fbpx
33 °C Asunción, PY
31 de enero de 2023

“Tenemos que ajustarnos los cinturones para poder pasar esta temporada”

El crecimiento de Paraguay sigue siendo muy fuerte, sólido, y hay que cuidar entre todos los números grandes de nuestra economía, que se convirtió en un capital que atrae y posiciona al país en un lugar privilegiado en la región. Esto sostuvo el economista y exministro de Hacienda, Germán Rojas, y resaltó también que se ha comenzado a diversificar la generación de crecimiento económico. Aseguró que el modelo que se tiene en la actualidad va a continuar siendo exitoso en la medida que se apliquen las mejores tecnologías y sea sustentable y compatible con el medio ambiente.

Nuestro país ha tenido grandes avances para ocupar un lugar privilegiado en la región a la hora de atraer inversión extranjera y también para su crecimiento económico. Persisten desafíos que superar y grandes espacios por desarrollar, pero sin duda, el hecho de ser un productor de alimentos y estar logrando diversificar los sectores nos vuelve un país atractivo. 

Germán Rojas, economista y exministro de Hacienda, analizó estos temas y dio su punto de vista sobre la situación por la que atraviesa Paraguay. También habló sobre el Presupuesto General de la Nación y la importancia de que se continúe con el plan de convergencia fiscal.

– A su criterio, ¿cómo se está proyectando Paraguay para continuar atrayendo inversión extranjera?

Yo creo que se está reconociendo un trabajo muy intenso de muchos años, de mucha lucha en la puesta del cimiento de lo que son nuestros fundamentos económicos. El crecimiento de la economía hoy sigue siendo muy fuerte, siguen siendo sólidos y el tema de cuidar los números grandes de nuestra economía se convirtió en un capital que entre todos tenemos que ayudar a que permanezca. 

Podés perder muchas cosas, menos el momento que está viviendo Paraguay dentro de la región, por sobre todas las cosas. Si uno mira cómo está desarrollándose la región, cómo nos están viendo frente a muchos otros países que están procurando tener una visión diferente de cómo salir adelante, pero que aparentemente no está resultando.

Tenemos que entender que en la medida en que vayamos tomando decisiones que van a ser duras muchas veces, en el sentido de ir conteniendo los gastos, de ir diciendo hasta acá se puede, de ir diciendo estas son las limitaciones, tenemos que ajustarnos los cinturones para poder pasar esta temporada tan fuerte que se nos vino encima. Entonces, en la medida en que todos hagamos nuestra parte y el concepto de responsabilidad sea transversal, ahí yo creo que podemos salir muy rápido adelante, todo depende de nosotros.

– ¿Cuáles son los factores que hacen que nuestro país sea atractivo para los inversores extranjeros?

Los indicadores te están hablando, el interés que tiene la gente está hablando, la gente que viene a explorar lo que es Paraguay se guió primero por los indicadores; segundo, por lo que dicen las agencias calificadoras, que no te dan una opinión basada solamente en mirar los números: ellos vienen, hacen entrevistas, evalúan. Cuando el país va a salir a hacer cualquier emisión de bonos, tiene que haber una apertura total a cualquier información que pueda darse. 

Lo interesante es lo que vino desarrollándose en los últimos 10 años cuanto menos, es el hecho de que grandes inversores empezaron a venir a Paraguay, fondos de pensiones, jubilados de otros países que ni siquiera nos conocen pero que tienen empresas que hacen el estudio dicen: “nosotros queremos apostar por Paraguay” y  hacen apuesta a 30 años, cuando que nosotros mismos muchas veces no queremos ir al banco y dejar el dinero depositado por más 24 horas.

Entonces, a lo mejor la explicación pudiera estar dada por el hecho de que necesitamos todavía, hay todavía un espacio grande que desarrollar en términos de generar confianza mutua, ese es un capital que hay que construir. 

– Hace unos meses, una calificadora de riesgo cambió nuestra perspectiva crediticia y se habla de que estamos cerca del grado de inversión ¿Es posible que en el corto plazo logremos ser un país con grado de inversión? 

Es un proceso, es un camino que se construye y que cuesta mucho llegar. Llegar a grado de inversión va a ser un gran logro, pero el mayor de los logros va a ser que nos mantengamos dentro, es la misma cosa que sucede también con sectores de exportación que luchan por generar un mercado, pero muchas veces tienen retroceso justamente porque no hacen el esfuerzo de la consolidación. Te puedo citar ejemplos de mercados que se han conquistado y que de repente se han perdido o no han sido constantes simplemente por el hecho de que tenemos que entender que nosotros tenemos que adecuarnos a los mercados y no los mercados a nosotros. 

