fbpx
27 °C Asunción, PY
13 de junio de 2024

“El seguro da estabilidad, seguridad y continuidad a las relaciones comerciales”

El sector de los seguros, al igual que varios otros, se vio afectado por la disminución de la actividad económica registrada en el país el año pasado. Sin embargo, ya se vislumbra un panorama más alentador y podría ser el indicio de un 2023 bastante bueno. Las dificultades económicas y geopolíticas que se vivieron en los últimos años también dejaron en evidencia que los seguros van más allá de una indemnización a la cual acudir en casos de siniestros, tanto en los negocios como en los demás aspectos de la vida de las personas. Sobre estos temas conversamos con Óscar Acosta, director de Seguros Patria; y Marcelo Candia, gerente general.

En entrevista con MarketData, Óscar Acosta, director de Seguros Patria, y Marcelo Candia, gerente general de la misma compañía, indicaron que la innovación, en conjunto con una cercanía con el cliente, son claves para superar los desafíos de un entorno cada vez más complejo al que se ve enfrentado el sector.

La educación alrededor de la cultura del seguro es otra tarea que mencionaron se encuentra pendiente de impulsar en nuestro país, principalmente en productos como seguro de vida. Destacaron las lecciones que dejaron los eventos económicos y geopolíticos de los últimos años, en cuanto al rol que cumplen los seguros en la sociedad.  

De acuerdo con el informe de la Superintendencia de Seguros de diciembre del 2022, los niveles de las primas directas devengadas mostraron un crecimiento de 11,9% respecto al mismo mes del 2021. En términos acumulados, se observó una variación de 12,6% en el ejercicio 2022-2023 (julio a diciembre). 

Por su parte, los siniestros netos ocurridos registraron una variación interanual en diciembre de -0,3%. Sin embargo, en los seis primeros meses del ejercicio, los siniestros netos ocurridos acumularon una caída de 3%. En términos acumulados, el sector de seguros alcanzó una utilidad técnica de G. 29.000 millones.

– ¿El sector de las aseguradoras también se vio golpeado por la baja actividad económica del año pasado?

Óscar Acosta (OA): Efectivamente, el mundo asegurador tampoco se encuentra ajeno a la situación económica en general. Estamos saliendo de lo que fue la pandemia, esa coyuntura económica que se había presentado en ese momento; después, el factor climatológico, entre sequía e inundaciones, nuevamente sequías, cuestiones que han afectado en gran medida a la economía en general. Un año 2022 que arrancó con mucha inflación, también afectando en todos los sectores de la economía, pero también entendemos ya que iniciaremos una suerte de momento de repunte dentro de la economía y eso también se verá trasladado a nivel del mercado asegurador. 

De hecho que si comparamos, así rápidamente, al cierre del ejercicio 2022, las primas producidas en el mercado tuvieron un incremento con respecto al periodo anterior por encima del 10% aproximadamente. Ya ahora, si hacemos un corte diciembre 2021 versus diciembre 2022, estas primas nos están mostrando también un incremento en torno a un 12%, o sea, estamos en un escenario de recuperación, pero hay que seguir batallando, se viene este segundo semestre del año que luego vamos a tener que seguir muy de cerca.

– Haciendo un balance del 2022, ¿podríamos decir que un menor dinamismo económico afectó también al sector?

OA: Está de hecho relacionado, si la economía no se mueve, también se ve afectado sin dudas el rubro asegurador, pero como te decía, ya estamos notando un cambio, ya estamos viendo números más positivos. Los analistas económicos también nos hablan de un 2023 ya con un número positivo de crecimiento del PIB (producto interno bruto), tenemos muy buenas expectativas con relación a eso.

– Ante estas nuevas expectativas más favorables, ¿cuál es el desafío para captar ese mayor crecimiento?

Marcelo Candia (MC): La industria del seguro es una de las industrias más tradicionales en cuanto a la manera de captación. El asegurado paraguayo quiere tener todavía contacto con el agente de seguro, entonces, uno de los grandes desafíos es ofrecer nuevos productos, incorporar la tecnología, la digitalización tanto en suscripción de pólizas, análisis de riesgos e indemnización también, sin dejar de lado lo tradicional. Creemos que uno de los grandes desafíos es realizar esa conjunción de lo tradicional con la innovación digital.

