 30 días después de asumir esta gran responsabilidad, junto con el consejo de administración, queremos asegurar a los afiliados que estamos trabajando arduamente para construir la Caja Bancaria que deseamos.

-¿Cuál es la situación actual de la Caja Bancaria?

Desde que yo asumí esta gran responsabilidad, ya como candidato a presidente, y ahora como presidente en ejercicio, desde un comienzo con mi equipo de trabajo analizamos la situación de la Caja Bancaria y hace un mes aproximadamente con el Consejo de Administración llegamos a la conclusión de que Previsional está en una situación crítica en términos de solvencia financiera, comprometida en el mediano y largo plazo.

Entonces con base a esa situación el objetivo no puede ser otro que apuntar al logro de la sostenibilidad financiera de nuestra entidad previsional y para ello nosotros particularmente en el Consejo de Administración nos estamos enfocando en el ordenamiento administrativo y operativo de la entidad, que, si bien no se logra de la noche a la mañana, hemos iniciado ese proceso.

  • ¿En relación con los tributos, cuál es el panorama?

Ante la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT), recibimos una noticia alentadora el pasado martes: la entidad ha recuperado el certificado de cumplimiento tributario después de tres años. 

Este documento es importante, ya que permite a la Caja Bancaria otorgar préstamos. Hasta el momento, la Caja no había estado ofreciendo préstamos hipotecarios a sus afiliados, lo que ha tenido un impacto negativo en el rendimiento y el crecimiento de la cartera. Es bien sabido que los créditos a largo plazo son fundamentales para el crecimiento de la cartera, por lo que esta situación ha tenido repercusiones negativas, reitero. 

El crecimiento promedio de la cartera en 2020 y 2021 apenas superó el 1%. Esta noticia es positiva para los afiliados, quienes podrán finalmente levantar sus hipotecas tras tres años de imposibilidad. 

Sin embargo, esta situación también conlleva costos que aún no han sido precisados. La misión de la Caja Bancaria en retener el IVA sobre los intereses, principalmente desde 2014. Inicialmente, estimamos una deuda de G. 36.000 millones.

Pero durante el ejercicio, nos encontramos con una deuda real de G. 71.000 millones, una cifra significativa para nuestra entidad, comprometida a largo plazo. Estamos en proceso de negociación con la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios.

El director (de la DNIT, Oscar Orué) ha mostrado disposición para discutir los números y llegar a un acuerdo sobre el monto y las condiciones de pago. Esto es crucial para nuestra operatividad actual.

Hemos solicitado la colaboración correspondiente a todos los órganos de control, incluida la Superintendencia de Bancos. Estimamos que pronto recibiremos el informe final de la intervención realizada por esta entidad durante un periodo de dos meses y medio. 

Al mismo tiempo, estamos en proceso de solicitar el pliego de base y condiciones para convocar a una auditoría externa. El objetivo principal es detectar fallas en procesos y procedimientos, así como anomalías, para comprender la situación económica y financiera real de nuestra entidad previsional.

-¿Cuál es la prioridad y el eje de su gestión al frente de la Caja Bancaria? 

Nuestro principal objetivo, compartido por todo el consejo de administración, es alcanzar la sostenibilidad de nuestra entidad previsional, asegurando una solvencia financiera a largo plazo. 

Nos ocupamos no sólo de cuestiones operativas y administrativas, sino también de aspectos estructurales. Desde 2015, hemos observado un deterioro progresivo en la relación entre los aportes y los pagos por jubilaciones, pensiones y devolución de aportes.

Para abordar esta situación, estamos formando un equipo multidisciplinario que incluye a todos los estamentos: activos, jubilados, mencionados, patronal y la propia caja. Este equipo será dirigido por un experto y buscará garantizar la previsibilidad y sostenibilidad a largo plazo. 

En la actualidad, la Caja Bancaria cuenta con aproximadamente 12.000 afiliados activos y 3.000 jubilados y pensionados, lo que representa una relación de activos a jubilados de aproximadamente 4.3.

Buscamos obtener un diagnóstico integral de la situación y discutirlo con las autoridades nacionales, incluyendo al ministro de Economía (Carlos Fernández Valdovinos) y al presidente de la República (Santiago Peña), dada la naturaleza de nuestra entidad como un organismo de amparo social de interés nacional. Recientemente, se aprobó una ley de jubilaciones y pensiones que refleja el interés del gobierno en este tema. 

Nuestro objetivo es ambicioso, considerando la situación de quiebra en la que se encuentran muchas entidades de reparto. Para lograrlo, necesitaremos ajustar nuestra ley y carta orgánica, lo que requerirá el apoyo del gobierno y del Congreso Nacional. 

  • ¿Coméntanos acerca de los productos crediticios que tiene la caja bancaria actualmente?

Al finalizar la intervención del BCP comenzaron a dar de vuelta los créditos, y hoy en un mes y un poco más desembolsamos G.60.000 millones a una cantidad de más de 1.000 afiliados.

El principal producto de la caja son los préstamos. Hoy tiene la Caja Bancaria una cartera de préstamo total de G.1,2 billones, con un rendimiento promedio de esa cartera del 11% que es clave para capitalizarla.

Tenemos buenos créditos personales, tarjetas de crédito destinadas para la vivienda, para refacción de vivienda, compra de vehículos. Tenemos préstamos destinados por motivos de enfermedad, es decir, tenemos una gama de productos,  aparte de eso tenemos edificios, uno que está ubicado sobre Fernando de la Mora y el otro ubicado la calle Chile y o’leary, y alquilamos esos edificios.

El 99.9% de las acciones de La Independencia de Seguros están en nuestra posesión, y tenemos una visión clara de lo que buscamos: que Independencia de Seguros se convierta en un centro de ingresos para nuestra entidad, generando dividendos consistentes con la inversión realizada. Este será nuestro enfoque principal en esta unidad de negocio.

Por supuesto, la Caja también invierte sus recursos en CDA, fondos mutuos y de inversión para rentabilizarlos y capitalizar los fondos de reserva, para tener una proyección hacia el futuro de la entidad. 

Pero la mayor inversión que nosotros realizamos en cartera de préstamos destinados a nuestros afiliados en donde tiene un rendimiento promedio muy importante del 11% que hoy no tenemos ese rendimiento en colocaciones de ese fondo mutuo o fondo de inversión, el que genera mayor rentabilidad justamente son las inversiones que se realizan en concepto de préstamos destinados exclusivamente a los afiliados.

Te puede interesar

“La construcción de viviendas va a ser uno de los buques insignia para el desarrollo”

El acceso a la casa propia fue una de las promesas de campaña con las que se enarboló la dupla que luego resultó victoriosa en los comicios del pasado 30 de abril. Juan Carlos Baruja, ministro de Vivienda, anunció que pondrán foco en las necesidades habitacionales de sectores vulnerables, pero que también entrarán a trabajar fuertemente con el acceso a la clase media.

“Nuestro rol es que el sector privado tenga las condiciones ideales para producir”

Carlos Javier Charotti cumplió un mes como viceministro de Economía y, entre las primeras acciones que llevan adelante, destaca el impulso a las alianzas público privadas para infraestructura de menor porte. Sostiene que las perspectivas económicas son positivas para los próximos años y que están preparando una serie de incentivos para generar una mayor presencia del sector privado en obras con impacto social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You cannot copy content of this page