Más todavía cuando nosotros somos jugadores mundiales de producción de alimentos y en eso tenemos una ventaja comparativa grande con otros países productores de commodities, porque no es lo mismo el país que produce materia prima para manufactura, acero, cobre y minerales y hierros, que el que produce alimentos. Aquel que produce manufactura, el que fabrica el teléfono celular, no se lo puede comer, necesita alimentarse, y la demanda de alimentos es constante y crece sí o sí por el solo hecho del crecimiento orgánico de la población mundial. 

– Desde hace varios años el país viene haciendo bien las cosas, por tanto, ¿se puede decir que no le va a costar mantener su calificación en caso de llegar al grado de inversión?

Todo depende de nosotros, todos queremos lo mejor para nosotros, pero siempre tenemos que pensar que tenemos que crear un sistema que vaya en beneficio de todos y no de unos pocos. El modelo que tenemos es exitoso y va a continuar siendo exitoso en la medida en que se apliquen las mejores tecnologías y sea un modelo sustentable y compatible con el medio ambiente, que se preserve los recursos ricos que tenemos.

Yo veo con mucho agrado muchas iniciativas de cooperativa, sobre todo, que sin necesidad de que sean asociadas, estas personas están haciendo trabajo con pequeños productores que están en la zona de influencia de esta cooperativa, que les traen a trabajar con ellos, esas son las cosas que nosotros necesitamos. 

– Entonces, ¿estamos avanzando y accionando para que nuestro país conquiste nuevos mercados y siga creciendo?

Claro que sí, pero no caigamos en la trampa de la inmediatez. En el ADN del paraguayo está el no esperar, la impaciencia y hasta la desesperación por los resultados inmediatos, pero todo en la vida se construye de a poco y con pasos que se van consolidando ¿De qué nos sirve a nosotros progresar mucho de golpe y retroceder mucho de golpe?.

Acá el impacto se sintió mucho, pero hay posibilidades de recuperarnos y lo importante es trabajar con aquellas personas que pudieron salir de la línea de pobreza y volvieron a la pobreza, el primer foco, después ir identificando a las personas que están buscando oportunidades.

– Por otra parte, el Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2023 está siendo analizado en el Legislativo. Teniendo en cuenta que es un año electoral, ¿qué tanto debemos cuidar el plan de gastos del próximo año?

Y todo apunta a un diálogo de mucha sensatez, de mucho coraje sobre todo y de mucho sentido de responsabilidad hacía adelante. Yo creo que es el momento de sentarnos a pensar qué vamos a dejar a las futuras generaciones, no hagamos el pensamiento egoísta de decir: “yo todo ahora y que se haga cargo el que viene” porque corremos el riesgo de caer en ese vicio de decir: “no, la culpa la tiene el que estaba antes”, es bastante común esa cultura.

Uno tiene que saber que cuando una administración nueva entra en una empresa, en el gobierno, en cualquier actividad, recibís eso sin beneficio de inventario, tenés que hacerte cargo de lo que recibís a como sea.

– En el PGN 2023 se plantea continuar con el plan de convergencia fiscal. A su criterio, ¿es posible llegar al déficit de 1,5% del PIB en el 2024?

Es uno de los grandes desafíos que tenemos y es lo que conviene hacer, no podemos vivir con una carga de déficit tan grande porque el déficit tan grande obliga a desatender cosas que son urgentes, son necesarias y son imprescindibles para que nuestro país siga en la senda en la que mucha gente tuvo una participación importante. Si apuntamos mucho a dar soluciones inmediatas que no tienen sustento o no tienen posibilidad de sostenerse en el tiempo, le estamos haciendo mucho daño a la gente porque le estás dando pan hoy para generarle hambre mañana, y eso es injusto.

– ¿Qué acciones necesitamos llevar adelante para que el país siga desarrollándose y también reducir el déficit fiscal?

Está comprobado que en toda la región, y sobre todo en Latinoamérica y el Caribe que es la región más castigada por la pandemia, la participación del sector privado es fundamental, por la agilidad que tiene, por la facilidad de resolver los problemas, por el hecho de dar oportunidades de trabajo a la gente. Cuanto mayor sean las iniciativas que se tomen en la parte de infraestructura, mucho mejor, porque va a ayudar a que la gente recupere trabajo y el efecto de la recuperación sea más rápido. 

– Por otro lado, ¿podemos seguir creciendo con este modelo actual que tenemos?

Yo creo que sí, porque aparte de eso se está comenzando a diversificar la generación de crecimiento económico en Paraguay, nos estamos consolidando en lo que nosotros somos buenos y estamos encontrando otros espacios para seguir desarrollándonos. 

Te puede interesar

Pros y contras del actual auge de commodities: ¿Es el mismo fenómeno que el boom de los 2000?

La suba de precios de las materias primas genera mayores ingresos a los productores, pero resulta en un impacto social negativo por medio de la escalada en la inflación.

Analistas sostienen que la coyuntura actual no es la misma que la del arranque del siglo XXI, ya que ahora se vive un shock temporal como producto de varios factores relacionados con la pandemia.