Y en paralelo, otro gran desafío es trabajar la cultura del seguro, la educación en materia de todo lo que sea seguro, porque suscribir una póliza de seguro no es como vender un producto transaccional, no es una cuestión de precio, es una cuestión de entender cuál es la necesidad real del asegurado y ofrecer coberturas acordes a esa necesidad y ¿qué se hace normalmente en el mercado? Se buscan ventajas competitivas en cuestiones de precios, se dan descuentos en las tasas, en las primas, sin mirar la parte técnica, que es lo importante. Te puedo cobrar más barato, pero qué te estoy ofreciendo de cobertura, qué te estoy garantizando. 

– ¿Cómo combatimos la cultura de buscar únicamente el beneficio económico, a la hora de contratar un seguro?

MC: La respuesta es sencilla, pero compleja a la vez: trabajar la cultura del seguro, todo lo que sea materia de educación, el gremio en general trabaja muchísimo en ese punto. Es una cuestión personal mía, pero creo que las personas encargadas de ese contacto con el asegurado para suscribir la póliza deben encarar desde una mirada técnica y no como una transacción de compra-venta.

– ¿Creció en los últimos años el sector de los seguros?

MC: El sector viene creciendo, el market share viene aumentado. Los empresarios, las personas jurídicas, las personas físicas van tomando la conciencia de contar con una póliza de seguro. De hecho, en los últimos años, todas las consecuencias negativas de lo que trajo la pandemia, la coyuntura internacional también, con cuestiones en problema de cadena logística, las consecuencias directas e indirectas de la guerra Rusia-Ucrania, demostraron que las pólizas de seguro van mucho más allá de ser solamente un medio indemnizatorio ante un siniestro. El seguro da estabilidad, seguridad y continuidad a las relaciones comerciales.

– ¿Por qué el seguro automotríz suele ser más buscado que el de los inmuebles?

MC: Es por la importancia que le damos a los bienes ¿Qué es lo más importante para una persona? Su auto, o entiende que es el único bien que tiene riesgo, por eso se da que se asegura más automóviles que otro tipo de bienes. 

OA: Lo que nosotros desde la compañía vendemos es protección, asistencia y la posibilidad de continuidad de un negocio. Para un empresario, por ejemplo, el seguro le va a permitir continuar normalmente en caso de que ocurra algo. Leía no hace mucho que se hablaba de que en Europa es totalmente diferente a lo que hacemos en este lado del mundo: las personas aseguran más su propia vida, que de este lado del mundo, que aseguramos bienes patrimoniales. Hay que hablar del seguro de vida, y no hablo de ese seguro de cancelación de la deuda propiamente en caso de fallecimiento, sino de un seguro de vida que está presente en el mercado y del cual las compañías disponemos, así que hay que hablar un poco de eso, y dentro de ese plan de ir educando a la gente no hay otro camino.

– ¿Qué depara para el futuro del sector?

OA: Realmente, hoy en día, no hablar de tecnología es casi imposible. La tecnología está presente, es necesaria la omnicanalidad, esa posibilidad que tiene el cliente o el asegurado de poder relacionarse con su compañía a través de una app, de una web y recibir en todos esos canales la misma atención, o sea, no tiene que sentir diferencia en ser atendido por un canal u otro. Ahora sí, evidentemente que eso ya está, es un camino que ya se inició y no hay vuelta atrás. 

Te puede interesar

Recuperación post-pandemia en el consumo, pese a elevadas tasas de interés

Empresarios y referentes de medios de pagos sostienen que, al cierre del primer semestre, la actividad económica contribuyó a mayores ventas e incluso a un incremento en el uso de medios de pagos digitales.

Distintos indicadores revelan un importante dinamismo. Por ejemplo, la cartera de consumo está creciendo a un ritmo que duplica al de los créditos en general y es el rubro con mayor incidencia en aumento de desembolsos.

You cannot copy content of this page